Profesor sin título, hijo de un laburante, fanático del alfajor y con un rayo “para detectar idiotas”: 60 frases y anécdotas poco conocidas de Beto Casella

Periodista con oficio y talento, conductor carismático y arriesgado nunca se creyó el personaje de famoso. Desde hace 15 años conduce “Bendita” conservando su impronta, mezcla de barrio e intelectual

"La farándula argentina siempre fue quilombera, desde la época de Radiolandia para acá. Siempre hubo líos de peleas de cartel, de amoríos no confirmados, de trampas..."
"La farándula argentina siempre fue quilombera, desde la época de Radiolandia para acá. Siempre hubo líos de peleas de cartel, de amoríos no confirmados, de trampas..."

1. Nació el 29 de marzo de 1960. Creció en la ciudad de Haedo, en el partido de Morón. El Beto no es por Alberto sino por Bautista.

2. Su papá era un inmigrante italiano que apenas llegó al país, se puso a trabajar de changarín en el Mercado Central. Podía levantar hasta cinco jaulas de tomates. Vivía solo en una habitación. Así estuvo dos o tres años hasta que puedo traer a la mamá de Beto y a sus dos hermanos mayores.

3. Sus padres no pudieron terminar la primaria y apenas hablaban el castellano. Vivían en una casa prefabricada pero nunca les faltó un plato de comida.

4. Después de trabajar en el Mercado Central, su papá tuvo un puesto de verduras en una feria y luego abrió su propia verdulería.

5. Para el conductor, sus padres son sus héroes por “haber tenido esa simpleza sabia para educarnos en la rectitud, en no lastimar a otros, en no quedarte con nada que no te corresponda”.

6. En Italia, su mamá quedó embarazada y el novio se escapó. Parió a su hijo mayor, Gentile, sola. Luego se casó con el papá de Beto y tuvo a Sari, su hermana y después a él.

Beto Casella en el Mundial de Brasil en 2014
Beto Casella en el Mundial de Brasil en 2014

7. Su papá deseaba que fuera peluquero. Le decía: “Quiero que seas peluquero para que tengas trabajo: la gente siempre se va a cortar el pelo”.

8. Antes de ser periodista trabajó en una fábrica de paraguas. También fue vendedor. Vendió libros y material didáctico en escuelas. Manejó un negocio de ropa de cuero y un video club en El Palomar.

9. Comenzó en el periodismo gracias a un libro de chistes que publicó. Lo llamaban de distintas radios para contar dos o tres. Hasta que Luis Majul, que asesoraba a Editorial Sudamericana, lo incentivó a escribir otro que hoy quizá no pasaría lo políticamente correcto: “Los más terribles chistes de gallegos, argentinos, judíos e italianos”. Fue el libro más vendido del año.

10. Se casó a los 28 años.

“Mis viejos son mis héroes, cada vez más”
“Mis viejos son mis héroes, cada vez más”

11. Se define feminista desde los 18 años. “Yo decía: ‘No entiendo por qué se le da a la mujer el rol de ama de casa por obligación’. Ya me parecía una locura que la mujer estuviera cuatro horas cocinando para que los tipos vengan en 20 minutos, coman, eructen, y después la mujer tuviera que ir a lavar durante una hora y media. Siempre me pareció una cosa de sometimiento”.

12. A los ocho años era oyente de radio, y desde los seis o siete leía el diario El Mundo. Escuchaba mucha radio soñando con su propio programa. Era el conductor, y hasta imaginaba a sus columnistas

13. “Siempre fui un provocador involuntario. En la escuela: ‘Casella, ¿se puede saber de qué se ríe así nos reímos todos?’. Era siempre eso: ‘Casella, afuera’. También de chiquito me gustaba ser el centro del chiste. Y a veces digo cosas, sobre todo ahora que rebota en todos los portales de internet, que yo no querría que rebotaran. Fue una frase: yo no salgo a la mañana a provocar”. (Viva, septiembre de 2016).

14. Luego de un matrimonio de dos décadas se separó sin conflictos ni escándalos. “Estuve acompañado por una mujer formidable, con la que tengo contacto diario, y ella sabe que puede contar conmigo hasta el último día de mi vida, en todos los aspectos. Compadezco a la gente que tiene una separación conflictiva, en la que quedan rencor, odio, planteos, incluso de dinero. No lo concibo. La mamá de mis hijos es parte de mi familia, por lo cual cada cosa que le pase será cuestión mí”.

15. No suele aparecer en producciones fotográficas ni como invitado a programas de televisión. Sin embargo dedica mucho tiempo a brindar entrevistas con estudiantes de Comunicación u otras carreras.

 Le hubiera gustado ser el 10 de River o una estrella de rock (Crédito: Verónica Guerman / Teleshow)
Le hubiera gustado ser el 10 de River o una estrella de rock (Crédito: Verónica Guerman / Teleshow)

16. Estas entrevistas son verdaderas “clases”. No solo les contesta con amabilidad, tiene una paciencia infinita ante los nervios o la torpeza del principiante, también les indica cómo preguntar mejor y si la nota es en un bar siempre él paga lo que se consumió.

17. Un día después de tomar algo con Franco -uno de sus hijos-, al subirse a su auto, Beto se dio cuenta de que le habían roto uno de los vidrios. Además, le habían robado la mochila de Franco con todos los apuntes, una tablet y una campera del conductor.

18. Vía redes, una persona se comunicó con Franco para avisarle que habían encontrado unos papeles con su nombre. “Cuando llegamos, quien encontró las cosas nos muestra lo que tenía, que era todo el descarte que hicieron los ladrones: la mochila de Franco, los apuntes… ¡y mi campera!”, contó Casella. “La verdad es que me mató. Que los ladrones descarten mi campera y no estar en el listado de famosos al que le filtraron los números, me hace pensar hacia dónde va mi carrera”.

19. Con Coco Silly tienen un pacto. Cada vez que van al programa de Mirtha inventan una anécdota.

20. En PH contó su experiencia swinger. “Con un amigo, Horacio Monardi, cuando recién arrancaba el mundo públicamente de swinger, hacíamos delivery swinger. Nosotros llamábamos matrimonios que buscaban un tercero y te caíamos como dos plomeros”, narró. “Piecita de cuatro, todo con mucha educación, por supuesto con toda la protección del mundo… Y se generaba una cosa de cuatro, como quien viene a instalarte el cable”.

21. Sin tapujos, Beto profundizó sobre el tema y recordó que hacían ‘un casting previo’ antes de presentarse en la casa de la pareja que pretendía mantener relaciones e indicó que cobraban “lo que hoy serían 500 pesos”.

Beto y uno de los anuncios de su exitoso programa de televisión,  cuando aun se llamaba "Bendita TV" y comenzaba a las 21
Beto y uno de los anuncios de su exitoso programa de televisión, cuando aun se llamaba "Bendita TV" y comenzaba a las 21

22. Casella aseguró que no pasaban la noche en el lugar, sino que se quedaban durante una o dos horas. Cuando Andy le preguntó si técnicamente, ¿vendrías a ser un taxi boy?”, el conductor de Bendita indicó “vamos a ponerle que sí”.

23. Le gustaría ser amigo de Andrés Calamaro, porque a veces lo ve tuitear “cosas interesantes” y sabe que los ve todas las noches. También del Pity Martínez, que brilló en River, y se comería unas pastas con el Turco Asís.

24. “El conductor televisivo es solo alguien que lleva la batuta y desarrolla un show muy modesto que cualquiera podría hacer: cualquiera puede conducir en tele con un poco de simpatía. Los secretos de durar mucho en televisión son dos: que te quiera la gente y que te quieran los anunciantes”. (Viva, septiembre de 2016).

25. Lejos del divismo se saca un promedio de cien fotos por día. A la salida de la radio y de la tele haga frío o calor, este cansado o descansado accede a todos los pedidos de foto. Incluso si se aparece algún personaje bizarro como un hombre que se presentó vestido de Papá Noel.

26. “Hago todo mal, y lo digo sin falsa modestia. De verdad, ¿sabes que no hay nada que haga del todo bien? Me las rebusco en radio, pero en la música soy limitadísimo, y exploro con algunos tonos para parecer que toco. Y no puedo cantar, lo cual me frustra porque yo tengo mucho oído y padezco no poder desplegarlo. Hubiera sido un buen director de orquesta porque escucho una canción y le pongo un violín, pero no lo puedo ejecutar” (Noticias, octubre 2020).

 En sus cumples se mezclan sus compañeros de televisión con sus amigos del barrio
En sus cumples se mezclan sus compañeros de televisión con sus amigos del barrio

27. Hace 15 años que conduce “Bendita”, en El Nueve y también hace 15 años que está al frente de “Bien levantado”, ciclo que pasó por varias radios.

28. Vive con su pareja, Carolina Wyler que es locutora, licenciada en periodismo, community manager y además estudia para ser coordinadora terapéutica.

29. Asegura que la relación con sus hijos es “linda, rica, afectiva, de mucho abrazo, mucha charla y tratando de no parecerme ni de lejos al papá de Kafka, tan forzudo y tan seguro de sí mismo que al pibe lo dejó así de chiquitito”.

30. A veces fantasea con retirarse y ser bibliotecario.

31. En 1997 fue uno de los productores de Susana Giménez. Lo recuerda como una experiencia fallida y frustrante. “No pude hacer mucho, ella ya tenía a su equipo. Pero mi vieja estaba contenta”.

32. No se levanta de ningún lugar sin antes pisar con el pie derecho.

33. Escucha Rabí Yankar y Los Beatles. Le encanta el blues, el rock nacional, la música celta y la retro. Hay días que escucha desde que se levanta hasta que se acuesta a Violeta Rivas, Salvatore Adamo y Nicola di Bari.

34. Cuando come no puede evitar “picotear” en el plato de los demás.

Beto Casella hablando en la presentación del programa 3000 de Bendita TV

35. Su comida favorita es el asado.

36. Colecciona archivos sonoros desde los 12 años. También juguetes retro como los muñequitos de Titanes en el Ring, el Ludomatic y el Cerebro mágico.

37. Es fanático del alfajor Jorgito de chocolate.

38. Le gustaría vivir en El Bolsón, en Italia o en Irlanda. Siempre con una condición: no tener un vecino baterista.

39. Sus personajes históricos favoritos son Belgrano, Moreno y Castelli “porque sin ellos tres, difícilmente estaríamos acá”.

40. Su virtud preferida es que tiene “unos buenos rayos equis para detectar idiotas a tiempo”.

41. No sabe cocinar y suele olvidarse de los cumpleaños.

42. “Detesto la indolencia y la falta de sentido común. Además a los que idearon, comandaron y ejecutaron las barbaridades de nuestra última dictadura militar”. (Clarín, septiembre de 2006).

 "Todavía no me explico bien cómo llegué a este lugar, que tampoco es ¡guau!, pero bueno, un lugar que no tienen tantos en la tele y en la radio. Por ahí en la radio un poquito más sí, por cierto lenguaje que manejamos y ciertos temas que abordamos me puedo explicar un poco más que haya mucha gente que nos siga".(Crédito: Santiago Saferstein)
"Todavía no me explico bien cómo llegué a este lugar, que tampoco es ¡guau!, pero bueno, un lugar que no tienen tantos en la tele y en la radio. Por ahí en la radio un poquito más sí, por cierto lenguaje que manejamos y ciertos temas que abordamos me puedo explicar un poco más que haya mucha gente que nos siga".(Crédito: Santiago Saferstein)

43. Uno de sus lemas es “La vida son tres días ya pasaron dos”. Asegura que el problema de muchos periodistas es que “no conocen el segundo cordón del conurbano”.

44. Si en la tele están dando “Mi primera novia”, “Gitano”, “Un muchacho como yo” o “Destino de un capricho”, películas protagonizadas por Sandro o Palito se queda firme mirándolas.

45. Generoso. Varias veces se enteró que gente de su equipo estaba con deudas y se ofreció a ayudarlos económicamente.

46. “A veces me genera alguna reprimenda de gente que me quiere, tipo: ‘¿Quién te nombró mártir?’. Nadie, me surge el auxilio. Si sé que Tatiana no puede pagar el alquiler, me surge el auxilio. Hablo de mi entorno, de mis productores, de la gente que labura conmigo”. (Infobae, febrero 2018).

47. Organiza partidos de fútbol pero no invita a otros famosos. Convoca a los técnicos, camarógrafos y la gente de maestranza.

48. A diferencia de otras celebridades que olvidan sus orígenes, él conserva a todos sus amigos del barrio y de su infancia. Semanalmente se junta a tomar un café con ellos en un shopping de la zona oeste.

49. Organizó un fondo que llama “La cooperativa” donde todos los meses, cerca de 40 personas que trabajan con él reciben una retribución extra. Publicidades que podrían engrosar su bolsillo, él decide compartirlas con su equipo.

"Tuve mi época difícil de adolescente, de hacerme el canchero, de amagar que me iba de casa, de irme de casa, literalmente, con un bolsito cuatro días, y volver". Adrián Escandar
"Tuve mi época difícil de adolescente, de hacerme el canchero, de amagar que me iba de casa, de irme de casa, literalmente, con un bolsito cuatro días, y volver". Adrián Escandar

50. “Aunque no tenga ningún problema personal a mí me parece natural que tengan un plus porque más o menos sé lo que ganan. Y en algunos casos están lejos de lo que gana uno. Y la verdad que si hacés radio de 6 a 9, si el conductor se levanta a las 5, el productor está levantado desde las 4. Y si vos sabés lo que gana y a vos te va más o menos bien… Yo sé que alguno que está viendo le va a sonar: ‘Es el campeón de los demagogos’, pero lo llevo a la práctica hace años y los que laburan conmigo lo saben. Y también yo soy raro con la guita porque me desprendo. Pero que te digan por ahí a fin de año ‘Betito, cambié el autito por la que me das’, o ‘Pude irme a Europa por La cooperativa’”, listo”, explicó en Infobae.

51. “Si hay tres conductores que dicen ‘Vamos a hacer algo parecido’, valió la pena. ¿No queremos un país justo y equitativo? ‘ueno, ¿vos qué hacés, capo, por la equidad en tu entorno, en tu ámbito? Porque te veo con una camioneta de 100 mil dólares, divina, te la ganaste, está bien, ¿pero vos repartís una cosita? Tu operador, ¿cómo está?’. Por supuesto que no alcanza, nunca, nunca alcanza. Pero mientras dure, porque mañana me pegan una patada en el ‘tujes’ de la tele y la radio, y se acabará”.

52. Aunque es muy generoso con todos los que lo rodean y hace años que trabaja en los medios vive de un modo austero, muy lejano al de otros famosos. Incluso puede ser algo “dejado”. En su casa pueden pasar varias semanas hasta que arregle alguna cosa que se rompió, por ejemplo, la persiana.

53. Es muy puntual y jamás se ausentó ya sea a la radio ni a Bendita. Una de las pocas cosas que le molestan es que en su equipo se falte sin motivo

54. Gran contador de historias. Narra argumentos de series, películas y libros de un modo que atrapa. Más de uno le comentó: Leí el libro que dijiste pero me gustó más cuando lo contaste vos.

 "Yo no necesito nada más que lo que tengo. Por eso me desprendo. No necesito, no es una pose, eh: los que me conocen lo saben, desde el autito que tengo, el departamento en el que vivo, todo bastante austero. No tengo nada contra el que se compra una Ferrari. Es una suerte necesitar poco, está bueno porque no te demanda más. Casi que podría tener un trabajo mucho más modesto que el que tengo y viviría lo mismo porque gasto poco, porque no soy de gustos caros. Presumo que me viene de ahí, de esa austeridad, en donde también podés ser muy feliz y muy pleno".
"Yo no necesito nada más que lo que tengo. Por eso me desprendo. No necesito, no es una pose, eh: los que me conocen lo saben, desde el autito que tengo, el departamento en el que vivo, todo bastante austero. No tengo nada contra el que se compra una Ferrari. Es una suerte necesitar poco, está bueno porque no te demanda más. Casi que podría tener un trabajo mucho más modesto que el que tengo y viviría lo mismo porque gasto poco, porque no soy de gustos caros. Presumo que me viene de ahí, de esa austeridad, en donde también podés ser muy feliz y muy pleno".

55. Uno de sus rasgos característicos es tocarse una ceja mientras habla.

56. A la salida de Bendita, alguien le regaló un maneki-neko o gato de la suerte. El muñequito ocupaba un lugar de privilegio en el estudio hasta que se cayó y se rompió en varios pedazos. Beto pidió reconstruirlo para evitar llamar a la mala suerte.

57. Fanático de las series, aprovecha los cortes publicitarios no para “chusmear” sino para pedir recomendaciones o contar lo último que vio.

58. “La tele suele ser la mejor radiografía de la sociedad. Algunos pajeros intelectuales que se quejan de la tele, pretenden que un país tan loco como la Argentina no tenga una tele histérica, espasmódica, chismosa, que cambia de humor cada 5 minutos, gritona, chabacana y culta por momentos”. (Siete días, enero 2000).

59. En su mano izquierda tiene tatuado un símbolo chino que significa “larga vida”.

60. “El método Casella para alcanzar la felicidad es el siguiente: desapego por todo lo que esté afuera de los vínculos afectivos y de la salud de los que uno quiere, pelearle al ego todos los días, no juzgar a los demás, entender que las cosas fluyen y uno las puede acompañar, y darse un tiempito todos los días para despejar la cabeza lo más que se pueda”. (Paparazzi, agosto 2005).

"Si me quedan diez minutos de vida los llamo a Franco y a Juampi, mis dos hijos, los abrazo bien fuerte y trato de darles los 10 consejos que me faltaron, aunque ya están medio grandecitos, pero siempre uno le puede sumar alguno más, como para que sean buenos tipos y que sirvan al prójimo el día de mañana. Les daría eso. Y me quedo bien abrazaditos".
"Si me quedan diez minutos de vida los llamo a Franco y a Juampi, mis dos hijos, los abrazo bien fuerte y trato de darles los 10 consejos que me faltaron, aunque ya están medio grandecitos, pero siempre uno le puede sumar alguno más, como para que sean buenos tipos y que sirvan al prójimo el día de mañana. Les daría eso. Y me quedo bien abrazaditos".

Con material del archivo de la escuela de periodismo TEA (de donde Beto Casella fue uno de los primeros egresados).

SEGUÍ LEYENDO