La historia de la televisión a través de sus ojos. Es lo que se ve cuando se repasan una por una las aperturas del programa más popular de la Argentina. Es que año a año VideoMatch fue experimentando con formatos, tecnologías, juegos de color, efectos especiales. Marcelo Tinelli como si fuera un gigante paseando por Buenos Aires, el elenco humorístico flotando en La Boca, Los Beatles conversando con el conductor, videos animados…

30 años de aperturas: cómo fueron los comienzos de VideoMatch desde 1990 hasta hoy
30 años de aperturas: cómo fueron los comienzos de VideoMatch desde 1990 hasta hoy

Con los años, lo más moderno: mappings, coreografías en plena calle, cientos y cientos de bailarines. Cada una de ellas trae un recuerdo particular. Un ejemplo: año 1997, la escena comienza con un teléfono sonando y la cámara enfoca varios Martín Fierro (lo que fue ganando hasta entonces el programa). Nadie atiende y salta la contestadora automática. Escuchamos la voz de Toti Ciliberto en el personaje de Riquelme. "Hola Tinelli… Hola… Tinelli atendeme el teléfono". Y segundos después empieza a sonar Vicio, de Los Ratones Paranoicos. ¿Quién no lo recuerda? Acá va:

Hay dos tipos de apertura que han acompañado a la historia de VideoMatch. Unas son las cortinas de inicio de programa, esas que se repetían al inicio de cada emisión. Es lo que se entiende por apertura clásica. Después están las otras aperturas, que aparecieron más adelante en la historia del show y llegaron para quedarse. Son piezas únicas que en un principio funcionaban como pequeñas ficciones cómicas (de ejemplo tenemos está que acompaña acá abajo, con Jim Carrey doblado con diálogo falso -¡un clásico!- para celebrar los primero 1500 programas del ciclo, en 1997).

Después, esas aperturas únicas fueron cambiando. Ya en la etapa de ShowMatch son grandes puestas en escena que combinan partes en vivo con partes grabadas. Se pueden recordar la que empieza en el Obelisco y termina con toda la calle Olleros invadida de bailarines (cuando el programa aún funcionaba en la sede de Ideas del Sur). De esta última época también son otro tipo de piezas, una segunda apertura que suele realizar Marcelo más en tono de ficción y comedia, pero la vida actoral del conductor será parte de otro capítulo de esta historia que habrá que esperar. Por lo pronto, recordemos algunas de esas aperturas.

De las primeras, a lo largo de su historia han sido casi casi siempre con alguna canción emblemática. La que más, Twist and Shout. La canción de Los Beatles es sin duda la cortina musical que identifica VideoMatch. Estaba en la primera temporada y se mantuvo durante años, hasta que en 1995 apareció Vicio, de Los Ratones Paranoicos.

Esta fue la primera apertura. Año 1990, con Twist and shout de fondo e imágenes deportivas divertidas. No participaba nadie del equipo. El programa era anunciado por la marca de cigarrillos Derby y después aparecía el logo de Telefe y VideoMatch como flotando, algo típico de la industria audiovisual de los ochenta y noventa.

Avanzamos en el tiempo y llega la primera y más recordada apertura. O al menos la que dejó una imagen imborrable en la colectiva. Hasta 1992 seguía valiéndose de imágenes deportivas con una modificación: en 1992 entraba a una cancha de fútbol el staff del programa: el Teto Medina, Lanchita Vicio, todo el equipo y las imágenes se alternaban con otras de archivo. En 1993 sucede el cambio. Ya con Claudio Villaruel en el staff de productores, el programa se vuelve eminentemente humorístico y esos humoristas protagonizan la apertura ambientados de la estética Beatles. De hecho, es acá cuando surge la primera escena del vagón de tren con los cuatro fantásticos de Liverpool y Marcelo. De acá es la famosa frase: "Qué pedazo de cabeza".

La primera vez que apareció otra canción en la apertura fue en 1995. Se trató de Vicio, de Los Ratones Paranoicos. En este entonces ya estaban los humoristas más recordados del ciclo. Pachu y Pablo, Miguel Ángel Rodríguez, Toti Ciliberto, Mariana Briski, todos ellos aparecen en la apertura como gigantes paseando por Buenos Aires.

Llega 1998. El año anterior, 1997, la película Men in Black fue la sensación en los cines porteños. Furor por los extraterrestres en la sociedad. La apertura de VideoMatch tomará ese pulso. Y se incorpora una novedad casi a tono de autoburla (y que no podían saber por ese entonces que sería una suerte de presagio del futuro): todo el equipo de VideoMatch, Marcelo incluido, se prestan a una coreografía. Por supuesto, no tienen ni por asomo la complejidad de las coreografías que se ven hoy en Bailando, pero ahí está, Tinelli bailando o, mejor dicho, jugando a que baila. Además, otro gesto técnico: pegan la cara de todos los participantes en cuerpos diferentes. Una vez más, exploraban tecnologías que iban surgiendo.

Comienza el ciclo número 10, el de de 1999. El homenaje es obligado y en la apertura vuelve a sonar la emblemática Twist and shout. La primera escena es la misma que la de 1993: Marcelo comparte un tren con Los Beatles, pero ahora están también, en el camarote de lado, los humoristas. Pintados de blanco y negro, bajan del tren con Marcelo y empiezan a correr por la ciudad, perseguidos por los fans.

Un año después llegó el año 2000. El furor por el nuevo milenio se metió en la apertura del programa, que parecía salida de la saga de Star Wars. También termina con coreografía y se suma un detalle: aparece una marca de gaseosa dando vueltas por el video. La publicidad no tradicional comenzaba ya en esa época a hacerse fuerte en la pantalla. Después, las aperturas de los años que siguen, también explorando formatos.

El año del traspaso: 2005. Tinelli deja Telefe y se va a canal 9. Fue probablemente uno de los comienzos de programa más esperados. El recurso para la apertura fue otra vez la parodia, esta vez con Los Increíbles como protagonistas, la película animada que se había estrenado un año antes. Todo el diálogo pinta a la perfección el escándalo que hubo con el pase de canal. Hablan de lo que hará Telefe para competir (y destruir) a Tinelli en su nueva casa. La referencia es porque en ese entonces el canal de las pelotas planeaba poner tanques cinematográficos de estreno como El señor de los anillos en el horario del flamante y recién bautizado ShowMatch.

Viajamos otra vez en el tiempo. Tinelli ya está en Canal 13, a donde se mudó en el 2006. (Ese año hicieron una parodia con La Era del Hielo de apertura, y luego una entrada al estudio con show a pleno baile). Más tarde llega otra parodia, que es icónica porque el programa al que parodian lo es: se trata de Lost. La serie de las personas que se pierden en una isla fue un furor mundial y abrió la puerta a la época dorada de las series. Tinelli, siempre atento al pulso popular, lo incorporó en su apertura.

Volamos al 2014. Es el regreso del programa después del año sabático que se tomó Tinelli en 2013. Es muy esperado su regreso, y el show que ofrece de apertura marca un punto alto en nivel de producción que luego peleará por sostener los siguientes años. Hay espectáculos en vivo a pleno baile y escenas filmadas a lo largo y ancho de todo el país. El primero que aparece en escena es nada más y nada menos que el Papa Francisco, lógicamente, parodiado.

Y entonces sí, la última apertura que vimos, la del año pasado. Una vez más, a puro show y baile, con las figuras del programa participando y artistas invitados. Qué vendrá este año, habrá que esperar. Pero cada temporada que celebró aniversario hubo algo distinto. Cuando comience su ciclo en 2019 será el comienzo de su año 30 al frente del programa (que contará 29 temporadas, si restamos la que no hubo en el 2013). Va el recuerdo de la última, que será una más. ¿Cuántas aperturas habrá en el futuro? Era imposible preguntárselo en 1990, es imposible preguntárselo hoy.

SEGUÍ LEYENDO