Larissa de Macedo Macado no dice mucho. Pero Anitta, sí. Con tan solo 24 años logró forjar una gran carrera en Brasil y hoy va por una consolidación internacional: ya ha dado sus primeros pasos, y no le fue nada mal. Hizo colaboraciones musicales con Maluma, Alesso J Balvin, entre otros.

Anitta ya tiene récords en venta de discos, en reproducciones de videos y canciones en las diferentes plataformas digitales. Cualquiera podría soñar con eso, pero no esta joven nacida en Río de Janeiro: ella primero estudió Administración de Empresas, porque la música no parecía atraerle demasiado…

Pero hoy, causa sensación en el público teen, siempre bajo una premisa: ir por más.

—¿Cómo estás viviendo este momento a nivel profesional?

—Estoy muy contenta. Pero es un momento muy delicado y especial para mí porque estoy empezando nuevamente. Es un nuevo inicio tanto para mí como para mis canciones: presentando mi trabajo, mi carrera y a mí misma en países donde no me conocen, en otro idioma. Es todo muy nuevo para mí.

—¿Qué es lo que más te sorprende?

—La cultura de otros países, la manera como las personas consumen las canciones, la música, también el idioma porque no hablo español…

—¿Siempre soñaste con todo lo que te esta pasando? Porque comenzaste estudiando Administración de Empresas…

—No creo que sea un sueño para mí. Después, mi carrera quedó muy grande, tuve muchos éxitos, y he estado pensando qué voy a hacer ahora, porque solo tengo 24 años.

—¿Hay más exigencia una vez que se alcanza el éxito?

—Es un desafío para mí porque llegué muy lejos en mi país, muy rápido.

—¿Te genera presión?

—No, presión no. Pero pienso cuál es el próximo paso. Siempre cuando creces en tu vida debes pensar qué es lo próximo.

—Es como una motivación…

—Sí. Entonces empecé con esta historia internacional.

—¿Cómo nacen las colaboraciones con Alesso,  Maluma y J Balvin? 

—Fue un poco natural. Primero cantando en español conocí a Balvin, hace tres años. Hice un remix de "Ginza" para él en Brasil. "Ginza" era muy conocida en otros países pero en Brasil no, porque ya no se escucha tanto el español. Por eso "Ginza" no estaba tan famosa. Hice un remix para él que me fue muy bien.

—¿Ahí te llamó?

—Sí. Y a Maluma yo lo invité. Después con Diplo hicimos "Sua a Cara", que es portugués pero se está tocando en varios países, y estoy muy contenta con esto.

—Al hacer colaboraciones con hombres, te adjudican un romance con ellos. ¿Te molesta que se digan cosas que no son?

—No. Yo creo que es natural que las personas quieran saber de tu vida. Tú eres una persona famosa, entonces creo que es injusto que tú quieras fans, personas cantando, pero no quieras que pregunten de tu vida. Es parte del trabajo que las personas quieran saber lo que haces. Y no es un problema.

—¿No te molesta?

—No, para mí es normal. Estos chicos son amigos, y ahora, hermanos.

—Subiste un video en Youtube y ahí nació tu carrera artística.

—Fui creciendo. Haciendo en Brasil un trabajo y después el otro, con humildad, no teniendo miedo al trabajo. Al contrario, trabajo mucho, y empecé desde el inicio, comprendiendo que tienes que empezar desde abajo. Como ahora, por ejemplo: yo estoy empezando nuevamente desde abajo para subir, como fue en Brasil. Tienes que tener esto en tu cabeza porque siempre es un nuevo empezar.

—Qué interesante que con tantos fans y llenando tantos estadios, digas que tenés que volver a empezar…

Sí. Tengo una fuerza que no tenía en Brasil cuando estaba comenzando: mis fans brasileños, siempre dando fuerzas.

—¿Dónde naciste?

—En Río. Pero todo el país está mandando fuerzas, haciendo que esto sea más gustoso, más fácil.

—¿Qué fue lo más difícil que tuviste que transitar? 

—Hay momentos difíciles en una carrera, como cuando estás empezando, y también cuando ya creciste. Pero yo creo que las partes grandes, que te hayan costado más…

—¿Las valorás más?

—Sí. Porque ahora aprendí.