Operan hoy a Tiziano Gravier, el hijo de Valeria Mazza, tras la agresión que sufrió en Rosario: cómo será la intervención

El joven de 20 años está internado en el Hospital Universitario Austral con un edema facial y fractura en el ángulo mandibular izquierdo con desplazamiento y alteración en la oclusión dentaria

Tiziano Gravier
Tiziano Gravier

Tiziano Gravier, hijo de Valeria Mazza y Alejandro Gravier, fue salvajemente golpeado a la salida de un boliche en Rosario. El joven de 20 años de edad sufrió una fractura de mandíbula y fue hospitalizado rápidamente. Luego fue trasladado a Buenos Aires, al Hospital Universitario Austral, institución médica desde la cual dieron a conocer el parte médico horas antes de la operación de este miércoles pasado el mediodía.

“Luego de que se le realizara un examen clínico, se comprobó, mediante estudios de diagnóstico por imágenes, un edema facial y fractura en el ángulo mandibular izquierdo con desplazamiento y alteración en la oclusión dentaria”, indica el escrito que se difundió el martes por la tarde.

Además, aseguraron que será intervenido quirúrgicamente el miércoles luego del mediodía. Y, sobre dicha intervención, detallaron: “Se le realizará una reducción y estabilización del foco de fractura con osteosíntesis rígida -con mini placas de titanio-.” Y que se realizará bajo anestesia general y permanecerá internado en observación clínica.

“Actualmente, el paciente se encuentra bajo tratamiento médico con analgésicos y antibióticos. El Hospital Austral acompaña a Valeria Mazza, madrina del piso pediátrico desde 2006, que, junto a su esposo Alejandro Gravier, comparten la misión de la institución y colaboran desde sus inicios”, cierra el comunicado oficial que brindó el Hospital.

El parte médico que difundió el Hospital Austral
El parte médico que difundió el Hospital Austral

El martes a primera hora, Alejandro Gravier había explicado a Teleshow que su hijo “tiene fractura de mandíbula con un pequeño desplazamiento” y que, luego de trasladarlo de urgencia a Buenos Aires, el miércoles sería operado en el Hospital Austral.

Sobre el estado anímico del joven deportista, el marido de Valeria Mazza aseguró que “se encuentra muy angustiado y shockeado por la situación que vivió, no entiende el por qué del ataque”. La familia unida, como suelen estarlo siempre, esperará el resultado de la intervención.

Por su parte, el abogado de la familia, Germán Pugnaloni explicó que “seguramente le acomodarán la mandíbula y le pondrán alguna placa de titanio. Es lo que se estila en estos casos. La recuperación de este tipo de lesiones es muy lenta”. Además, destacó que “Tiziano tenía que viajar en estos días a Europa a representar a la Argentina porque es un deportista de élite” y describió al joven como alguien que “no toma alcohol” y que “es muy bueno y tiene una personalidad muy tranquila”.

En cuanto al momento del ataque, el letrado aseguró que “Tiziano no cruzó palabras con sus agresores”, sino que “fue hasta la puerta de esta disco a buscar a unas amigas, a unas chicas que conocía de Buenos Aires y como ahora habían coincidido todos en Rosario concretaron este encuentro”.

Tiziano, acompañado por su familia en una competencia (@tizianogravier)
Tiziano, acompañado por su familia en una competencia (@tizianogravier)

“Se estaban retirando y estas personas les dijeron algo, que es gravísimo, tristísimo, le dijeron ‘tincho’, que es algo que hoy se utiliza en la jerga para estigmatizar a un chico de clase media y media-alta. Aparentemente lo han escuchado hablar, tal vez con un tono que no es frecuente para la ciudad de Rosario, y por ese solo hecho lo agredieron y le dieron esos dos golpes de puño que tuvieron esta terrible consecuencia”, amplió en notas con medios televisivos. “Él estaba con uno de sus hermanos menores, con Benicio, y también se ve en las imágenes cómo él, con la mandíbula rota y sangrando, tuvo la reacción de rescatar a su hermano porque no sabía en qué podía terminar esto”, resaltó.

Asimismo, Pugnaloni pidió que “quien tenga algún dato o pueda conocer” a los agresores, “que lo diga porque realmente estas personas tienen que estar detenidas” y anticipó que se va a presentar como querellante en la causa y va a pedir la detención, aunque confió en que “el fiscal seguramente tome la misma decisión porque se trata de lesiones que son de carácter grave para el derecho” y de “un delito que tiene pena de hasta seis años de prisión”.

SEGUIR LEYENDO: