La serie revive uno de los casos del FBI que ha estado latente durante 70 años, mostrándole a la audiencia cómo un grupo de investigadores realizan una nueva cacería para poder finalmente responder a la pregunta que por décadas ha estado en la nebulosa: ¿sobrevivió Adolf Hitler a la Segunda Guerra Mundial?

A comienzos de 2014, el FBI desclasificó cientos de documentos confidenciales que demuestran que Führer no se habría suicidado, sino que había escapado a Sudamérica después de la caída de Alemania. Un memo del propio J. Edgar Hoover dice: "Los oficiales del ejército estadounidense en Alemania no han localizado el cuerpo de Hitler y no hay ninguna fuente confiable que diga definitivamente que Hitler está muerto".

La nueva temporada de esta serie documental, que se emite todos los lunes a las 23 por History, muestra cómo el equipo investigador, provisto de avanzada tecnología y con la información disponible en los nuevos archivos que el FBI ha dado a conocer, podrá abordar este caso como si fuera la investigación de una muerte en estos días.

Los nuevos capítulos se desarrollan nuevamente en la Argentina, pero esta vez en la selva de Misiones, donde el equipo de investigación liderado por el sargento militar Tim Kennedy va detrás de nuevas pistas sobre la presencia del ejército Nazi y de Hitler en la zona. Tim y Alasdair Brooks, arqueólogo histórico, se reúnen con el argentino Daniel Schavelzon en una misteriosa guarida nazi en la selva misionera donde descubren un nuevo edificio que podría ser algo más que un escondite, podría ser un complejo militar.

Por su parte, desde Los Ángeles, Bob Baer -una de las más respetadas mentes de inteligencia militar en el mundo, veterano de la CIA con 22 años de experiencia-; y John Cencich -el reconocido investigador de crímenes de guerra- vuelven sobre los pasos de Hitler. Desde Berlín, los especialistas Lenny DePaul y Sascha Keil descubren una quinta salida desconocida del Fuhrer bunker, que sería el escape que condujo a Hitler hacia Sudamérica.

Desde la misteriosa guarida nazi o buceando en la búsqueda de evidencia de un submarino perdido, el que podría haber transportado a Hitler hacia Sudamérica, el equipo de investigadores se centrará en pistas verificadas en este nuevo intento por resolver un caso de muerte fraudulenta: seguimiento del dinero, dónde fue visto el sujeto por última vez, reportes de testigos, contacto con personas relacionadas e investigación forense.

LEA MÁS: