La palabra de Araceli González sobre la disputa por la división de bienes con Adrián Suar (Video: "Intrusos", América)


“Nunca dije nada en toda mi vida. La primera vez que salí a hablar fue cuando tocaron a Fabián (Mazzei)”.

Tras recibir el alta médica -estuvo internada por una grave infección urinaria, Araceli González salió a responderle a Adrián Suar, quien el miércoles emitió un comunicado en el cual mostró documentos firmados por ambas partes sobre la división de bienes en el divorcio que firmaron en 2005.

La actriz aseguró esta tarde en Intrusos que ella hizo pública la escandalosa disputa judicial que mantiene con su ex marido después de que Griselda Siciliani sugiriera que Fabián Mazzei no trabajaba en Polka porque “no le debe servir a Suar”. Además aclaró que esta batalla legal la tienen hace años, y que incluso existía un acuerdo de confidencialidad.

“Todo es más simple de lo que se cree”, consideró este jueves en el programa que conduce Jorge Rial en América. "Durante todos estos años mi prioridad siempre fue mi hijo (Toto), que está en el medio. Estuvo en el medio hace muchos años en situaciones mucho más íntimas que quizás no salían a la luz. Tratábamos de abordarlo para que crezca y se forme bien. Son cosas que se fueron padeciendo dentro de la intimidad... ", expresó sobre el rol que cumplieron como padres, con problemas de pareja.

Por su parte, detalló lo que indica el documento que firmaron en su divorcio. “El acuerdo dice que cuando él decida vender me paga. Yo quería terminar con esto porque es terminar con mis historia. Hace 20 años que estoy con abogados y mediaciones, tratando de llegar a un acuerdo. Lo que quiero es que cada uno siga con su vida”.

“Hubo tres audiencias, él no se presentó a una, y en la última me dijo ‘Cuando un juez me diga que te tengo que pagar, te pago’”, reveló Araceli sobre la charla que habría tenido con su ex marido en la última mediación, en la que no lograron llegar a un acuerdo.

La disputa por las acciones de Polka

Ese fue el detonante que la hizo seguir la causa en el plano judicial y hasta las últimas consecuencias. “Suar miente diciendo que no existe una deuda porque sí existe”, agregó y lamentó: “Si esto se hubiese resuelto bajo una mediación entre personas adultas, que realmente queremos a nuestros hijos, no estábamos en esta situación, que no me gusta”.

Luego sostuvo que durante mucho tiempo firmó documentos desconociendo el contenido. “¿Viste cuando vos firmás algo y no ves qué está firmado, porque no sabés el valor... Una confía, firma, una no se quiere meter ni reclamar...”, explicó sobre lo que sucedió en ese entonces. Araceli también resaltó que cuando llegó la hora de reclamar lo que le correspondía, todo se tornó más difícil y que “hay cosas” por las que ya no puede pelear legalmente porque abandonó el reclamo legal en su momento. “Las mujeres nos priorizamos para cuidar a nuestros hijos”.

Según su palabra, la mayor disputa fue en 2017 cuando se vendió el edificio de Colegiales (sobre la calle Jorge Newbery) de la productora, que actualmente tiene sus instalaciones en Don Torcuato.

Ella venía de protagonizar Guapas (2014/2015) y Los ricos no piden permiso (enero - diciembre 2016) en Polka. “Me convoca porque yo había retrocedido con las medidas judiciales que veníamos manteniendo. Él me subestimó y pensó que con eso se terminaba, pero cuando terminé Los ricos no piden permiso, hubo una situación que me hizo estar un poco más lúcida (sobre la venta de la productora), hablé con mis abogados con la idea de que se terminara todo esto”, relató y agregó que Suar “nunca quiso hacer la división de bienes dentro de los marcos legales”.

Araceli González habló de su relación con Adrián Suar (Video: "Intrusos", América)


Con respecto a la disputa, lo que ella reclama es la venta del 5 por ciento de las acciones que Suar tiene de su productora Polka. “No sé hoy cuánto está el punto”, indicó y agregó que “el juzgado le está dando un plazo de tiempo para que él lo pague”.

"Yo reclamo lo que me corresponde y confío que la ley me asista. Todo lo que no se puede arreglar de manera armoniosa siempre es violento, porque infinidades de veces intenté hablar con su entorno, con gente que lo quiere mucho, con sus abogados, con sus socios. Les pedía por favor que tratemos de cerrar esto para que cada uno siguiera con su vida", insistió Araceli.

Su hijo, en el medio de ellos dos

Fruto del matrimonio de Araceli y Adrián Suar, nació Tomás, un actor en ascenso que hoy se destaca en Argentina, tierra de amor y venganza, y quien, según dijo él mismo, está “en el medio” de esta situación. “Hay cosas que no se pueden contar, los hijos empiezan a escuchar, a sentir en el cuerpo...”, respondió cuando le preguntaron sobre el rol del joven al que apodan Toto.

“Yo siempre intenté fortalecerlo para todo lo que iba a venir, porque no era un divorcio fácil y porque no era una relación fácil. Él necesitaba estar fortalecido. A veces es muy doloroso decirle la verdad a tu hijo, pero eso lo fortalece”, destacó sobre las charlas que tuvo con su hijo cuando se rompió la pareja.

“¿Fue un buen padre?”, preguntó Jorge Rial sobre el productor. “Eso lo tiene que responder Toto. Si me preguntás si me acompañó, te digo que no, para nada”, respondió la actriz y agregó que hubo momentos muy difíciles: “Yo seguro que para él (Suar) también en algunas oportunidades debo haber sido un monstruo”.

Qué dijo Toto Suar sobre el conflicto legal de Araceli González y Adrián Suar (Video: "Intrusos", América)


Su alejamiento de la televisión

Hasta que volvió a Polka con Guapas, Araceli indicó que estuvo durante siete años ser convocada para trabajar como actriz. “Cuando le preguntaba a productores que me encontraba, averiguaban y me decían que ‘hay un susurro de pasillo, que no son papeles firmados’, que no me dejaban trabajar”.

También se refirió al trabajo de su hija Florencia Torrente, quien tenía una excelente relación con Suar durante el tiempo que estuvo en pareja con su madre y a quien consideraba un padre. “No es loco que Flor no haga televisión. Todo lo que hace es para España, y ahora que va a estar en la TV Pública. Cada uno sufre las consecuencias de sus propios enfrentamientos. Flor está enfrentada con él por decisión propia porque le dolieron muchas cosas que vivió en su momento. Se juntaron, se lo dijo y se distanciaron. Y yo creo que ella todavía está dolida”.

Por otra parte, reiteró que ella reclama por su “cinco por ciento”. “Sé que peleo con leones grandes, pero estoy entera. Tengo muy claro lo que quiero. No quiero confrontar, lo juro por mis hijos y ellos lo saben. Queremos terminar con una historia, es un deseo familiar”, concluyó Araceli González sobre la disputa judicial con Adrián Suar.

SEGUÍ LEYENDO