Rodrigo Noya recordó su paso por Agrandadytos, a 21 años del exitoso ciclo: “No siento que haya sido el momento en el que arranqué en la tele”

En “Hay que ver”, el actor habló de su participación en el programa conducido por Dady Brieva y reflexionó sobre el trabajo de los chicos en los medios

Rodrigo Noya recordó su paso por Agrandadytos

Pasaron más de veinte años y la participación de Rodrigo Noya en Agrandadytos lejos de perderse en el olvido parece estar cada vez más presente. Su paso por el ciclo que conducía Dady Brieva quedó grabado en la memoria popular y apoyado por las nuevas tecnologías, trascendió su época. Sus visualizaciones en YouTube se cuentan por millones de nostálgicos que buscan recrear sus diálogos con el ex Midachi, con las intervenciones, más acotadas pero letales, de su hermana menor Agustina.

En su visita a Hay que ver (El Nueve) Rodrigo recordó aquel primer paso en los medios, el trampolín para una trayectoria que le permitió lucirse en películas como Valentín, series como Hermanos y Detectives o El marginal y divertirse en la pista de ShowMatch como parte de Bailando por un sueño. Entre otras cosas, relató que todo se dio por casualidad. A él y a su hermana le gustaba hacer monerías, cantaban, actuaban y sus padres los filmaban. Un día se conoció la convocatoria de un programa de televisión, que luego sería Agrandadytos, pero los todavía desconocidos Eduardo y Martita no querían saber nada con ver a sus hijos en la tele. Alguno de esos amigos envío el material, su madre aflojó un poco y el resto es historia conocida.

Sobre este punto intervino José María Listorti, uno de los conductores, para preguntar cuál era su recuerdo de aquella experiencia en el programa que se emitía por Canal 13. “No me acuerdo nada, siento que tengo recuerdos por lo que vi después”; contó el actor. “Tengo flashes de algunas cosas, las cámaras estaban muy escondidas para que no se inhiban los nenes; estaba todo muy oscuro y solo se iluminaba la mesa, era todo muy íntimo”, señaló.

Rodrigo agregó que a sus seis años no tenía idea quién era realmente Dady Brieva y destacó el papel de los productores. “Hablábamos con ellos mucho antes, que eran los que le pasaban la data a Dady. En la tele pasaban diez minutos de lo que hablábamos y por ahí estábamos media hora, y tener a un nene sentado en una silla por media hora es mucho tiempo”, reconoció.

Rodrigo y Agustina Noya con Dady Brieva en Agrandadytos

“¿Cómo ves a la distancia eso?”, preguntó la panelista Fernanda Iglesias y el actor respondió que tomaba el asunto con total normalidad. “Yo no siento que ese haya sido el momento en el que digo ‘che, arranqué en la tele’. Para mí era ir a charlar con un tío”, admitió el actor, que recordó que le llevaba alfajores, entre algún que otro souvenir directo de su Chascomús natal. “¿Te da vergüenza? ¿Te da ternura? ¿Qué te da cuando ves eso?”, quiso saber Listorti. “Me daba un poco de vergüenza pero ya me lo mandan tanto, me lo repiten tanto que lo hice parte de mí, ya me divierte”, respondió el actor que se destacó en El Marginal.

Rodrigo contó que si bien disfrutó la experiencia y no sufrió la exposición, le quedó algo de fobia a la tele, por eso trata de exponer a su hijo lo menos posible. “Hoy a la distancia me doy cuenta que de verdad me gustaba, pero es difícil desde el lado de padre si al chico le gusta. Yo le pregunto a mis viejos que veían para detectar que a mí me gustaba, porque ves muchos pibes que terminan dejando a los 16, 18 años porque sintieron mucha presión y mucho stress”, analizó.

Allí intervino Denise Dumas para relatar una experiencia personal: “Una cosa es que tu hijo te acompañe a trabajar y otra es exponerlo a una jornada de trabajo de ocho horas diarias. Yo lo vi en publicidades con chicos”; señaló la conductora, y el actor coincidió. “Yo escuché cosas terribles en los castings: padres que le decían a los chicos: ‘entrá y decilo, mirá que es el viaje a Disney’, esa manipulación al nene que por ahí lo veías cansado”, cerró.

SEGUIR LEYENDO: