El Marginal se convirtió en una de las ficciones más exitosas del momento
El Marginal se convirtió en una de las ficciones más exitosas del momento

Sebastián Ortega se animó, después de dieciséis capítulos, a mostrar diez minutos de secuela de El Marginal 1. Se tomó dos temporadas en el medio para volver a unir el tiempo y mostrarnos qué pasó después de la fuga de Pastor (Juan Minujín) en el final del principio de la historia. Y así, anoche, en los últimos minutos de El Marginal 3, hizo que se reencontraran los antagonistas iniciales de la serie, los hermanos Borges (Nico Furtado y Claudio Rissi) con el policía encubierto de la primera temporada con quien tienen varias cuentas pendientes.

Todo queda abierto para El Marginal 4, la que por fin contará la vida después de San Onofre, ya en otra prisión: la cárcel del Puente Viejo, de la que anoche mostraron sus primeras fotos. La reaparición de Minujín en el último minuto del capítulo de ayer es un indicio de que podría recuperar el protagónico de la historia. Pero los reales compromisos laborales hacen dudar si se trata de una participación especial para dejar el gancho o si realmente estará en toda la próxima temporada.

Para saberlo, quizás haya que esperar hasta el 2021. Porque el año que viene Ortega puede guardar otra sorpresa y seguir demorando los trámites, aunque por ahora no hay definiciones oficiales. El propio productor aseguró que habrá una cuarta parte. A nivel marketing, la saga es un negocio redondo que Telemundo -la compañía internacional que compró Underground- no querrá perderse. La venta de la serie para su difusión en streaming a través de Netflix y del formato para hacerse en otros países, como ya sucede en México, asegura grandes divisas, aún resintiendo la trama.

Nicolás Furtado y Claudio Rissi
Nicolás Furtado y Claudio Rissi

La tercera temporada que terminó anoche fue, paradójicamente, la más fuerte en contenido y al mismo tiempo la más light argumentalmente. Los ocho capítulos solo mostraron presos peleando contra presos para ver quién era capaz de la mayor salvajada de alimentar el morbo popular. Después de comerse la oreja de un recluso en una lucha, cortarle las falanges de los dedos a otro, mostrar una escena de sexo prácticamente explícito, hacer correr sangre a raudales y enterrar vivo a Diosito (Furtado), la historia volvió al punto de origen y ordenó el reloj cronológico de los hechos hasta llegar a la unión de tiempo y espacio.

Pero los creadores de El Marginal se debaten entre ir directamente por la cuarta parte o abrir una historia paralela el año que viene: un spin-off sobre el personaje principal de la historia, Diosito, mostrando su vida antes de ir preso en la cárcel de San Onofre. De esta manera, buscan ir aún más atrás en el tiempo, a falta de seguir mostrando hacia adelante. Si bien no hay confirmaciones en este sentido, es una posibilidad que agrada a Sebastián Ortega.

Juan Minujín, protagonista inicial de la saga, protagonizará el año que viene Volver a empezar, una comedia romántica con Carla Peterson, para la cual se avanza en la negociación de los contratos y el armado de la historia. De confirmarse el proyecto, el actor estará grabando una tira para Telefe y resulta dudoso -aunque posible- que también grabe, en simultáneo, la cuarta parte de El Marginal. De suceder, podría abarcar toda la temporada o solo aparecer en el primer episodio a modo de participación para cerrar la historia de Pastor y dedicarse a la tira. Pero si dicha secuela quedara para el 2021, no se superpondrían sus trabajos si el año que viene Ortega se dedica a contar el spin-off sobre Diosito.

Juan Minujín podría volver a la cuarta temporada
Juan Minujín podría volver a la cuarta temporada

Como fuera, y especulaciones aparte, lo que queda claro es que El Marginal es un producto de alta calidad televisiva y tiene, además, vida asegurada por los múltiples recursos que plantea, el atractivo de sus personajes, la factoría técnica de lujo y el argumento pendiente: cómo los hermanos Borges se adaptan y recuperan poder en una nueva cárcel, mucho más pesada que la anterior, después de reencontrarse con su peor enemigo.

SEGUÍ LEYENDO