De “Aserejé” a “Macarena”, “El gato volador” y “Mayonesa”: 10 hits que hicieron famosos a sus creadores para luego condenarlos al olvido

Muchos buscaron regresar al anonimato por la presión de la popularidad. Otros, no supieron aprovechar el envión para seguir en la cresta de la ola. Pero todos permanecen en la memoria colectiva por un único éxito. Esa espada de Damocles que cayó sobre los one hit wonder

Las hermanas Muñoz, ex integrantes de Las Ketchup
Las hermanas Muñoz, ex integrantes de Las Ketchup

No fueron 15 minutos de fama sino más bien 3′32″. Eso dura la canción “Aserejé”, casi lo mismo que se extendió la fama en la vida de las hermanas Muñoz: Rocío, Lucía, Lola y Pilar. Un suspiro. Porque esa canción fue un suceso mundial que se evaporó detrás de aquel estribillo impronunciable. Y que para las cuatro, ya no volvería a ocurrir. Tocaron el cielo con las manos para de inmediato precipitarse en caída libre.

El caso de las Muñoz no es excepcional en la industrial musical. Muchos otros artistas saborearon las mieles del éxito pero se quedaron con el sabor amargo de haberse empachado demasiado pronto, quedándose con las ganas de repetir el plato. En todas las décadas se encuentran ejemplos de los one hit wonder, como se denomina a quienes triunfaron con un solo tema para luego desaparecer por diferentes factores, con más pena que gloria.

Sin un orden cronológico, aquí iremos desasnado el camino de los 10 artistas en español que rápidamente cayeron en el olvido. Y sin embargo, todavía siguen latentes en la memoria colectiva por esa canción que se escuchó infinidad de veces en radios, bares y boliches. Algunas, siguen sonando en la actualidad.

“Con una rubia en el avión”, Los ladrones sueltos

"Con una rubia en el avión", de Los ladrones sueltos

La banda liderada por Christian Puga saltó a la fama en 1993 con el hit “Con una rubia en el avión”. El propio Puga no le tenía mucha fe a esa canción que escribió de casualidad, en su casa y para un amigo suyo, que se estaba yendo de vacaciones a Brasil con una hermosa rubia. Nació casi por una broma en un par de horas. Pero cuando los directivos de Sony escucharon el demo, quedaron encantados. Acto seguido, le pidieron incluirla en el primer trabajo discográfico de Los ladrones sueltos, el que también figuraba “No le dijo nada”, una canción que sonó con cierto suceso, si bien no conquistó la popularidad de su compañera de track.

En la cresta de la ola, la compañía le pidió un segundo disco de manera inmediata. Pero Los ladrones... no tenían canciones escritas. Recién un año más tarde salió Segundo asalto, con canciones que Puga tenía de su adolescencia, cuando ni soñaba con dedicarse a la música de forma profesional. El trabajo no colmó las expectativas y meses después salieron del mercado. Lo intentaron años más tarde, pero ya nada sería igual.

“Salta”, King África

King África y "Salta"

Pese a lo que indica el nombre de la banda, los integrantes eran argentinos. Hacían dance y pop latino. En 1993 lanzaron El Africano, cuyo corte difusión fue “Salta”, un verdadero éxito que rompió fronteras. Y se transformó en disco de oro. Fue tal el éxito que nunca más pudieron siquiera igualar lo conseguido.

En Chile armaron una verdadera revolución. En 1995 tocaron en el Festival de Viña del Mar. Un año más tarde de ese show el grupo se disolvió. Cada uno de sus integrantes se incorporó a otras formaciones.

Con excepción del cantante, Martín Laacré, los componentes de King África eran DJs. Pertenecían a un género que en Argentina aun no estaba arraigado. Uno de los integrantes era Ezequiel Darío Szmuszkowiez, más conocido como DJ Dero, aquel que pasó a la inmortalidad luego de que Pappo le dijera que lo que hacía no era música. Y que se buscara un trabajo digno.

“Samantha” y “Póntelo”, Machito Ponce

"Short Dick Man", de Machito Ponce

El verdadero nombre del cantante es Gustavo Radaelli, un rapero argentino que adoptó un acento dominicano y que saltó a la fama luego de editar “Short Dick Man”, en 1995. A la par, comenzó a hacer canciones referidas a la actualidad. Fue así como nació “Samantha”, dedicado a Samantha Farjat, que estuvo involucrada en la causa por drogas y el famoso jarrón, con Guillermo Cóppola como protagonista, y “Póntelo”, con el que buscó concientizar sobre el uso del preservativo.

Tres años más tarde Radaelli desechó a su personaje: “Todo el mundo tiene 15 minutos de fama, yo tuve 16 gracias a Machito Ponce, pero está muerto y enterrado. No quiero que me lo nombren más. Era un personaje muy misógino, que exageraba el machismo”, comentó hace poco.

Hoy su vida dio un vuelco. Se casó, fue padre de dos nenas y más allá de que siguió ligado a la música, pasó a ser un hobbie. Lejos de los escenarios, es gerente en una multinacional.

“Cachete, pechito y ombligo”, Pancho y la Sonora Colorada

"Cachete pechito y ombligo", el éxito de Pancho y la Sonora Colorada

Ambientada en el rock, la banda se creó en santa Fe a principio de los 80. Pero recién una década después un giro les cambiaría la vida: en 1995 saltaron a la fama por el hit “Cachete, pechito y ombligo”, que se transformó en una de las preferidas en cada reunión festiva. El disco a la cual perteneció vendió más de 300 mil copias.

Como sucedió con tantos otros artistas, esa canción se agregó para completar el disco. Estaba de relleno, nadie daba crédito por tratarse de una letra simple, sin contenido. Sin embargo, el ritmo pegadizo la hizo bailable en bares, boliches y salones de fiesta de todo el país.

Francisco Serra, creador y líder de la banda, se alejó de los escenarios en el 2000. Se instaló en Villa Giardino, Córdoba, donde vive con su familia. Con la espuma de la popularidad en baja, buscó nuevos horizontes, más allá de que su pasión por la música siempre lo tiene con el deseo de regresar a la escena.

”Macarena”, Los del Río

"Macarena (Bayside Boys Remix)", de Los Del Río

La banda conformada por el dúo español Antonio Romero Monge y Rafael Ruiz Perdigones se inició en 1962. Si bien incursionaron en la música andaluza, recorrieron el mundo a través del pop y la rumba. Desde sus inicios a esta parte -¡aun siguen en actividad!- lanzaron más de 36 trabajos discográficos. Pero la fama mundial se la deben a “Macarena”, canción que lanzaron en 1993 y pertenece al disco A mí me gusta.

En 2002 la cadena estadounidense VH1 la clasificó como el hit número uno en lo que respecta a las melodías populares. Incluso, de acuerdo al ranking de Billboard, está en el puesto siete entre las 100 de todos los tiempos.

Con el tiempo, los integrantes contaron que Macarena existe: la canción fue compuesta para una mujer. Se trata de una bailaora que conocieron en el 91 en un show de flamenco. “Dale a tu cuerpo alegría Macarena, que tu cuerpo es para darle alegría y cosas buenas”, fue el fragmento que uno de ellos le dije a la joven esa misma noche, sin saber que iba a transformarse en una melodía de las más conocidos.

“Aserejé”, Las Ketchup

Las Ketchup y su "Aserejé"

Las hermanas Pilar, Lola y Lucía Muñoz sorprendieron en el 2002 con la canción del estribillo irrepetible: “Aserejé”. Fueron momentos en los que los shows multitudinarios y las ventas de discos sobrepasaron lo que en algún momento imaginaron. Llegaron a un lugar al que poco artistas suelen pisar.

Sin embargo, de un día para el otro se les vino el mundo abajo cuando el análisis de la canción pasó a estar en boca de todos. Si bien tuvieron una educación religiosa, los encargados de realizar un informe sostuvieron que era una letra satánica y que invitaban a adorar al diablo. Se decía que aserejé significaba “hacer herejía” y que el fragmento “Diego tiene chulería” equivalía a adorar a Lucifer.

Con la popularidad por el piso, en el 2006 disolvieron el grupo y pasaron al anonimato. Ese año editaron Un bloodymary, que pasó por las disquerías sin que nadie lo registrara. Cada una regresó a las tareas cotidianas y la música quedó para los encuentros entre amigos. La vuelta se dio en 2016, tan solo por unos minutos, en un festival al que fueron como invitadas para cantar esa célebre canción que las había hecho populares.

”El gato volador”, El Chombo

"El gato volador", de El Chombo

El artista nació en Panamá bajo el nombre de Rodney Sebastián Clark Donalds. Debutó en 1994, pero sin mayor trascendencia. Sin embargo, siguió insistiendo para intentar llegar a lo más alto. En 1999 lanzó su tercer álbum, denominado Los cuentos de la cripta, cuyo corte difusión fue “El gato volador”.

Se trató de uno de los temas más bailados durante el verano siguiente a su creación. Como suele pasar, el ritmo, ese estribillo pegadizo, le ganó la batalla a la letra, y eso hizo que prendiera en los boliches y paradores de la costa. Su nombre cobró un reconocimiento que traspasó fronteras.

Luego de eso nada volvió a ser igual. Rodney sacó un nuevo trabajo más tarde, pero estuvo lejos de tener la repercusión del anterior. También pasó a hacer colaboraciones. Actualmente se dedica a postear en las redes sociales video graciosos que lo tienen como protagonista.

Loco Mía

Loco Mía

El grupo español integrado por los diseñadores de moda Xavier Font, Luis Font, Gard Passchier y Manuel Arjona fue creado en 1983. En el 89 escribieron la canción “Loco Mía”, tema que les valió cruzar fronteras y convertirse en una de las revelaciones hasta 1992, cuando la banda original se separó.

Antes de que eso suceda, en 1991 pisaron por primera vez Argentina cuando se presentaron en Ritmo de la noche, el programa de Marcelo Tinelli. Un año más tarde volvieron al ruedo con nuevos integrantes, pero ya nada fue igual. El cuarto de hora pasó rápido para la banda que se inició en Ibiza casi por casualidad, como un hobby. En el 93 se separaron y cada uno siguió su camino.

En el 2011, aun con ganas de seguir recorriendo escenarios, se volvieron a juntar y aun perduran en la actualidad. Sacaron nuevos trabajos, pero ya lejos de la popularidad que tuvieron hace 30 años

“La bomba”, Azul Azul

"La Bomba", de Azul Azul

Este grupo creado por músicos bolivianos vio la luz en 1990 en Santa Cruz de la Sierra. El primer álbum lo lanzaron en 1995, un éxito a nivel local, pero no lograron romper fronteras. Eso se dio recién en el 98, cuando editaron El sapo, cuyo corte difusión fue “La bomba”. Como en la mayoría de estos casos, la melodía pegadiza por encima de todo hizo que el éxito sonara a nivel mundial.

La canción escaló peldaños y rápidamente se adueñó de los rankings radiales. En Argentina, fue uno de los temas del verano siguiente a salir a la luz. En los paradores de la costa, en los recintos nocturnos, sonó e hizo bailar a una multitud. La curiosidad, seguramente, es la repercusión que logró en Alemania.

Pero nada de ese fenómeno se repetiría. El cansancio provocado por esa necesidad de reinventarse hizo que en el 2011 se alejaran de los escenarios. El último show fue el 16 de mayo de ese año y se llamó Gracias por siempre.

“Mayonesa”, Chocolate

"Mayonesa" ,de Chocolate

La banda uruguaya se creó a mediados de los 90 sin mayor repercusión. Eran escuchados en su país y no mucho más. Sin embargo, nunca bajaron los brazos en la idea de seguir intentándolo para trascender y dejar una huella. En un lugar en el que el candombe se lleva en las venas, Chocolate intentó fusionar la música tropical con el ritmo autóctono; por eso mismo tuvieron que hacer méritos para asomar.

En el 2000 editaron “Mayonesa”, canción con la que lograron trascender y posicionarse en países europeos en los que nunca hubiesen imaginado sonar. El ritmo, además, venía con un pasito incluido que todo el mundo se lo sabía. Ese disco fue el más vendido en Chile en el 2001 y vendió una singular cantidad de copias en Argentina. Esto lo llevó a conseguir 12 discos de oro gracias a las ventas mundiales.

El cuarto de hora pasó y en el 2003 se separaron para seguir caminos distintos. La mayoría siguió vinculado a la música, pero como solistas o en otras bandas. En el 2005 regresan, pero ya con otro nombre.

“El Baile del Gorila”, Melody

"El Baile del Gorila", de Melody

Su nombre verdadero es Melodía Ruíz Gutiérrez. Nació el 12 de octubre de 1990 en un pueblito de Sevilla, España. Siempre soñó con ser cantante, pero su paso por los escenarios fue breve. Sí se destacó como actriz, pero no cantando.

En el 2001 se hizo conocida, con apenas 10 años, por la canción “El Baile del Gorila”, hit del disco De pata negra. Melody llamó la atención por su voz, pero cuando creció se fue disipando su popularidad como cantautora.

Más tarde lanzó varios discos -cinco en total-, pero con ninguno alcanzó la trascendencia logrado con el que se hizo conocido. Incluso el año pasado largó varios sencillos, pero ya no tiene el caudal de fanáticos como el que cosechó en su debut.

SEGUÍ LEYENDO