El tratamiento al que se tiene que someter la hija de Cinthia Fernández para tratar su problema de crecimiento (Video: “Los ángeles de la mañana”, El Trece)

Mi hija es bajita. Tiene un problema de crecimiento y se lo tengo que hacer tratar. Es un proceso bastante doloroso. Le tengo que hacer un análisis y no estoy preparada psicológicamente”.

Impulsada por su novio, Martín Baclini, la modelo llevó a su hija a que la vea el endocrinólogo Diego Schwarzstein, el mismo médico que trató a Lionel Messi por su problema de crecimiento cuando tenía nueve años.

"Hay que hacerle un estudio que es bastante invasivo. Tengo las órdenes, lo que no tengo es el coraje para hacerlo...”, explicó la ex mujer del futbolista Matías Defederico. Según detalló en el móvil con Nosotros a la mañana, el estudio requiere que su hija permanezca internada todo un día, para que “la pinchen cada media hora”.

Teleshow se comunicó con Schwarzstein, quien detalló en qué consiste el estudio que permitirá establecer un diagnóstico preciso para entonces evaluar qué tratamiento clínico sería el indicado para Francesca.

“Lo primero que quiero remarcar es que no existe ningún tratamiento para ser más alto -advirtió Schwarzstein-. Lo que existen son tratamientos para solucionar los problemas que impiden crecer normalmente. Cada uno de nosotros mide lo que nuestra genérica determina, de manera tal que para que podamos alcanzar ese objetivo tienen que pasar algunas cosas, como la fabricación de proteínas, de hormonas, entre otras”.

“Cuando uno crece normalmente adquiere la talla que tiene que adquirir. Pero cuando hay algún inconveniente que no nos permite crecer normalmente, los médicos ponemos intervenir solucionando ese problema, pero nunca superándolo”, aclaró el doctor.

Según indico Schwarzstein, lo que debe estudiarse es la secreción de la hormona de crecimiento. Para ello, debe realizarse un estudio llamado “prueba de provocación”, en el cual el paciente, efectivamente, debe ser internado para tomarle muestras de sangre cada media hora.

“Esto es porque la hormona de crecimiento tiene una secreción pulsátil. Es decir, se libera de chorritos cortos, y luego se hace un bache. De manera tal que no se puede hacer la extracción a alguna hora en particular. Incluso los picos se producen durante la noche”, se explayó el médico rosarino que trató a Lionel Messi.

Diego Schwarzstein fue el médico que detectó el problema hormonal de Messi (Patricio Murphy)
Diego Schwarzstein fue el médico que detectó el problema hormonal de Messi (Patricio Murphy)

Ya hechas las extracciones “se analiza si hubo un ascenso frente al estímulo”. “Si la hormona subió, indica que que la hormona de crecimiento está funcionando de manera correcta; y si el estímulo no fue satisfactorio, le está faltando hormona de crecimiento”, precisó Schwarzstein, y agregó que el estudio al que deberá someterse Francesca “es de rutina en los chicos de talla baja”. Como todavía no hay diagnóstico, ya que la hija de Cinthia Fernández aun no se realizó dicho análisis, el médico no puede determinar cuál es la causa por la cual la niña de cinco años no crece.

“En caso de que sea un déficit de hormona de crecimiento habrá que realizar un tratamiento parecido al que se hizo Messi”, sostuvo. Desde los nueve años, el actual futbolista del Barcelona debió inyectarse hormonas de crecimiento. Sin embargo, puede que la causa del problema de crecimiento sea otra. “Quizás tiene hipotiroidismo y se soluciona tomando una píldora de levotiroxina”, dijo Schwarzstein.

Además, destacó que una vez que un niño comienza el tratamiento “recupera los centímetros que debía haber crecido genéticamente”. “En este caso, que los chicos son muy chicos, uno puede tomarse su tiempo para observar cómo crecen y no hacer un estudio tan invasivo de entrada -indicó el doctor-. Porque cuando inicien el tratamiento, sea para el problema que presente, en la gran mayoría de los casos les permite recuperar los centímetros que debía haber crecido”.

Las palabras de Diego Schwarzstein refieren a que Cinthia Fernández había dicho que tiene tres años para poder realizarle el estudio a Francesca, ya que ella misma aun no está preparada emocionalmente para enfrentar el proceso que deberá enfrentar su hija: “Yo quiero tener tiempo porque quiero estar antes, explicarle, durante y después”, explicó la bailarina.

SEGUÍ LEYENDO