El jurado del "Bailando 2018": por qué no

El tramo final de "ShowMatch" es un buen momento para marcar algunos errores que tuvo el nuevo jurado del ciclo más popular de la Argentina

En primer plano, Ángel De Brito y Laurita Fernández; allá lejos, Marcelo Tinelli (Foto: LaFlia / Negro Luengo)
En primer plano, Ángel De Brito y Laurita Fernández; allá lejos, Marcelo Tinelli (Foto: LaFlia / Negro Luengo)

Porque Marcelo Tinelli se dio cuenta de que algo le faltaba al nuevo jurado del Bailando en el mismo día que hizo la foto con sus integrantes, según cuentan sus allegados.

Porque Laurita Fernández, que brilló en el teatro, en el jurado fue solo funcional para recibir agresiones de las participantes. La pelearon todas: Soledad Fandiño, Mica Viciconte, Flor Marcasoli, Lourdes Sánchez y Flor Vigna, entre otras enemigas de la novia de Nicolás Cabré.

Porque Flor Peña estuvo incómoda todo el tiempo , con más ganas de irse que de remar el programa. En varias ocasiones amenazó, pero nunca cumplió con la promesa de dejar su silla.

Porque la presencia de ex jurados para reemplazar a Peña o Laurita (Pampita Ardohain y Nacha Guevara) demuestran que el nuevo jurado jamás arrancó, y la producción tenía nostalgía de las ex integrantes.

Pampita junto a Marcelo Polino y Laurita Fernández, durante su regreso al “Bailando” (Foto: Instagram)
Pampita junto a Marcelo Polino y Laurita Fernández, durante su regreso al “Bailando” (Foto: Instagram)

Porque tanto Marcelo Polino como Ángel De Brito jugaron el rol de villanos para tratar de darle picante al jurado, pero ni con eso alcanzó para que el nuevo tribunal brille como en otras épocas.

Porque la pelea de De Brito y Flor Peña mostró la grieta en el jurado. Ella lo acuso de maltrato; él, de hacerse la víctima. Una discusión en la que no ganaron ninguno de los dos.

Porque durante el programa se hizo referencia a Moria Casán casi día por medio, claro síntoma de que las nuevas integrantes no lograron instalarse.
Porque inventaron el BAR solo para crear un contra cara y darle algo de pimienta al jurado. Y tampoco ese ida y vuelta terminó de funcionar.

SEGUÍ LEYENDO