Es indígena, aprendió ballet por YouTube y Julio Bocca la becó en su fundación: la conmovedora historia de Agostina Arreguez

Vive en la comunidad de Amaicha, en Tucumán. Tiene 15 años. Y porta desde que aprendió a caminar un sueño que no entiende de límites: dedicarse a la danza. Pero no encontraba quien le enseñara: llegó a viajar 200 kilómetros para asistir a una clase. Y le cerraron más de una puerta, la maltrataron. Ella no se rindió. Y ahora, el futuro le pertenece