—Maestro, ¿cuál es el secreto de tu serenidad?
—Cooperar con lo inevitable

Betiana Blum tiene esa frase escrita en un papel y todos los días la lee. A los 79 años la actriz es una de las protagonistas de la comedia teatral Mentiras Inteligentes, acaba de filmar una película y no descarta volver a la televisión. En diálogo con Teleshow, habló de su trabajo y contó su secreto para mantenerse vital.

"Enigmático de Fin de Año, ¿dónde estoy? ¿Cancún o Don Torcuato?", escribió la actriz hace unos días en Instagram junto con una foto de ella tomando sol en bikini, en un inflable sobre una pileta y consiguió cientos de "Me gusta". ¿Cuál es su fórmula para mantenerse en forma?

"No soy gimnasta, no quiero ser mentirosa", aclaró Betiana que cada vez que puede hace actividad física: "Cuando estoy con mucho trabajo llego y descanso, no se me ocurre ni caminar, pero cuando como ahora estoy haciendo solo teatro, aprovecho para retomar el gimnasio y salgo a caminar".

Además, desde hace muchos años no come carne. Sin embargo, considera que lo fundamental es la predisposición: "Si estoy mal me aburro, no va conmigo estar mal, es algo natural que tengo. Recuerdo cuando era chica una señora le dijo a mi mamá, '¿se dio cuenta que su hija siempre tiene una sonrisa en la cara?' y eso me quedó y me lo traje".

Aunque se reconoce una mujer con temperamento, dijo que eso hoy prefiere dejarlo para la actuación y no para la vida. Dicha determinación es de fundamental importancia a la hora de estar bien: "No me gusta discutir, cuando alguien me agrede me quedo callada porque, ¿hasta dónde puede llegar eso? Hay algo que me dice '¿a dónde va? si esa persona no va a reflexionar'".

"Tengo una fotocopia de una frase que me pareció maravillosa: 'Maestro, ¿como hace usted para lograr tanta serenidad? Cooperando incondicionalmente con lo inevitable'. Es decir, no lo vas a evitar, hace lo que puedas para que vaya por el mejor lugar, hay gente que necesita el drama o culpar al otro".

En su tiempo libre… "Mi pasatiempo preferido es no hacer nada, soy contemplativa, cosa que es un peligro, pero nací así. Me gusta la naturaleza, gracias a dios vivo en frente al Botánico así que cruzo y me voy a caminar".

Otra cosa que le encanta es pasar tiempo con Renzo, su nieto de diez años:  "Es un placer estar con él,  estoy feliz de que sea un niño educado, se divierte. Es muy bello como persona. Es un agradecimiento a la vida, es el regalo más grande de la vida".

Mentiras Inteligentes

Betiana acaba de reestrenar Mentiras Inteligentes en el teatro Astros, con Arnaldo André, Mariano Martínez y Flor Torrente: "En esta etapa los vínculos están más aceitados y estamos felices, la gente se ríe sin parar. La obra muestra mentiritas que no son piadosas, son inteligentes, juegan para mi lado. No nos damos cuenta cómo este tipo de mentiras nutren nuestras vidas ni las computamos como mentiras y así va la vida  y qué pasa cuando alguien en el momento de ver el riesgo dice una verdad".

Siempre identificada con la comedia, según ella la pieza genera una "risa que es como una cosquilla", ya que la gente se identifica. Yo amo el humor y me gusta como punto de reflexión: a veces sale de situaciones de la vida que a son fuertes como en Esperando la carroza, que se muestran cosas espantosas, pero está la mirada del director".

Sobre si tiene cosas de la madre que encarna, dijo: "Es inevitable que tengamos cosas de cualquier personaje, uno conoce todo. No somos asesinos pero tenemos pensamientos esa es la dirección".

Por primera vez luego de tres temporadas, Betiana pasará el verano en Buenos Aires (años anteriores estuvo en Carlos Paz y en Córdoba Capital), y se presenta de miércoles a domingo con Mentiras Inteligentes en el Astros. A la actriz la espera un gran 2019: se estrenará El día que me muera, la película que terminó de rodar en el 2018 y recibió llamados para hacer televisión.

SEGUÍ LEYENDO