La guerra tucumana explota: la peluquera trans que atacó a Gladys la Bomba Tucumana la acusa de “mentirosa, fabuladora y homofóbica”
La guerra tucumana explota: la peluquera trans que atacó a Gladys la Bomba Tucumana la acusa de “mentirosa, fabuladora y homofóbica”


La cantante de música tropical Gladys, La Bomba Tucumana, vivió una situación riesgo cuando el fin de semana pasado una enemiga mediática suya, la peluquera trans Jorgelina Salazar, se subió a un escenario donde ella estaba cantando -en el marco del festival Carnaval solidario- y la increpó violentamente frente al público, lo que obligó a frenar el show para desalojarla del lugar.

Gladys estuvo en riesgo y de allí surgió la polémica por la falta de seguridad en un escenario al que cualquiera pueda acceder y atacar a un artista: “Nadie me avisó; yo estaba asustada -confesó la cantante a Teleshow-. Esa mujer (por Salazar) tiene una mano que es diez veces la mía; me dio pánico. No se quién es, no la conozco. No se por qué ni de qué habla. Ella quiere ser famosa, pero es un ser humano agresivo y temerario. Fue un espanto lo que viví y es lo único que importa acá”, sintetizó.

Pero lo cierto es que la pelea mediática con Jorgelina Salazar se remontaría a la época en que Gladys participó en el programa ShowMatch. Según la enemiga de la cantante, ésta no le permitió su ingreso a la tribuna del ciclo que conduce Marcelo Tinelli, aunque en la productora La Flia lo niegan.

Salazar, una mujer trans que trabaja como peluquera en Tucumán, se defendió tras el violento episodio que protagonizó cuando se subió al escenario y se fue sobre la anatomía de la mujer que popularizó el tema La pollera amarilla. Según ella, Gladys le hizo una seña obscena desde el escenario, lo que la llevó al arrebato de increparla de mala manera tras lograr acceder al lugar donde se estaba presentando.

El susto de la Bomba Tucumana arriba del escenario


“Gladys es una mentirosa, fabuladora y homofóbica -respondió furiosa Salazar al ser consultada por Teleshow-. Ella dijo en un programa de televisión (Los ángeles de la mañana) que yo rompí una tela para entrar y pasar al escenario. Yo tengo acceso a ese lugar porque voy como figura tucumana. Yo no tiré piedras ni ladrillos; no me voy a romper las uñas. Si yo le hubiese querido dar una cachetada lo hubiese hecho, por atrevida. Solo quise preguntarle por qué tanto odio hacia mi persona, porque ella me hizo un 'fuck you’ desde el escenario y a mi me dio bronca. Todo el mundo dice que soy mala persona; pero a mi me costó muchísimo que en Tucumán me respeten como a una mujer. Gladys es una sinvergüenza. Ella dijo que a mi me sacaron, pero yo decidí irme sola. Es una mentirosa. Ella sabe la interna que tiene conmigo. Nunca me llegó una carta documento suya; ella tiene miedo que yo diga una cosa que se. En Tucumán nadie la quiere”; cerró.

Gladys La Bomba Tucumana se había presentado en un show en el marco del carnaval solidario que se realizó en el Club Atlético San Juan, ubicado en Ingenio San Juan, Tucumán. En medio del recital, ocurrió un escándalo cuando la cantante de cumbia se sorprendió al ser increpada por Jorgelina Salazar, una peluquera trans mediática.

El incómodo momento fue captado por personas del público que grabaron con sus celulares. En las redes sociales se viralizó este llamativo episodio. El recital se detuvo por unos minutos hasta que personal de seguridad sacó a Jorgelina del escenario. De manera inmediata, una presentadora volvió a anunciar a Gladys como si nada hubiera pasado.

“¿Qué pasó, chicos?”, preguntó la cantante, enojada por la presencia de Salazar en el escenario. “No sé quién sos”, le dijo a la peluquera trans. “Estoy temblando y tengo miedo. No sé por qué se subió al escenario esta mujer”, aseguró la intérprete de La pollera amarilla.

“Es bruta, es una atrevida, me da muchísimo miedo, yo estoy trabajando. No te conozco, perdón por no conocerte. Deberían sacarla. O te vas vos o me voy yo... Estamos trabajando, yo vivo de esto. Perdón por no conocerte, estoy temblando”, dijo La Bomba, indignada, y unos minutos más tarde retomó el show.

En su cuenta de Facebook, Jorgelina Salazar grabó un video para explicar por qué razón irrumpió en el recital de la cantante. “Quiero pedirles disculpas a la gente por salir a atacar a la señora Gladys muy fuertemente. No le pido disculpas a ella, sino a toda la gente que me sigue”, arranca en su descargo la mediática de Tucumán.

El video de Jorgelina Salazar contra Gladys La Bomba Tucumana


“La señora Gladys es súper homofóbica y ahora nos estamos sacando las caretas. Yo la salí a atacar crudamente porque ella no lo deja ser feliz a su hijo (Tyago Griffo). A pedido de ella, él me comenzó a insultar. Él me pidió ayuda vía messenger y después nos pasamos los teléfonos. Él me preguntaba cómo podía hacer para lograr una aceptación de su mamá”, explicó.

“La homofobia es una enfermedad y ser gay no, ser una chica trans no, ser una chica lesbiana tampoco”, afirmó Jorgelina. “Además, tengo un audio del novio en el que me trata de puto sidoso, si vos querés estar seguro de que tengo HIV nos hacemos unos análisis juntos”, agregó. Por último, la peluquera trans denunció que tanto la cantante como su pareja tienen cargos “ñoquis” en el Estado.

En enero pasado, Gladys protagonizó un escándalo televisivo cuando estaba dando una entrevista con Los ángeles de la mañana. Durante la charla, Andrea Taboada le consultó sobre las supuestas donaciones que iba a hacer con el sueldo que recaudó en su cargo de asesora cultural de Tucumán. La panelista del ciclo de la mañana de El Trece aseguró que había pedido los comprobantes “como ciudadana”. Entonces, Lourdes sugirió que “donara un sueldo del Bailando”.

“¿Y por qué no donás vos, que sos rica? Yo no soy rica. Vos, que tu marido es rico. ¡Donen ustedes! ¿Por qué tengo que donar yo? No pienso donar nada",respondió enojada la cantante, que agregó que “dentro de poco” asumiría un cargo en Cultura. “¿Por qué, tenés algún problema?”, indagó, mientras las panelistas del ciclo se reían por la reacción de La Bomba.

Entonces, Taboada siguió preguntando, a pesar de que la cantante seguía hablando: “¿Cuál va a ser la función? ¡Dale, ¿me contestás? Yo te remo las notas, porque a mí me interesa saber. Yo te la estoy remando...”. Furiosa, La Bomba se sacó el auricular, manifestó su enojo y antes de abandonar el móvil sugirió: “No remen. Cortemos acá. Chau, Angelito. Te quiero mucho”.

SEGUÍ LEYENDO