Cuando una red de satélites diseñada para controlar el clima global empieza a fallar, un obstinado ingeniero de comunicaciones se verá obligado a trabajar junto a su hermano, con el que lleva años sin tener contacto, para tratar de salvar al mundo de una tormenta de proporciones épicas. Mientras tratan de lidiar con el problema espacial, en la Tierra, se está tramando una conspiración para acabar con la vida del presidente de los Estados Unidos.

Dean Devlin, histórico colaborador de Roland Emmerich, aprendió de éste cómo acabar con el planeta y lo puso en práctica en esta su primera cinta como director. Pero Geo tormenta es más que un filme de destrucción masiva, por el contrario, la cuestión catastrófica sirve de base para hablar de temas más profundos como el calentamiento global y el cambio climático.

Con un trasfondo político, y una subtrama conspirativa, la cinta avanza presentando personajes humanos tratando de solucionar temas mundanos en medio de un inminente Apocalipsis.

Gerard Butler compone un personaje más allá de la acción física, su científico, es un personaje querible, pensante y carismático. Acompañado de un verdadero "dream-team" actoral en el que se destacan Ed Harris (hermético villano), la rumana Alexandra Maria Lara y el mexicano Eugenio Derbez (que tiene su momento de gloria en el filme para beneplácito de los espectadores aztecas).

Más allá del discurso y de cierta actualidad, Geo tormenta es una película pochoclera que no reniega de su condición, por el contrario es un filme de entretenimiento que se disfruta, con buenos efectos digitales, algunas secuencias de alto impacto visual y que mantiene la tensión durante su poco más de 110 minutos de metraje.

Mi Calificación: 7 puntos