Mirtha Legrand y su primera salida del año: fue al teatro a ver a Adrián Suar y Diego Peretti

Este sábado la diva pudo cumplir con la promesa que había pospuesto por los contagios de la tercera ola de coronavirus

Asistió a El Nacional para una nueva función de Inmaduros

El alza en los contagios de coronavirus, y la consecuente preocupación, obligó a poner una pausa en su agenda, postergando una de sus actividades favoritas: ir al teatro. Mirtha Legrand supo entonces que una vez que la curva se encontrara en descenso -lo que viene sucediendo desde hace unas semanas- retomaría con su costumbre. Y entonces, primero iría por su promesa: ver sobre las tablas a Adrián Suar, quien no protagonizaba una obra desde 2018 (Un rato con él, junto a Julio Chaves).

Vía mensajes de WhastApp, su manera favorita de comunicarse, la conductora mantiene un diálogo habitual con el gerente de Programación de El Trece. Y le había asegurado que estaría en una de las butacas del Teatro Nacional cuando Inmaduros, la obra que protagoniza junto a Diego Peretti, levantara el telón por primera vez, lo que sucedió a mediados de enero. Pero -lo dicho- la variante Ómicron retrasó la visita de Mirtha, que se concretó este sábado 5 de febrero.

A las 20.30, bien puntual, la diva descendió de su auto en compañía de Gino Bogani, la inseparable Elvira y dos amigas. La producción de la obra dispuso un operativo de seguridad especial para que contara con un ingreso limpio, sin que la gente la avasallara. Un trajecito en tono pastel con bordados dorados y guantes y barbijo a tono fue el look elegido por Chiquita, quien apenas ingresó a la sala recibió un gran mimo: el público se puso de pie para ovacionarla. Luego siguió la función muy entretenida para, al concluir, recibir el saludo y el beso de Suar. “Es mi primera salida”, le remarcó Mirtha al actor y productor, micrófono en mano. Y destacando las “risas y carcajadas” que provoca la pieza, advirtió: “Es muy difícil hacer este tipo de comedias, lo han hecho maravillosamente bien”.

Mirtha Legrand y Adrián Suar, al terminar la función; atrás, Gino Bogani
Mirtha Legrand y Adrián Suar, al terminar la función; atrás, Gino Bogani
El afectuoso saludo de Suar y Mirtha
El afectuoso saludo de Suar y Mirtha

La última aparición pública de Legrand había sido el 18 de diciembre en su programa, cuyas riendas tomó Juana Viale desde marzo de 2020 debido a la pandemia. Hacía cuatro meses que no ocupaba el rol de conductora: aquella vez había sido reemplazando a su nieta, quien estaba cumpliendo una cuarentena luego de haber realizado un viaje al exterior. Y contó que su neurólogo le había aconsejado “que trabaje”. Todavía se desconoce qué hará Chiquita este año, en lo que se refiere a la televisión.

Pocos días después de esta última salida al aire Mirtha debió hisoparse por un contacto estrecho: Claudio Cosano había dado positivo. Al concluir la grabación del programa -un día antes de que saliera al aire- se habían sacado una foto juntos. Al fin el resultado dio negativo, si bien de todos modos Mirtha optó por redoblar los cuidados.

Luego de un preestreno en septiembre pasado, Inmaduros cumple con una exitosa temporada en la sala ubicada en Avenida Corrientes 960. Escrita por Juan Vera y Daniel Cúparo, cuenta con la dirección de Mauricio Dayub y la producción general de Adrián Suar y Nacho Laviaguerre. Además del Chueco y Peretti -quienes volvieron a trabajar juntos a 26 años de la recordada Poliladron-, Patricia Echegoyen, Fernanda Metilli, Jessica Abouchain y Carla Pandolfi completan el elenco.

El elenco de Inmaduros, encabezado por Adrián Suar y Diego Peretti
El elenco de Inmaduros, encabezado por Adrián Suar y Diego Peretti

En el argumento, Alfi (Suar) y Fideo (Diego Peretti) son amigos de toda la vida, pero muy distintos: el primero es un publicista que rehúye de cualquier compromiso afectivo, el otro, un psiquiatra muy conservador que acaba de separarse de su mujer desde hace más de 25 años. Alfi buscará ayudarlo a salir de la melancolía y la depresión presentándole cinco mujeres -cuatro reales y una virtual-, provocando entonces una serie de enredos y el lugar para las carcajadas de las que hablaba Mirtha, pero también dándole un espacio a la reflexión acerca del amor y las relaciones sentimentales.

SEGUIR LEYENDO: