Los looks del verano: las celebridades que hacen lo que pueden

Los eventos se multiplican en las temporadas de Mar del Plata y Carlos Paz. Y los famosos adaptan su estilo a lo que llevaron en la valija. El asesor de imagen Fabián Medina Flores los analiza, en exclusiva para Teleshow

Fabián Medina Flores
Fabián Medina Flores

Fátima Florez y Norberto Marcos

Un robe manteau como vestido es una gran elección de los 90 que hoy volvió. Fátima lleva muy bien el colorado, aunque otros zapatos irían mejor en lugar de sus boca de pez. Su marido está correcto -por color y elección- para asistir a evento de verano. Hoy… ¡sí!

Magui Bravi

Mujer joven y bella, con un cuerpo increíble y una piel aún mejor. Pero fue por una curiosa elección: parece una bailarina que va a audicionar… ¡Mague mejores looks! Eso sí: manos y make up, impecables.

Adabel Guerrero

Es una mujer joven bella y con un excelente cuerpo. Y en estos meses disfrutando de su maravilloso embarazo. Así que es muy meritorio que Ada se haya lookeado y subido a esas maxibotas sexies. Y por más que el color recortó su figura, es un buen look. Hoy, sí.

Diego Reinhold

Un gran artista cuando asiste a otro show deja en evidencia su estilo. Hasta la cintura, con remera estampada y chaqueta, Diego estaba correcto. Pero el pantalón, con tanta información, acortó su figura. Y eso lo reafirmó con su calzado. Hoy, ¡no!

Adrián Navarro

Lamento mucho que obliguen a ir a un evento a un actor como él. O que le hayan avisado mientras pasaba caminando por la puerta, rumbo a un ensayo. Asistió… ¡¿así!? Hoy, no.

Marcelo De Bellis y Gonzalo Suárez

Es una agradable sorpresa ver cómo dos actores estrenan zapatillas, asisten ligeramente relajados a un evento de verano, logrando un look canchero, casual. Los dos, correctos. Hoy, ¡sí!

Fernando Ramírez

Ofrece perlas icónicas como las botas y remera de los 80, la cadenita en su cuello de los 90, los chupines del 2000, y ese sombrero que en la calle Florida se ofrecía en el 2010. Por suerte, su gran talento y su gracia permanecen inalterables al transcurrir de las décadas. Pero hoy, ¡no!

LEA MÁS: