Mensajes por la crisis en Venezuela, una humorista abucheada y el regreso de los Backstreet Boys: lo que dejó Viña del Mar 2019 (EFE/Jose Miguel Caviedes)
Mensajes por la crisis en Venezuela, una humorista abucheada y el regreso de los Backstreet Boys: lo que dejó Viña del Mar 2019 (EFE/Jose Miguel Caviedes)

El Festival de Viña del Mar cerró anoche su edición número 60 con la presencia de destacados artistas internacionales como Marc Anthony, David Bisbal, Raphael, Sebastián Yatra y Wisin y Yandel, y marcó el regreso a los escenarios latinoamericanos de la famosa banda Backstreet Boys. Como todos los años, los espectadores rieron con la presencia de destacados humoristas sobre el escenario, pero la comediante Jani Dueñas fue abucheada y tuvo que interrumpir su presentación. Además, muchos artistas aprovecharon la ocasión para enviar sus mensajes de apoyo para el pueblo venezolano en medio de la crisis que está viviendo el país con el segundo mandato de Nicolás Maduro.

El tradicional festival chileno contó con la conducción de la periodista María Luisa Godoy y el presentador Martín Cárcamo y se llevó a cabo en el Anfiteatro de la Quinta Vergara, con capacidad para unas 20 mil personas. El jurado estuvo compuesto por Becky G, Sebastián Yatra, Camila Gallardo, Carlos Rivera, Yuri, Constanza Santa María, Álvaro Escobar, Humberto Gatica, María Gabriela de Faría y el ex futbolista Luka Tudor.

Becky G en el tradicional festival chileno  (EFE/ Jose Miguel Caviedes)
Becky G en el tradicional festival chileno  (EFE/ Jose Miguel Caviedes)

"¡Democracia y libertad para Venezuela! Aquí comienza el Festival de Viña del Mar". De esta manera, los conductores dieron inicio a la primera fecha del evento, el 24 de febrero pasado, y le cedieron el escenario al histórico dúo reggaetonero Wisin y Yandel para que interpretaran su canción Como antes.

"Que levante la mano todo el que se siente orgulloso de ser chileno", gritó Yandel, buscando generar un clima cálido en el público. Luego, interpretaron sus más famosas canciones, como Abusadora, Escápate conmigo, No me dejes solo y Noche de sexo.

El humor tuvo en Felipe Avello a su primer intérprete, que recibió una respuesta positiva del público. Finalmente, Sebastián Yatra, uno de los artistas más esperados, cerró la primera jornada. Se puso la camiseta de la Selección de Chile, cantó sus temas más conocidos y también se refirió a la crisis en Venezuela.

El colombiano Sebastián Yatra  (CLAUDIO REYES / AFP)
El colombiano Sebastián Yatra  (CLAUDIO REYES / AFP)

El músico colombiano presentó sobre el escenario a un grupo de venezolanos que se tuvieron que ir de su país y dijo: "Ellos, como millones de otras personas, tuvieron que dejar su tierra y sus seres queridos por un régimen miserable. Nicolás Maduro tiene que parar ya. Hace una hora tuve la oportunidad de hablar por teléfono con el presidente legítimo de Venezuela, Juan Guaidó, y entre todos lo felicitamos porque hay una nueva luz, un punto de quiebra. Venezuela, ¡ni un paso atrás! Exigimos libertad para el pueblo. ¡Gloria al bravo pueblo de Venezuela!"

La segunda fecha del Festival de Viña del Mar abrió con el show de Raphael, quien hizo un repaso por su carrera junto a los 60 músicos de la Filarmónica de Chile, con un show que recibió la aprobación del público.

El comediante chileno Dino Gordillo fue el encargado del segmento de humor. Fue un día más que especial para él, no solo por haber celebrado su cumpleaños número 59, sino porque le propuso matrimonio a su novia. "Ella es la más importante de mi vida", le dijo a su pareja, y se emocionaron juntos sobre el escenario.

El cierre de la jornada estuvo a cargo de la mexicana Yuri.

La tercera jornada del festival fue a lo grande: Marc Anthony interpretó algunos de sus temas más famosos, como Y hubo alguien, Valió la pena y Flor pálida. "No hay lugar en el mundo donde me sienta como en Viña del Mar", dijo el puertorriqueño.

Jani Dueñas, la única comediante mujer de esta edición del festival, fue la encargada del segmento de humor. La chilena protagonizó un momento que será recordado por mucho tiempo, y no precisamente por haber sido uno bueno. Durante su show, lo que decía no despertaba risas, sino murmullos, que se fueron convirtiendo en silbidos y gritos de reprobación. "Sororidad, qué linda palabra, ¿no?", preguntó, intentando conseguir el apoyo femenino, pero fue en vano.

"Las feminazis no existen. Los nazis, sí. Los nazis volvieron, ¿escucharon? Déjenme contarles esto, por favor", pidió. Ante la respuesta negativa del público, dijo: "Se veían tan bonitos cuando entré a este escenario… Lo voy a contar igual, porque nadie me está viniendo a salvar. Esto es un abandono total". Ante estos comentario, ingresaron los animadores del festival, que le preguntaron si quería continuar, y ella, por supuesto, dijo que no.

Jani Dueñas no la pasó bien en Festival de Viña del Mar (@24HorasTVN)
Jani Dueñas no la pasó bien en Festival de Viña del Mar (@24HorasTVN)

David Bisbal cerró la fecha con un show que encendió nuevamente al público y, al igual que otros colegas suyos, se refirió a la situación en Venezuela al hablar del hijo que dentro de menos de dos meses tendrá con su esposa, la modelo y actriz caraqueña Rosanna Zanetti: "Mi sueño es poder llevarlo a una Venezuela libre pero no sin antes haberlo traído a Viña del Mar. Pero también lo voy a llevar a Venezuela, a Valencia, a Caracas…"

La siguiente jornada contó con la apertura del mexicano Marco Antonio Solís, quien retrocedió 13 años para hacer bailar a la Quinta Vergara con Dios vendiga nuestro amor. "Hay que expresarse. Hoy lo vamos a hacer cantando. Gracias por recibirme así", dijo el reconocido cantante. Y dejó su mensaje: "Abrazos y ánimo para Venezuela. Hoy más que nunca".

El comediante argentino Jorge Alís, que abrió la era del stand up en Viña del Mar tenía una tarea muy dura: hacer reír al público después del fracaso de Jani Dueñas. Sin embargo, no tuvo ningún problema para lograrlo.

El mexicano Carlos Rivera fue el encargado del cierre con algunos de sus temas más conocidos, como Regrésame mi corazón y Recuérdame, la canción que se hizo famosa por la película Coco.

El día siguiente estuvo marcado por la presencia sobre el escenario de los Backstreet Boys. La histórica banda pop se reencontró con el público latinoamericano con cinco cambios de vestuarios, coreografías para cada tema y un elenco de diez bailarines. Nick Carter, Howie Dorough, Kevin Richardson, Brian Littrell y A. J. McLean demostraron que siguen estando a la altura de las circunstancias y deleitaron al público con sus históricos temas.

Luego fue el turno del comediante Mauricio Palma y el cierre estuvo a cargo de la cantante chilena Camila Gallardo, conocida como Cami, que fue muy bien recibida por su público.

La última noche comenzó con el show de Bad Bunny y su canción Estamos bien. El puertorriqueño, uno de los artistas latinos del momento, hizo un repaso por sus temas más conocidos y se despidió ante la ovación del público chileno.

Entonces hizo su aparición en escena el comediante cubano Bonco Quiñongo, quien tuvo una performance sin pena ni gloria, con tibios aplausos de parte de los espectadores.

Finalmente llegó el momento más esperado de la noche de la mano de Becky G. Con Mayores, Sin Pijama y sus hits del momento hizo bailar a todos los presentes y le puso el broche de oro al festival.

SEGUÍ LEYENDO