Después de una temporada teatral con mucho trabajo, Jorge Martínez estaba entusiasmado en volver como actor a la televisión, medio en el que se había destacado en innumerables papeles como en  La extraña dama, El rostro del amor, entre otras. Pero la falta de producciones nacionales y el escaso trabajo para otra generación de actores es una realidad en la televisión de hoy.

En diálogo con Intrusos, Martínez reveló que vivió un mal momento y hasta pensó en quitarse la vida. "Creí que era fácil buscar un trabajo. Llamé a muchos productores y ninguno me contestó, y me agarró una especie de depresión que gracias a Dios y gracias a mí me levanté y salí adelante", comentó.

"En Mar del Plata hice dos obras al mismo tiempo, eso creo que no fue bueno para mí, porque llegué a Buenos Aires y estaba agotado", contestó. "En un momento dije 'bueno, será hora de terminar mi profesión' y hasta lo pensé, ¡mirá cómo estaría! Y después dije 'no, la voy a seguir peleando'. Me di a mí mismo animo", relató el querido actor.

Y confesó una de las realidades que vivió: "Pensé en quitarme la vida. Fue un momento muy fuerte, pero estaba muy muy mal. Fue una idea que se me cruzó por la cabeza y la tuve durante un mes".

Ya superada esa situación, el cronista del programa de América le consultó a Jorge Martínez sobre la entrevista que dio hace unos días Verónica Castro, su ex pareja, que lo trató de "abusivo" y "vividor". "Hablar de algo que pasó hace 37 años me da lástima, porque de alguna u otra forma es una especie de venganza de que yo no haya seguido con ella", respondió.

SEGUÍ LEYENDO