Alex Caniggia
Alex Caniggia

“Para mí es un papá, no es alguien famoso. La gente nos pregunta, ‘¿qué onda?, ¿cómo es tener un viejo así?’, pero nada, es un padre. Nosotros íbamos al colegio, no había redes en esa época y en casa era nuestro papá, en la calle sí lo paraban”, contaba Alexander Dimitri hace dos años a Teleshow, sobre cómo era ser hijo de Claudio Paul Caniggia. Desde ese entonces hasta hoy algo cambió en esa relación: "¿Sabés qué? Cambiate el apellido, entonces. Hacelo ya”, le habría pedido en las últimas horas el Pájaro al mellizo de Charlotte.

Junto con su hermana, Alex (26) es el menor de los hijos del matrimonio Caniggia-Nannis (el mayor es Axel, de 29). Gracias a la profesión de su padre creció en Portugal, Italia, Escocia y España, más específicamente en Marbella, donde vivió hasta antes de venir a la Argentina en el 2012 y adonde viaja usualmente. Sus primeros pasos en la televisión los dio gracias a su mamá, que participó del reality Mujeres ricas en el 2010; aunque él no era protagonista del show, le empezó a tomar el gustito a exponerse ante cámaras mostrando excentricidades.

“Mi mamá dice que tengo que esforzarme, que si no voy al colegio, tengo que hacer algo en la vida”, contaba hace casi una década el joven en el programa. Recién dos años después comenzó a hacerse conocido en la Argentina, cuando vino a acompañar a su hermana Charlotte Chantal, que había sido convocada para participar del Bailando.

Sus pocas palabras, su cara seria y la imitación que Freddy Villarreal hacía de él al costado de la pista le gustaron tanto al público y a Marcelo Tinelli, que ese mismo año “el emperador”, como él se hace llamar, fue invitado a bailar en reemplazo de Sergio Maravilla Martínez. En su debut, un joven Alex sin tatuajes en la cara jugó a que no conocía a nadie de los presentes en el estudio, salvo a Antonio Gasalla, en ese entonces jurado, que en más de una oportunidad había entrevistado a Nannis en El mundo de Antonio Gasalla.

La previa de Alexander Caniggia en el Bailando 2012


Cuatro años después, ya mucho más famoso, regresó al certamen de El Trece para participar del ritmo libre de su hermana. Allí los mellizos eligieron la música del Mundial de Italia 90 para homenajear a su papá. Incluso él se puso una peluca rubia para actuar un gol del Pájaro. Algo impensado en la actual situación familiar que encuentra a padre e hijo enfrentados.

El homenaje de Alex y Charlotte Caniggia a su papá en el Bailando


La carrera de Alexander en los medios creció en paralelo a las redes sociales. Mientras sus seguidores aumentaban y generaba polémica a través de sus posteos (subió varias fotos con dólares o malas palabras), él y su hermana fueron convocados para tener su propio reality en la señal MTV, Caniggia Libre, donde, tal cual lo habían aprendido de su madre, mostraban y exponían cada minuto de su vida.

Sorpresivamente, su padre, que no suele dar notas ni hablar de su vida (al menos hasta ahora), participó del show. La aparición del ex futbolista fue en una cancha, donde se quejaba de que su hijo siempre llegaba tarde a los partidos. “Alex es un caradura, arrancó cantando como un poco en joda”, bromeaba.

Al mismo tiempo, ponía fichas en su carrera como cantante. “Siempre al top" y “Barats”, son algunos de los temas más conocidos, aunque sus clips se destacaron más por las polémicas que por lo musical, ya que en muchos se lo veía exponiendo sus lujos o derrochando dólares.

El comienzo de la segunda temporada de Caniggia Libre


Desde que irrumpió en los medios hasta hoy logró popularizar términos como “siempre al top", para resaltar que está en lo más alto del lujo, o “barats". “Ser un ‘barat’ es cuestión de actitud, no de dinero. Ser un ‘barat’ es meterse en la vida de los demás, criticar y sobre todo tener envidia. Personas como Brad, Justin o CR7 sufrimos de los ‘barats’. En resumen, no seas ‘barat'”, explicó en sus redes.

La llegada de Mariana Nannis al país cambió todas las fichas del rompecabezas Caniggia y a partir de ahí se dejó en evidencia la división familiar que existía y que sus protagonistas intentaban ocultar. La mediática dijo en el living de Susana Giménez que había sufrido violencia física por parte de su ex y que venía a rescatarlo. De inmediato, los tres hijos tomaron partido: mientras Axel en silencio apoyó a su padre y Charlotte intentó ser neutral, Alex apoyó fuertemente a su madre.

“Mi padre es un HDP, una lacra humana. Para mí no existe. Amo a mi madre, quien me enseñó a respetar a las mujeres”, dijo el joven en las redes, y días más tarde estuvo en la televisión italiana con su mamá, hablando del ídolo deportivo: “Mi padre solía recogerme de la escuela, luego me dejaba en el auto y me decía que no saliera, mientras se iba con prostitutas”.

Tras las palabras del joven mediático, Claudio le envió un mensaje que se viralizó en las últimas horas en el que le pide que se saque el apellido Caniggia. Parece que aquel homenaje que los hermanos le realizaron al Pájaro en ShowMatch forma parte del pasado.

Actualmente Alex vive en el departamento de un lujoso hotel en Puerto Madero (el mismo donde vive su padre con Sofía Bonelli), aunque por estos días está de viaje por Europa con su novia, Macarena Herrera. Anteriormente salió con su bailarina Sofía Macaggi.

Lo paradójico es que aunque expone todo sobre su vida en sus programas y sus redes, tal cual le enseñó su madre, en definitiva poco se sabe sobre qué le pasa, qué hace, qué piensa y qué siente Alexander Dimitri, más allá de su personaje.

SEGUÍ LEYENDO