Luciana Salazar, la actriz que se convirtió en noticia en las últimas semanas por sus tuits políticos, se autodenunció por lavado de dinero. La sorpresa irrumpió hoy en los tribunales de Comodoro Py 2002, mientras todo el mundo estaba atento a las noticias de la transición entre Mauricio Macri y Alberto Fernández.

Una mínima información en la página de sorteos del Centro de Información Judicial indicaba el ingreso de una denuncia radicada esta mañana por el delito 303, por lavado de dinero. La denunciante: Luciana Salazar.

En búsqueda de más información, el objetivo era ahora saber a quién estaba denunciando. Pero fue ahí donde todo se volvió más sorpresivo: “Luli” se estaba autodenunciando. La denuncia cayó en el juez de Rodolfo Canicoba Corral, subrogante en el juzgado federal 12.

Según la presentación a la que accedió Infobae, Luciana Salazar comenzó diciendo: “que vengo a solicitar se inicie investigación respecto a mi persona, toda vez que de acuerdo a los videos que adjunto, la señora Cinthia Fernández el 16/10/19 dijo expresamente ‘cobra, copia y pega’ en el programa de televisión LAM que se transmite por Canal 13. Asimismo la sra. Carla Czudnowsky en el programa Bendita que se transmite por Canal 9 hizo alusión a que cobraría por la publicación de algunos de mis tweets en el informe ‘Todos destrozan a Salazar’ ambas con el mismo sentido, sembrando sospechas respecto a quien suscribe recibiría dinero de todos los argentinos de parte de funcionarios políticos que administran ese dinero”.

Luciana aseguró: “atento a que las manifestaciones” de la vedette y la periodista “estarían mostrando un ilícito de mi parte (…) me veo obligada a solicitar la iniciación del presente expediente a los efectos de determinar si cometí delitos de evasión tributaria y/o lavado de activos”.

En su escrito, asesorada por la abogada Florencia Arietto, Salazar reclamó que Fernández y Czudnowsky presenten “pruebas contundentes”. Según dijo, “su accionar provoca en mi persona un menoscabo moral y patrimonial grave”. “Soy una persona pública que se gana el dinero por los contratos celebrados con marcas y/o productos, es decir que suponer que utilizo dinero de todos los argentinos de manera ilegal (evasión o lavado de activos) hace que quienes pretenden contratarme dejen de hacerlo al tener sospechas que soy una persona que realiza actos de corrupción al recibir dinero del erario público sin declarar para publicar determinados temas en mis redes sociales”, dijo.

Salazar afirmó que eso genera un “menoscabo patrimonial” en su contra y un perjuicio en su carrera pero también “un daño a los cimientos de la República naturalizando que se puede recibir dinero de todos los argentinos sin control y no hay consecuencias jurídicas”.

"Vivimos en un país en el cual existen investigaciones muy importantes y graves por hechos de corrupción y en donde algunos pretenden hacernos creer que da todo lo mismo. Yo no creo que esto sea así. Por ello considero importante sentar un precedente en contra de las sospechas lanzadas livianamente por personas públicas afectando no solo el buen nombre y honor de otras personas sino también generando en la opinión pública un imagen negativa y vinculada a hechos de corrupción que nada tienen que ver con la realidad”, afirmó.

Para terminar su presentación, Luli Salazar pidió que se cite a declarar a Cinthia Fernández y Carla Czudnowsky sean citadas a declarar y presenten pruebas “respecto del presunto cobro del dinero malversado”.

Más tarde, consultada por Jorge Rial en Intrusos, la participante del Bailando agregó: “Me gustaría que se hable con mi abogada penalista porque el tema no es operar sino cobrar. Lo que le estoy pidiendo a la Justicia, es que esas personas presenten a la justicia las pruebas y que la justicia me investigue”

SEGUÍ LEYENDO