El capítulo del lunes de 100 días para enamorarse tuvo como eje central el tema del aborto, luego de que uno de los personajes se practicara uno a escondidas de sus padres y pusiera en riesgo su vida. Durante varias escenas se habló del tema, pero en ningún momento se mostró el punto de vista de quienes están en contra de la interrupción voluntaria del embarazo.

Se trata de Charo (Antonella Ferrari) la ex de Rodrigo (Franco Rizzaro) que queda embarazada y asustada y sin sentirse preparada para ser madre, con apenas 18 años, decide ir a hacerse un aborto, sin tener en cuenta las consecuencias.

Sin haberle dicho a nadie, la joven sufre una hemorragia y su mamá (Leonor Balcarce) la lleva a internar a una clínica para que se recupere, aunque su hija aún no le había contado qué había sido lo que le pasó.

"¿Vos crees que Charo puede irse sola a un lugar para que alguien le hiciera un aborto?", le preguntó Laura (Carla Peterson) a su hijo, que aún sin entender respondió: "No sé más, a mí me cierra todo, me dijo que estaba embarazada, no sé qué le dije, que la iba a acompañar y que iba a estar con ella, nunca la vi así, yo tampoco sé que hacer. No dijo que se iba a hacer un aborto, pero dijo que estaba confundida y no estaba preparada para tener un bebé, después desapareció".

El tema sigue durante varias escenas, incluso los personajes de Juan (Maite Lanata) y Antonia (Nancy Dupláa) se refieren a ello: "Charo tiene derecho a decidir sobre su propio cuerpo, así como yo puedo decidir sobre el mío, no pueden obligarla a transitar un embarazo que no desea".

Aunque en la novela se habla de la importancia de la educación sexual y del peligro que corren las mujeres que se practican un aborto clandestino, en ningún momento se abre un debate, ya que no se muestran  posiciones encontradas, ni se escucha la campana de los "Pro Vida" que entienden que hay vida desde el momento de la concepción.

Sin haberle pedido ayuda ni acompañamiento a sus padres ni a su ex pareja y papá del bebé que llevaba en el vientre, Charo había ido a abortar a un departamento del centro. Al hablar con su madre sobre cómo fue que llegaron a que su ex novia quedara embarazada, Rodrigo contó que se "casi siempre" se cuidaban a través del método, poco confiable, del calendario.

"No tenés que cuidarte solo de dejar embarazada a una chica, hay enfermedades. ¿Cómo puede ser con la educación que tenés? Te tenés que cuidar bien, no con las fechas, te tenés que poner un profiláctico", insistió el personaje de Peterson a su hijo.

Hacia el cierre del capítulo, apareció por primera vez Charo desde la clínica: "Se me vienen todas las imágenes, asociaciones. Perdón la re cagué. No sé qué estaba pensando, fui a un lugar cualquiera, no sé en qué tenía en la cabeza, me trataron como a un perro, pensé que me iba a morir".

Hace un tiempo, cuando el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo estaba siendo tratado en el Congreso, el personaje de Antonia había lucido un pañuelo verde para expresar su apoyo.

SEGUÍ LEYENDO