Mario Baudry, a la espera del informe de la junta médica: “Maradona tuvo 14 horas de agonía”

El abogado de Dieguito Fernando Maradona contó detalles de la atención médica deficiente que recibió el ex futbolista en sus últimas semanas de vida

Mario Baudry en el programa de Mariana Fabbiani (Video: Lo de Mariana, El Trece)

La primera pregunta llegó después de que a Mario Baudry le sirvieron los malfattis de espinaca y ricota salteados en manteca de salvia que había elaborado Christophe Krywonis. Entonces Mariana Fabbiani, que ayer debutó en Lo de Mariana, por El Trece, le preguntó cómo estaba la causa de Diego Maradona y el representante legal de Dieguito Fernando Maradona, último hijo del Diez, no esquivó la pregunta. “Ya tendría que estar terminada la junta médica. Ayer vencía el plazo de entrega de la pericia, pero extendió esta semana para presentar por algunos cuestionamientos que dan”, aseguró Baudry para aportar las últimas novedades en relación a la muerte de Diego Maradona, ocurrida en noviembre del año pasado.

“La junta va a dar lo que vengo sosteniendo desde primer día: que tenía una cardiopatía desde año 2000 y que falleció por edema de pulmón que tenía hace cuatro años. Por eso se está planteando el homicidio con dolo eventual”, precisó el abogado. Y ejemplificó en relación al accionar del entorno: “Si alguien tiene un problema, no solo no lo trato, sino que tampoco impido que lo traten”. Además, agregó: “Cuando la sociedad tome conciencia de lo que vivió Diego… Porque terminó durmiendo en un playroom, con baño químico y bañándose con manguera”.

Dieguito Fernando con Diego Maradona (Foto: @dieguitofernandomaradonaok)
Dieguito Fernando con Diego Maradona (Foto: @dieguitofernandomaradonaok)

Consultado sobre aquel entorno, Baudry, que es la actual pareja de Verónica Ojeda, madre del último hijo del astro, apuntó: “Estamos avanzando en la causa para ver quiénes son los responsables. Médicos y no médicos de su entorno. Luque y Cosachof son los médicos que firmaron acta de externación, pero en la casa no había nada, ¡ni termómetro! Por eso se inicia la causa penal. Va el policía ve que se suponía que era una internación domiciliaria pero no había nada”.

En ese sentido repasó: “Diego estaba en un entorno cerrado. Como dicen los amigos a los que no los dejaron llegar. Había rispideces internas, que estaban fomentadas. Lo ves en los audios. Y escuchás lo que los médicos pensaban de Diego... Lo que hablaban entre ellos”. Entonces rescató que su pareja, sí pudo meterse para estar cerca. “Verónica intentó llegar y llegó. Tiene un carácter especial. Al primer día no la dejaban entrar, pero al segundo, entraba”, dijo en relación a lo que le pasaba con el entorno “desde Morla para abajo”.

Mario Baudry almorzando en lo de Fabbiani (Foto: Lo de Mariana, El Trece)
Mario Baudry almorzando en lo de Fabbiani (Foto: Lo de Mariana, El Trece)

Cuando Fabbiani le preguntó qué pensaba de la entrevista exclusiva que Jorge Rial le hizo a Matías Morla, Baudry reflexionó: “Dijo lo que él quería. No lo que la gente quiere escuchar. Si a Diego lo hubieran tratado con un mínimo de cariño, estaría vivo. Tuvo 14 horas de agonía. Diego podría haber vivido en un palacio y lo bañaban con una manguera. Era una internación por adicción, pero le daban cerveza y le molían pastillas para que no molestaba. Si tuviéramos otro tipo de justicia, ya estarían todos presos. Los audios están y la historia clínica. Justicia lenta deja de ser justicia”.

Dieguito Fernando Maradona, en el velorio de su papá, con Verónica Ojeda y Mario Baudry (Tony Gómez)
Dieguito Fernando Maradona, en el velorio de su papá, con Verónica Ojeda y Mario Baudry (Tony Gómez)

Sobre la situación financiera que dejó Diego, sorprendió con datos. “La plata que quedó es nada. Cuatro autos: un BMW –el último, que pagó 6 millones de pesos–, un BMW viejo, otra camioneta H1 y el auto de doña Tota. La casa de Cantilo y un departamentito”, contó Baudry para agregar “las marcas, todo a nombre de Morla en la empresa Sattvica, donde el cuñado de Morla es el vicepresidente de la sociedad”.

Dijo también que Dieguito Fernando no recibió nada de su papá y contó detalles del impedimento de contacto que sufrieron más de una vez. “A Verónica le decían que no lo quería atender. Pero cuando Diego tenía acceso a un teléfono, me llamaba 5 veces en el día para que lo pusiera por Facetime con su hijo”. Y finalizó: “Diego no sabía qué pasaba en su entorno. De hecho, había un container que había llegado un año y medio antes, con cosas que eran para Dieguito, y sacaron todo”.

SEGUIR LEYENDO: