“Avengers: Endgame” muestra una historia atrapante de los superhéroes
“Avengers: Endgame” muestra una historia atrapante de los superhéroes

Tras varias películas individuales de héroes míticos como El Capitán América, Thor, Iron Man y otros menos famosos como Ant-Man o Pantera Negra, de reuniones y fusiones de los personajes Marvel y crear un atlas fílmico en donde todas las historias están conectadas entre sí, llega el capítulo final, la película de superhéroes más esperada del milenio, el final del juego.

Avengers: Endgame es más que tres horas de diversión fílmica, es una declaración de principios de la factoría Marvel, un testamento hecho película, la frutilla de un pastel que cambió las reglas de la industria del entretenimiento y puso a los superhombres surgidos de las viñetas en lo más alto de la cadena alimenticia de la jungla cinematográfica.

(Tráiler de la película)

Y así como el universo cinematográfico de Marvel tiene sus reglas, sus propios tiempos argumentales y tópicos, este final (que dará paso a un nuevo comienzo) se vale de estos trucos para darle vida a un metraje extenso, pero atrapante y un argumento que tras las sorpresas de Infinity War parecía imposible de remontar.

El largometraje presenta a los sobrevivientes del chasquido de Thanos intentando sobrellevar sus pérdidas personales y a la vez entender cómo funciona este nuevo mundo desolado y falto de esperanza.

Los miembros del team de héroes principales tienen a lo largo del filme su momento de lucimiento, en algunos casos de manera individual y en otros formando equipo con uno o varios colegas. En esto hay un gran acierto de los hermanos Russo, que utilizaron toda su sapiencia como narradores para contar historias personales de los personajes, darles su momento de valentía y de redención y que todas las piezas de este enorme rompecabezas formen una fotografía perfecta.

Los miembros del elenco de la película de Marvel Studios ‘Avengers: Endgame’ posan durante una ceremonia en la que plasmaron las huellas de sus manos en el Teatro Chino de Hollywood en Los Ángeles (EFE/Nina Prommer)
Los miembros del elenco de la película de Marvel Studios ‘Avengers: Endgame’ posan durante una ceremonia en la que plasmaron las huellas de sus manos en el Teatro Chino de Hollywood en Los Ángeles (EFE/Nina Prommer)

Visualmente es tan imponente como su predecesora, los efectos no lucen excesivos ni artificiales (un mal de muchas películas de ficción actuales) y el diseño de arte tiene varios puntos altos, como los nuevos trajes ya vistos en el tráiler, que respetan la paleta de colores, pero le dan un aire de sofisticación a sus portadores.

Los Avengers más veteranos lógicamente, y por tratarse del epílogo de una larga familia de largometrajes, tienen especial trato y presencia, participando de todos los subgéneros que la historia transita: aventura, suspenso, acción, comedia y sí… drama.

Párrafo aparte para la poderosa presencia de los personajes femeninos, con la recién llegada Capitana Marvel liderando una punta de lanza emocionante y rupturista. Particularmente existe una secuencia (el espectador la descubrirá fácilmente) que es un fresco y funciona como metáfora del lugar de importancia que ocupan las mujeres en este nuevo mundo que transitamos y particularmente en los cómics llevados al celuloide.

Con pocos puntos bajos, particularmente, algo que puede distraer (sobre todo al público más neófito o no tan pasional) es que a pesar que la tensión no decae nunca, el conflicto argumental podría haberse resulto en una duración más razonable. Y también hay que decir que algunas secuencias melodramáticas abusan de golpes bajos buscando la lágrima fácil. Más allá de estos detalles, hay sin dudas un especial interés por parte de Marvel en que la película funcione como un fan service y vaya que lo hace.

Paradójicamente Endgame no es el final del juego, las semillas sembradas a lo largo de la última década han germinado, los superhéroes y sus cultores, tan vilipendiados en el pasado, se terminan de egresar con este filme, como figuras esenciales ya no solo de la "cultura pop", sino también, del séptimo arte en general. Algo que han logrado y mantendrán "cuesto lo que cueste".

SEGUÍ LEYENDO