Alessandra Rampolla cuestionó la compra de penes de madera para la Educación Sexual Integral

La sexóloga se refirió a la iniciativa del Gobierno sobre la adquisición de materiales de promoción para prevenir enfermedades de transmisión sexual

Alessandra Rampolla
Alessandra Rampolla

Luego de que se difundiera que el Ministerio de Salud procesó vía licitación pública la compra de dispensers de preservativos, penes de madera y maletines para utilizarlos como materiales de promoción para prevenir enfermedades de transmisión sexual, la sexóloga Aleesandra Rampolla dio su opinión y habló de la falta material para la sexualidad femenina.

“No estoy segura por dónde pasa la controversia, salvo la que a mí se me ocurrió inmediatamente que lo leí”, dijo y reveló que lo primero que pensó, cuando se enteró la noticia, fue “ah, ok, cool”. Y agregó “¿Y dónde está la compra de todas las vulvas? Para la Educación Sexual integral donde podamos, por fin, prestarle atención a lo importante, que es la sexualidad femenina, el real entendimiento de toda la complejidad de toda la anatomía femenina y del placer femenino relacionado también con la expresión femenina”.

En tanto, Rampolla destacó el hecho de que “el Gobierno se encargue de tener material para poder suplir a quien se va a encargar de esa educación sexual, que es ley en Argentina, y que es importantísima para el crecimiento sano y adecuado de los jóvenes para el día de mañana con respecto a su sexualidad”.

El Ministerio de Salud abrió la licitación pública para la compra de, entre otras cosas, penes de madera
El Ministerio de Salud abrió la licitación pública para la compra de, entre otras cosas, penes de madera

Hace 20 años cargo una vulva de peluche tratando de que la gente entienda bien identificar diferentes partes, nombres, que se entienda la sexualidad femenina, que se priorice la importancia del clítoris en lo que es la expresión sexual de la mujer, o de personas que tiene vulvas”, agregó en diálogo con Juan Etchegoyen en su ciclo Mitre Live.

VER TAMBIÉN El gobierno porteño también compró penes de madera y los distribuyó en las escuelas

Por su parte, consideró que “deben suplirse todos los recursos” a la hora de generar material para le Educación Sexual Integral. “Todo bien con entender cómo poner un condón. Es importante. Pero no es lo único importante”, remarcó. “¿Y qué con todo lo demás? Pensé en eso: en la contraparte, el material educativo para mostrar, ejemplificar, de una manera que no sea chocante, que no sea dura, que sea fácil: poderle mostrarle a los chicos de qué se trata el misterioso tema del placer femenino”, continuó la profesional nacida en Puerto Rico que también se destaca como conferencista internacional.

“Me parece que el material educativo no solamente tiene que ser el de priorizar la salud sino también que la experiencia de estas personas que van a vivir su sexualidad de manera activa, sea una experiencia positiva, placentera, que realmente puedan integran la sexualidad desde un lugar de salubridad y de buena experiencia. Eso incluye todo el factor y todo el costado de placer, que es en donde siento que siempre nos quedamos súper cortos en términos de educación. Porque nos hace sentir un poquito más expuestos a los adultos con el tema de la sexualidad y cuesta pensar en hablar a los jóvenes sobre el placer. Y eso es súper importante”, concluyó Alessandra Rampolla.

SEGUIR LEYENDO: