El Pollo Álvarez habló del tenso episodio que vivió con la policía: “Pasamos un mal momento e injusto”

El periodista estaba transmitiendo en vivo desde Qatar cuando los efectivos lo interrumpieron y le pidieron documentación

Interrumpieron la transmisión del Pollo Alvarez mientras hacia un movil en Qatar

Este jueves, El Pollo Álvarez estaba haciendo un móvil para Nosotros a la Mañana (El Trece) desde Qatar cuando las autoridades del país anfitrión del Mundial 2022 se le acercaron para interrumpirlo y pedirle que dejara de emitir. El camarógrafo siguió grabando unos segundos más y se pudo ver que al conductor mostrando sus credenciales laborales.

Estas imágenes generaron preocupación entre los televidentes y en las redes sociales comentaron respecto a este episodio. El presentador decidió escribir un mensaje para llevar tranquilidad a todos y aclarar el malentendido que hubo con las autoridades de Qatar.

“Estoy bien, gracias por los mensajes. Pasamos un mal momento e injusto porque teníamos absolutamente todos los permisos y todo en regla pero bueno, ¡una anécdota más! Ya fue para mí, lo que más me importa es que el sábado juega Argentina. ¡GRACIAS POR LOS MENSAJES!”, escribió Álvarez en su cuenta oficial de Instagram.

El posteo del Pollo Álvarez
El posteo del Pollo Álvarez

Cabe recordar que apenas las autoridades lo interrumpieron mientras estaba trabajando, el periodista Nicolás Magaldi, quien está a cargo del programa de El Trece, señaló: “No les gusta que esté grabando, ¿qué vamos a hacer? Banquen que voy a hablar un segundito y sigan ustedes”. Luego, agregó: “No dejan mostrar lo que está pasando ahora, vamos a dejar el aire para cuidar a nuestros compañeros y para que vean cómo es la intervención policial”.

Además, Mariel Di Lenarda, panelista del ciclo, se percató de que la camioneta de donde bajaron los policías que interceptaron a Joaquín -tal es el verdadero nombre del Pollo- era la misma que minutos antes había pasado por al lado del móvil. Magaldi explicó que cada equipo periodístico al ingresar a la sede del Mundial tuvo que registrar el número de chip con el que realizan las transmisiones: “Tienen todo controlado, una restricción permanente”.

Mientras que Paula Trapani destacó que en este móvil, su compañero no tenía la credencial identificatoria que tiene siempre colgada y que tal vez por eso los efectivos decidieron pararlo. “Estábamos haciendo una nota de color, queríamos mostrar la zona y queremos esa imagen y seguiremos mostrando en vivo para cuidar al Pollo y todo el equiopo, ¿cómo no te va a intimidad si es otro idioma? No extrañe que después revisen la cámara a ver si se grabó algo”, agregó Magaldi.

El conductor explicó que tenían todos los papeles en regla y que con ellos también hay un traductor que los ayuda. “Es una cultura diferente y si no pasa nada, me encanta que pase esto porque esto también es el Mundial, por un lado tenés una careta que te dice ‘tenés libertades’, pero hay un control absoluta a la prensa y cualquier expresión de género, de las mujeres… Esto es la otra cara de un Qatar que puso toda la plata del mundo a la FIFA. No nos dejan trabajar tranquilos”, dijo indignado.

Por último, su mujer, Tefi Ruso, usó sus redes sociales para llevar tranquilidad luego del incómodo momento: “Fuera de chiste, se cagó en las patas simplemente porque aunque tuviera todos los permisos, está fuera de casa, estaba en vivo, no se entiende el idioma, es otra cultura y es censura cuando no estaba haciendo nada mal. Después se le pasó, se comunicó conmigo y hasta nos reímos y a los minutos lo volvieron a detener, imposible trabajar y disfrutar un Mundial así”.

Seguir leyendo: