¡Último capítulo! Este martes por la noche, las aventuras de las hermanas Estrella llegaron a su esperadísimo final. Siete meses pasaron desde la boda de Virginia y Javo y Mario (Osvaldo Laport) narró qué fue de la vida de cada una de sus hijas en todo este tiempo.

Virginia (Celeste Cid) dio a luz a Elena en la mismísima cocina del hotel. Miranda (Justina Bustos) logró alcanzar su objetivo y triunfó como cantante sin irse de la Argentina. Federico (Nicolás Francella) la ayudó a que acepte a Mario (Osvaldo Laport) como padre.

Carla (Natalie Pérez) aceptó el puesto que le ofrecieron en un hotel de Nueva York y Lucho (Pedro Alfonso), para poder verla con frecuencia, consiguió un trabajo de comisario a bordo.

Lucía (Marcela Kloosterboer) se entusiasmó con sus cursos de chef, dejó de darle alergia la palabra marido y Mariano (Luciano Castro) resultó el mejor padre para sus mellis.

Flor (Violeta Urtizberea) y Jazmín (Julieta Nair Calvo) se convirtieron en dos madrazas y Violeta y Melisa estaban orgullosas de ellas.

Las cinco hermanas lograron frenar la demolición de los edificios linderos al hotel, al que debieron volver porque las citó Garibaldi para que firmen el cierre definitivo y se lleven su herencia. Pero Mario tuvo otros planes: firmó por ellas, le depositó a cada una la quinta parte del valor del hotel, pero la plata no salió de la venta del inmueble. "No quise hacerlo. Fue lo mejor que me dejó mi viejo y Las Estrellas no se cierran ni se apagan", les explicó en una carta. "Nos deja la plata y el hotel también", informó Virginia para sorpresa de todas.

LEA MÁS