Y Cacho Castaña sigue apostando al amor… En el mediodía de este miércoles 31 de agosto, el ídolo contrajo matrimonio con Marina Rosenthal en el emblemático "Café La Humedad". Por tercera vez en su vida, Cacho dio sí. Y en esta ocasión el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, fue quien lo casó.

Minutos antes de las 13, los tortolitos arribaron al lugar previsto para la boda.

Guillermo Cóppola y Alfio "Coco" Basile, dos de sus amigos más entrañables, fueron los primeros en llegar al lugar. "Esto demuestra que Cacho está vivo, que está bien. Es uno de los últimos piratas que quedan. ¡Se están hundiendo todos los barcos piratas! ¿Qué le vamos a regalar? ¡Un tubo de oxígeno!", bromeó el empresario. En tanto, el director técnico evitó describir la fiesta de despedida de soltero del cantante. "No comments", respondió, fiel a su estilo. Y destacó: "Nunca lo vi tan enamorado. Marina, en un 90%, le salvó la vida".

Guillermo Cóppola y “Coco” Basile, amigos de Cacho Castaña
Guillermo Cóppola y “Coco” Basile, amigos de Cacho Castaña

Luego de haber firmado la libreta roja, Marina salió a la puerta del Café la humedad acompañada por Guillermo Cóppola: "Es algo que se venía hablando, es para esta fecha que es Santa Rosa y tiene que ver con su mamá. Estamos muy felices, contentos, salió todo muy lindo y para mí lo más importante es que Cacho está feliz. Lo amo y le digo que gracias por hacerme una mujer feliz todos los días".

Además, la flamante esposa contó que ella nunca se había imaginado este día porque nunca en su vida había pensado en casarse. Sin embargo, la boda es algo que hoy los hace muy felices a los dos, aseguró.

La luna de miel será en Chascomús: "Cacho eligió ese lugar para ir a pescar", precisó una allegada. Susana Giménez -una de las invitadas especiales- brillará por su ausencia, ya que se encuentra en su chacra de Punta del Este.

Marina Rosenthal Cabrales -tal su apellido completo- es psicóloga, miembro de una familia tradicional de Mar del Plata vinculada con el café (es sobrina de los fundadores de la marca "Cabrales"). Sí, el café, justamente. Aunque a esta altura, ya nada parece ser casual en la vida de Cacho…