Qué dijeron “Gamuza” y otros actores de Cebollitas sobre los supuestos malos tratos durante las grabaciones de la tira

Brian Caruso y Leonardo Centeno, quien interpretó a Hipólito en la tira infantil que se emitió entre 1997 y 1998, se refirieron a la acusación de Juan Yacuzzi, Coqui, quien aseguró que les gritaban cuando salían mal las escenas y que estaban encerrados en un cuartito aguardando su turno para grabar

El elenco de Cebollitas con Coqui (Juan Yacuzzi), Gamuza (Brian Caruso)  e Hipólito (Leonardo Centeno, el de traje)
El elenco de Cebollitas con Coqui (Juan Yacuzzi), Gamuza (Brian Caruso) e Hipólito (Leonardo Centeno, el de traje)

“Pensábamos que era algo normal, que te equivocadas con la letra y que te griten y te caguen a pedos”, dijo Juan Yacuzzi, conocido por interpretar a Coqui en la tira infantil de Telefe entre 1997 y 1998. Hoy, con cuarenta años y un hijo, se da cuenta que no estaba bien lo que pasaba detrás de escena. También contó que tanto en esa ficción como en Chiquititas, había lo que ellos bautizaron “pecera”: “Agarraron un cuartito de 4 x 4 y nos encerraron hasta grabar, estábamos cómo diez horas encerrados, todos juntos, no podíamos salir de ahí, era un caos. Antes estábamos en el bar, en el camarín hasta que dijeron ‘a partir de ahora todos encerrados’”.

Brian Caruso (@bra_caruso)
Brian Caruso (@bra_caruso)

Brian Caruso, que interpretó a Gamuza, papel gracias al cual se hizo acreedor de un Martin Fierro contó a Teleshow su experiencia detrás del set. “La realidad es que nos tenían en un cuartito que era donde comúnmente íbamos todos a para pasar el tiempo. Cuando no tenías que grabar sino te ibas al bar pero no es que nos maltrataban como dice, no es que nos maltrataban completamente, que nos puteaban”, dijo y recordó que al lugar lo llamaban “el corralito”: “Era un cuartito que teníamos para estar ahí, hacer la tarea o lo que quisieras ahí, sino te ibas al bar. Te buscaban en el corralito o en el bar, y había alguien que nos cuidaba. Yo hice giras y todo y jamás sentí que nos faltaran el respeto, que nos maltrataran, jamás”

(@bra_caruso)
(@bra_caruso)

Sobre si fue receptor de retos y gritos, dijo: “Al ser tantos pasa que muchos se dispersan pero no al sentido que nos gritaban, no es tan así”. Aclaró que se trataba de su punto de vista y agregó: “Nosotros que éramos mas chicos teníamos exigencias, aprendíamos la letra, nos portábamos bien, a algunos les constaba mas que a otros pero no es tan tan así como dice Juan. Trabajar con muchos chicos se puede complicar, pero no es que nos retaban o gritaban. Cuando las escenas se repetían genera entre comillas pérdida de tiempo, pero no sentí que nos retaran ni gritaran por eso. A veces se enjaban cuando las escenas se repetían muchas veces, yo no repetía muchas”.

Leonardo Centeno ya había trabajado en varios lugares cuando interpretó a Hipólito en la mencionada ficción. A diferencia de Caruso, él tuvo sensaciones parecidas a las de Coqui y dijo que le parecía “interesante” que se sacara el tema. “A la distancia nos dimos cuenta de que un montón de cosas que pasaban que no estaban bien y en el momento o las veíamos así, estaban naturalizadas”.

En diálogo con este sitio, detalló: “Recuerdo excesos verbales, encontrase con adultos exacerbados y cosas que con el cambio de época no podrían suceder. En todas las series que estuve siendo chico, laburo desde los nueve, vi cosas que tenían que ver con el trato a los niños que no estaban buenas, se sabía que había directores o productores que no tratan bien”.

Si bien él no vivió en carne propia los mencionados retos o malos tratos, dijo que le tocó ver en más de una ocasión a compañeros pasándola mal: “Siempre fui memorioso, no tenía problemas con la letra entonces no daba espacio a que pasara nada pero me acuerdo de ver gente entrar al estudio a los gritos y chicos llorando por cagadas a pedos exorbitantes en varias series, estamos hablando de Cebollitas, pero te puedo nombrar Los chicos vienen cantando donde estuve un año y medio y había situaciones que no estaban buenas”

Leonardo Centeno interpretó a Hipólito en Cebollitas (@leocentenook)
Leonardo Centeno interpretó a Hipólito en Cebollitas (@leocentenook)

“Me pasó tomar consciencia de un montón de cosas a la distancia, muchos crecimos en la televisión empezamos de muy chicos, a Juan lo conozco. Se dio todo muy rápido, estábamos estudiando y te llaman de una serie, de otra, y esta contrastado con un cambio en tu vida de no poder salir a la calle, que todo el mundo te conozca a un nivel extremo, no era menor hacer tele en los ‘90 y en ese contexto estaban naturalizados los malos tratos”, dijo sobre lo que ocurría hace más de dos décadas.

Al ser consultado sobre qué hacían los padres ante dichas situaciones, dijo que muchas veces ellos no estaban presentes ya que estaban en el bar del canal o los dejaban en la puerta y se iban a trabajar también ellos, como era su caso. Aún así, al llegar a su casa, no recuerda contarle a sus padres lo ocurrido ya que estaba todo dentro de lo “normal”: “No puedo creerlo y me sorprendo de mi mismo recordando situaciones violentas y que no me parecieran una locura o motivo de ir a contárselo a alguien, no llegaba a decirle a mi viejo ‘hoy lloró fulano’”.

Cuando la novela comenzó en 1997 los horarios no estaban regulados, más bien eran un “viva la pepa” como los describió el actor. Al año siguiente, la Asociación de Actores los regularizó para que los chicos no tuvieran que trabajar tantas horas. Sin embargo, hecha la ley, hecha la trampa: “A veces no se llegaba, porque se grababan muchas escenas por día. Entonces cuando venía el inspector de ACTORES me hacían esconder detrás del decorado para que creyera que ya me había ido, porque me faltaban grabar escenas”. Al recordar dicha anécdota, hizo un mea culpa al reconocer que se la contó a muchos amigos como “algo gracioso aunque en realidad es tremendo”.

Leonardo es papá de una nena de cinco años. ¿Dejaría que ella actúe tan pequeña? “Subimos con ella cosas a las redes y cuando tenía tres la llamaron para una película. Yo no digo que lo relaciono con esto, pero mi decisión fue decir que no lo hiciera, me parecía muy chica, el personaje tenía que llorar pero además yo empecé de chico y sé que es un lugar denso. Tiene cosas hermosas la actuación, ahí se formó mi vida y lo que soy como persona, pero no está bueno naturalizar cosas que no están bien”, cerró Centeno quien hasta hoy se dedica al la actuación, compone para diferentes artísticas y realiza shows como cantante solista.

SEGUIR LEYENDO: