(Video: Polémica en el bar, América)

La presencia de Alberto Martín en la mesa de Polémica en el bar iba por otros carriles totalmente distintos, pero bastó que Chiche Gelblung le preguntara por su situación sentimental para que el actor se transformara.

"En estos momentos estoy viudo, desde junio del año pasado", se sinceró.

"Es un dolor horrible. Pero saliendo, despacio. Cuando lo vi a Mariano (Iúdica), que estaba en su camarín maquillándose y me preguntó cómo estoy, le dije saliendo, estoy firme, pero fueron 45 años", agregó conmovido.

"Es muy difícil. Bueno, la gente que de alguna manera le ha pasado algo así, que ha perdido un ser de toda la vida, tiene que comprender que es muy difícil, se te viene la casa encima", subrayó.

"Es una nueva vida", le dijo Pablo Duggan, a lo que él respondió con toda una definición al decir "nueva sí, pero no sé si vida".

"Yo me acuerdo que cuando se murió mamá, mi papá dijo una cosa que me impresionaba, delante de su cuerpo muerto dijo "y ahora cómo me presento?", no tenía manera de presentarse sin ella", intervino Chiche.

"Yo creo que es la primera vez que digo esta palabra. Azzaro me preguntó cuánto hace que no voy a la cancha, hace 11 años que no voy, desde que se enfermó mi esposa nunca más fui a la cancha. Porque íbamos juntos, ella iba a la platea de mujeres, yo iba a la popular y bueno, la cosa cambió mucho. Al que le pasó tiene que saber, y sabe perfectamente, que es muy difícil continuar. Bueno, y punto, no digo más nada", expresó.

"Porque nunca pensás que puede pasar", acotó Gelblung.

"Claro, totalemente. Realmente, yo pensé que me iba yo, ¿no dicen que el acompañante se va primero que el paciente? Yo pensé que me iba yo, pero es así, lamentablemente…Después recuperarse, sobre todo con tiempo, con tanto tiempo", comentó el actor.

"Yo lo que viví en casa es también, si hubiera sido al revés yo creo que mi viejo se quedaba más tiempo, pero cuando falleció mi papá mi mamá enseguida tiró la chancleta, enseguida, acompañó enseguida", narró su experiencia familiar el conductor.

"De alguna manera, el tiempo y la preocupación, las preocupaciones, te van comiendo. A mí el cuerpo me empezó a pasar factura a partir de junio del año pasado, yo no tenía un dolor, no me dolía la cabeza, no tomaba una aspirina, pero qué pasa, estás concentrado en que vos tenés que pelear por alguien", concluyó.

SEGUÍ LEYENDO