Viggo Mortensen and Mahershala Ali, “Green Book”
Viggo Mortensen and Mahershala Ali, “Green Book”

La entrega número 91 de los Oscars ya entró en cuenta regresiva. Tras conocerse las candidatas a los máximos premios del séptimo arte, comienza la ronda de apuestas y predicciones. A diferencia de otros años se ha priorizado el cine de autor por sobre las obras de género, con una grilla de nominados más cercana a la de un festival estilo Cannes que al estilo hollywoodense habitual.

En el rubro actoral, las distintas categorías están conformadas por nombres mayúsculos de la interpretación. Como mejor actor de reparto, Richard E. Grant suena como el favorito del rubro por su trabajo en Can you Eder forgive me?, en donde deberá pelear cabeza a cabeza con Mahershala Ali (ya ganador por Moonlight), quien compone a un músico de jazz en la bella Green Book.

Adam Driver, villano de las últimas Star Wars, ya ha demostrado que es un interprete lleno de matices, y su labor en El infiltrado en el KKKlan lo coloca en carrera. Sam Rockwell lo ganó el año pasado, y aunque encarna de manera magistral a George Bush en El Vicepresidente, parece difícil que la Academia lo vuelva a premiar. Y el veterano Sam Elliott puede convertirse en la sorpresa de la categoría si gana con su labor en Nace una Estrella.

El tráiler de "El infiltrado en el KKKlan"

Como mejor actriz de reparto el galardón parece que será disputado por dos interpretes de la misma cinta,  La Favorita, una oscura fábula real: Emma Stone, una de las preferidas de la Academia (ya ganó por La La Land) competirá con la talentosa Rachel Weisz. La afroamericana Regina King también tienen sus chances por el policial dramático If Beale Street Could Talk. Roma, la sorprendente cinta mexicana de Alfonso Cuarón, también logró colocar una nominada en este rubro: si bien corre desde atrás, Marina de Tavira también dará pelea. Y Amy Adams, como la esposa de Dick Cheney en El Vicepesidente, parece ser una elección de compromiso.

Como mejor actor principal todo indica que el Oscar será para Christian Bale, que vuelve a transformarse para dar vida al protagonista de El Vicepresidente, un personaje picante que lo muestra como uno de los grandes actores de su generación. Quien le dará pelea por quedarse con la estatuilla será nuestro Viggo Mortensen, quien logra conmover en Green Book. Rami Malek es el tercero en discordia; su carismática interpretación en Bohemian Rhapsody le dio un lugar entre los cinco, pero parece tener chances remotas.

La estatuilla como mejor actriz principal sería para Glenn Close: ganaría su primer Oscar por su estupenda labor en La esposa. Su máxima exponente será Lady Gaga, quien en Nace una Estrella conquista al público con su voz y magnetismo. Probablemente gane en el rubro mejor canción, y de esta manera la cantatante se retire de la ceremonia con una estatuilla en la mano. Yalitza Aparicio, de la mexicana de Roma, tampoco debería ser olvidada de la competencia.

El tráiler de "Nace una estrella"

En la sección que premiará al mejor largometraje extranjero todos los números son para Roma, la producción que puede darle a Netflix su primer Oscar importante gracias al trabajo de Cuarón. Su máxima competidora será la polaca Cold War, curiosamente también rodada blanco y negro.

Tras años de gran dominio mexicano en la categoría mejor director con Alejandro González Iñárritu, Guillermo Del Toro y el propio Cuarón llevándose cuatro estatuillas en las ultimas cinco ceremonias, este año también habría acento azteca. Nominado por Roma, Cuarón probablemente reciba uno por dirección de fotografía, dejando este galardón para Spike Lee por su original y muy dura El infiltrado en el KKKlan (sería parte de la corrección política que la Academia viene pregonando desde hace un par de años) o Adam McKay, responsable de El Vicepresidente.

El tráiler de "Black Panther"

Finalmente el premio mayor, el de mejor película, presenta un final abierto entre Green Book, La Favorita, Nace una Estrella y El Vicepresidente. La nominación de Black Panther parece un guiño del jurado para con los que reclaman más premios para las cintas taquilleras, pero parece difÍcil que vaya a ganar. Bohemian Rhapsody sería una sorpresa, lo mismo que Roma, pero este rubro se presenta tan disputado como impredecible.

La verdad será revelada el próximo 24 de febrero sobre el escenario del Dolby Theater en la Meca del Cine.

La mexicana "Roma", de Alfonso Cuarón

SEGUÍ LEYENDO