Una participante llegó a La Voz Argentina gracias a la ayuda de su pueblo y sorprendió a Soledad Pastorutti

Soledad Gilabert, que guardó un poncho durante 20 años, contó que pudo viajar a Buenos Aires por el gesto de algunos emprendedores de Neuquén

La joven oriunda de la provincia de Neuquén contó que le pusieron su nombre por La Sole y todos sus vecinos la ayudaron para que pudiera viajar a Buenos Aires

El martes por la noche Soledad Gilabert se presentó en La Voz Argentina, acompañada de su madre y de su hermano. La joven de 24 años origunda de Rincón de los Sauces, provincia de Neuquén, abrió su corazón en el backstage y contó cómo nació su vocación artística luego de sufrir una pérdida familiar durante su infancia. Después de su perfomance logró que dos jurados apretaran el botón rojo y la invitaran a sumarse a sus respectivos equipos, pero su historia personal la llevó a tomar la decisión con certeza y admiración.

“Somos mi mamá y ocho hermanos. Mi papá falleció cuando yo tenía 4 años y creo que el regalo que me dejó fue la música, para superar su ausencia, porque en mi familia casi nadie canta, no hay músicos”, expresó durante la charla previa a la audición a ciegas con Marley. “Me llamo Soledad por La Sole, y aunque no había influencias musicales sonando en mi casa, mi mamá siempre fue fanática de ella”, comentó. Luego explicó que cuando dos décadas atrás la exponente del folclore nacional visitó la localidad neuquina, y ese día su madre compró un poncho que guardó todo este tiempo.

“Andamos de aquí para allá con el ponchito, ahora lo trajo también, así que ojalá que se den vuelta”, auguró con esperanza. Después el conductor le preguntó cómo había sido su viaje a Buenos Aires, y la joven explicó que publicó una encuesta en su cuenta de Instagram -donde supera los 25.000 seguidores- si querían que fuera al casting del reality de talentos de Telefe. “Me empezaron a escribir emprendedores locales de Rincón diciendo: ‘Te regalo una prenda’; ‘Te regalo una hamburguesa con unas pintas’, así con lo que sea; entonces hicimos una rifa con numeros y esa plata fue toda destinada para venir, porque no había otro casting más cerca”.

Soledad Gilabert le contó a La Sole que su madre eligió su nombre para homenajearla y la artista se sorprendió
Soledad Gilabert le contó a La Sole que su madre eligió su nombre para homenajearla y la artista se sorprendió

“Era lo único que me quedaba y así pude llegar, con 20 horas de viaje y otras 10 de espera en la fila”, agregó. Su mamá, María Avelina, agradeció también a todos los vecinos que ayudaron a que el sueño de su hija fuese posible y los mensajes con buenos deseos para esta especial ocasión. Justo antes de subir al escenario, la joven expresó su gratitud y se lo dedicó a todos los que colaboraron con la causa: “Para mí es increíblemente emocionante, porque no pensé que iba a llegar a esto, a que tanta gente me ayudara”.

Durante un minuto y medio interpretó una versión de “Fue culpa de los dos”, canción de Rodrigo Tapari, y cuando restaban unos segundos para que se terminara su actuación, Ricardo Montaner giró su silla, y Soledad Pastorutti también. En el mismo instante en el que la cantante de Arequito apretó el botón, la madre de la participante saltó de alegría y besó aquel poncho que trajo para que les diera suerte. Sosteniendo además una bandera de Neuquén junto a su hijo, escucharon atentos lo que le decían los jurados antes de que comunicara su decisión.

Al momento de elegir, las certezas fueron más que las dudas, y el argumento más sólido lo llevaba impreso en su nombre. “Me pusieron Soledad por ella, y una vez viniste a Rincón y mi mamá guarda un poncho desde que yo tenía tres años, así que me voy La Sole”, celebró, mientras se fundía en un abrazo con la artista, completamente sorprendida. “¡Qué bueno! ¡Y ahora yo tengo para darte otro poncho!”, bromeó la artista, y se acercó a saludar a la familia detrás del escenario.

SEGUIR LEYENDO: