(Grosby)
(Grosby)

Hoy al anochecer, la comunidad judía festejará Pésaj, la fiesta en la que se relata la historia de la salida de Egipto del pueblo de Israel donde fueron esclavos. Pésaj se celebra principalmente en los hogares, con una cena festiva y la lectura de la "Hagadá," libro que narra la salida de Egipto.

El filósofo Santiago Kovadloff, los Rabinos Uriel Romano y Joshua Kullock compartieron con Infobae sus pensamientos. Además, revelaron recetas típicas de comida judía para la ocasión.

¿Por qué esta noche es diferente a las demás noches? Esa es la pregunta que acompaña de generación en generación a la comunidad judía en la noche de Pésaj. Reunidos alrededor de la mesa y en compañía de la familia y amigos, éste será uno de los interrogantes fundamentales sobre los que girará la festividad en la que se relata el camino del pueblo hebreo de la esclavitud hacia la libertad.

La cena cuenta con una cantidad de símbolos que se irán mencionando a lo largo de la velada siguiendo un orden (o, en hebreo, "seder") específico. Entre ellos, se encuentran las hierbas amargas, un huevo, un hueso de pollo, y una pasta hecha a base de manzanas, nueces y miel llamada "jaroset".

Todos ellos estarán ubicados en un plato ritual, o "keará," que se usa especialmente para la ocasión. "Comemos hierbas amargas por el sufrimiento del pasado, mojamos verduras en agua con sal recordando las lágrimas. El "jaroset" rememorará el color de los ladrillos con los que nuestros antepasados construían en Egipto y también comemos "matzá". Además, se tomarán 4 copas de vinos", explicó a Infobae el rabino Uriel Romano de la comunidad Judaica Norte.

Pésaj se celebra principalmente en los hogares, con una cena festiva y la lectura de la “Hagadá,” libro que narra la salida de Egipto

"Pésaj es para el pueblo judío la fiesta de la educación por excelencia. Es la fiesta de la familia, del encuentro, del diálogo. Lo que hacemos durante Pésaj es incentivar a los más pequeños a que hablen, a que pregunten y ese es el objetivo de la noche", aseguró por su parte el rabino Romano.

Durante 7 días en Israel y 8 días en la diáspora, se prohíbe la ingesta de productos leudados o "jametz". Uno de los símbolos más importante de la noche es la "matzá", o pan ácimo que, por la apresurada salida de Egipto, no llegó a leudar. "La matzá tiene la doble función de ser el pan de la aflicción y el pan de la libertad. Es el pan de la aflicción porque nos recuerda el sufrimiento padecido cuando eramos esclavos pero se vuelve el pan de la libertad cuando aprendemos a compartirlo con quienes menos tienen y más necesitan", afirmó en diálogo con Infobae el rabino Joshua Kullock.

Y agregó: "El desafío de Pésaj es encontrar la forma de transformar el mensaje milenario de nuestra tradición en una guía que nos comprometa a trabajar cotidianamente en todo aquello que ayude a aliviar el sufrimiento ajeno. La tradición judía nos enseña que nuestra libertad trae consigo el deber ético de continuar trabajando por la dignidad de los demás".

Pésaj es para el pueblo judío la fiesta de la educación por excelencia. Es la fiesta de la familia, del encuentro, del diálogo

Una mirada filosófica de Pésaj

El filósofo Santiago Kovadloff, en diálogo con Infobae, explicó: "La significación más sugestiva de lo que puede significar Pésaj es que la idea de la liberación de la esclavitud es una tarea que puede ser emprendida pero nunca finalizada. No se sale de la opresión como quien alcanza una libertad plena. Se sale de la opresión que agobia en busca de una libertad perfectible y que nunca se termina de alcanzar".

"Por eso, en la celebración de Pésaj- dijo Kovadloff- el más pequeño de nuestros hijos pregunta a su padre: 'Papá: ¿por qué la noche de hoy es una noche tan especial?' Y el padre le responde diciendo porque para 'nosotros'. No le dice 'para aquellos que atravesaron la experiencia de verse liberados de la esclavitud de Egipto'. Es decir, que actualiza el sentido de la salida de la esclavitud como una labor, una tarea que debe ser emprendida incesantemente en busca de esa libertad que no nos estimula porque la alcanzamos sino porque siempre podemos avanzar un poco más en pos de lo que ella nos puede brindar".

"Concebir la libertad como algo que puede ser definitivamente alcanzado es presumir que el hombre puede dejar de perfeccionarse y no es así. La nuestra es una especie en proyecto, en tarea. El ser humano es siempre posible, nunca definitivamente real. A la búsqueda de la libertad se llega por la autocrítica que nos ayuda a comprender donde están las limitaciones que proyectamos sobre nuestro vínculo con los otros y sobre nosotros mismos, y la crítica solidaria que permite situarse frente a los demás reivindicando un derecho al diálogo y a la inclusión allí donde no lo hay. El nuestro es un tiempo para que el espíritu de Pésaj pueda ser entendido como búsqueda de un diálogo mayor entre todos aquellos que, teniendo parte de razón, no la tienen toda", agregó el filósofo.

¿En qué seguimos siendo esclavos hoy en día? "Seguimos siendo esclavos de una concepción depredatoria de la tierra que no contempla su preservación. Somos esclavos marginando a nuestro prójimo a la pobreza y la indigencia. Lo somos toda vez que creemos tener toda la razón. Somos esclavos del miedo cuando nos importa mucho más durar que vivir, afirmó Kovadloff.

Recetas de Pesaj

"En nuestra mesa de Pésaj siempre estuvo presente el "guefilte fish" y los "latkes de papa", entre otros platos tradicionales de la cocina judía. Nuestras "bobes" (abuelas) nos transmitieron los secretos y tips de esos platos, como por ejemplo las recetas que vamos a compartir", explicaron a Infobae Andrea Armoza y Cintia Helueni dueñas del restaurante de comida judía "Hola Jacoba" en el barrio de Palermo. Aún hoy las "bobes" de Andrea supervisan cada receta manteniendo intactas las costumbres familiares.

Guefilte fish

Formar una masa con:
1/2 kilo de merluza molida
1/4 kilo de boga molido
1/4 kilo de dorado molido
5 cucharadas de harina de matzá
Sal y pimienta
3 huevos
Agua c/n

Unir todos los ingredientes.

Si se va a cocinar al horno: Se puede formar una especie de budín con las manos en una bandeja aceitada o en una budinera con papel manteca. Introducir al horno moderado en budinera con papel manteca 30 minutos.
Si se va a freír: Formar bolitas pasarlas por huevo batido y luego por harina de matzá y freírlas

Latkes de papa

3 papas medianas pelarlas, rallarlas y escurrirlas
3 Cebollas de verdeo (la parte blanca)
2 huevos batidos
2 cucharadas de harina de matzá
Sal y pimienta a gusto
Formar tortillitas y freír en abundante aceite bien caliente

SEGUÍ LEYENDO