La cirugía de aumento mamario es una de las más pedidas por las mujeres en la Argentina (Shutterstock)
La cirugía de aumento mamario es una de las más pedidas por las mujeres en la Argentina (Shutterstock)

Argentina ocupa la posición 16° entre los países con mayor demanda de operaciones estéticas y reparadoras en el mundo. Entre ellas, una de las más solicitadas por las mujeres es el aumento mamario y en otra escala el relleno de glúteos.

Tanto para la cirugía de mamas como de glúteos, siempre se debe acudir a un profesional graduado con título universitario que pruebe que es cirujano. En una entrevista con Infobae, Esteban Elena ya había alertado sobre la peligrosa tendencia de aplicar toxina botulínica en lugares no aptos como peluquerías. Esta vez, denuncian desde la SACPER (Sociedad Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora) la muerte de pacientes sometidos a la inyección de silicona y aceites industriales en mamas y glúteos.

"Queremos alertar a la población sobre hechos criminales presentados como tratamientos supuestamente médicos, que en forma clandestina se realizan en nuestro país sin el debido control, denuncia sanitaria, mediática o judicial transformándolo en un problema de suma gravedad e impacto social", alertó Elena, y detalló tres puntos sobre estas aplicaciones:

En etapas iniciales las secuelas son menores y el tipo de tratamiento es de menor envergadura. En etapas alejadas y en algunas áreas del cuerpo como la zona de glúteos es muchas veces imposible el tratamiento quirúrgico por la diseminación del material inyectado (iStock)
En etapas iniciales las secuelas son menores y el tipo de tratamiento es de menor envergadura. En etapas alejadas y en algunas áreas del cuerpo como la zona de glúteos es muchas veces imposible el tratamiento quirúrgico por la diseminación del material inyectado (iStock)

1-Estas técnicas la realizan desde personas no profesionales, hasta enfermeros o médicos inescrupulosos con conocimiento de los potenciales riesgos y complicaciones a la que exponen a sus potenciales clientes o pacientes.

2- Operaciones en lugares clandestinos no habilitados, sin las mínimas condiciones de seguridad, realizando procedimientos invasivos que ponen en riesgo la salud de los pacientes.

3- Inyección de sustancias prohibidas, aceites industriales y silicona para un supuesto uso cosmético que producen lesiones gravísimas en mamas, glúteos y otras partes del cuerpo y hasta la muerte de pacientes por embolia pulmonar.

El especialista universitario en cirugía plástica y reparadora Jorge Pedro, también director de comunicación de SACPER, amplió que quienes se someten a este tipo de "cirugías" son personas de bajos recursos que buscan un aumento mamario o de glúteos evitando el gasto de una cirugía segura con prótesis de siliconas de seguridad comprobada desde hace más de 50 años.

El médico Pedro explicó que "las mamas son los órganos que con más frecuencia se inyectan y, además de producir lesiones graves, su diseminación evita la detección precoz del cáncer de mama, principal cáncer en la mujer, indispensable para realizar el tratamiento precoz y curativo de esta enfermedad. Toda la mama se transforma en una masa difusa de tumores inflamatorios alrededor de la silicona inyectada siendo imposible detectar precozmente un cáncer de mamas con ninguno de los métodos modernos (ecografía, mamografía o resonancia magnética)".

Un aumento mamario, de glúteos o un modelado facial o corporal se logran con técnicas exitosas como la inclusión de prótesis de siliconas mamarias cada vez más seguras y accesibles o la inyección de sustancias de relleno reabsorbibles como el ácido hialurónico o tejido graso del propio paciente (iStock)
Un aumento mamario, de glúteos o un modelado facial o corporal se logran con técnicas exitosas como la inclusión de prótesis de siliconas mamarias cada vez más seguras y accesibles o la inyección de sustancias de relleno reabsorbibles como el ácido hialurónico o tejido graso del propio paciente (iStock)

Claro está que el procedimiento de inyectar aceite o silicona industrial líquida en cualquier lugar del cuerpo para lograr la modificación del contorno corporal es ilegal y muy nocivo para la salud. Estos aceites por su estado líquido migran y producen lesiones no solo donde fueron inyectados sino también a distancia generando un daño mayor.

Muchos pacientes que también consultan por este mismo tratamiento se inyectan siliconas en surcos o arrugas en la cara, o para aumentar el volumen de labios o pómulos, con la complicación de tratarse de material no reabsorbible definitivo que con el tiempo produce tumoraciones inflamatorias llegando a producirse fístulas y exposición o salida del material.

Luego de décadas de advertir sobre sus graves consecuencias, son muchos los que se siguen sometiendo a estas prácticas ilegales y siguen llegando a la consulta con graves secuelas.

Los miembros de la SACPER recomiendan que cualquier persona que quiera realizarse una cirugía plástica lo haga mediante una consulta a los centros jerarquizados del país y a los cirujanos certificados por la sociedad
Los miembros de la SACPER recomiendan que cualquier persona que quiera realizarse una cirugía plástica lo haga mediante una consulta a los centros jerarquizados del país y a los cirujanos certificados por la sociedad

Gustavo Schenone, especialista en cirugía plástica y miembro de seguridad de la SACPER, también hizo hincapié sobre esta mala aplicación y detalló algunos puntos a tener en cuenta de estos aceites inyectables en las mamas y glúteos.

– La inyección subcutánea de siliconas o aceites con fines cosméticos podría ocasionar una embolia pulmonar que desencadene la muerte de la víctima. La inyección de siliconas en la cara con fines cosméticos podría ocasionar una embolia cerebral que desencadene una parálisis facial, corporal, ceguera o la muerte.

– Otra zona muy afectada es la región glútea bilateral siendo un lugar de origen de embolias por la inyección profunda de la silicona directamente en las venas de las pacientes. La cantidad de sustancias introducidas en ambos glúteos suele ser mayor de un litro y suele difundirse progresivamente a los muslos, caderas y miembros inferiores.

– Eliminar totalmente la silicona inyectada en los tejidos es imposible sin generar mutilaciones o daños mayores. En el caso de las mamas se llega a la mastectomía bilateral.

SEGUÍ LEYENDO: