Más allá de la gran cantidad de variantes que tiene la cartelera comercial porteña, las salas independientes, o “del off” siguen ofreciendo espectáculos de calidad para los amantes del teatro. De esta manera se pueden encontrar propuestas para disfrutar de buenas historias sobre el escenario. Es el caso, por ejemplo, de “Después de la quietud", de Federico Frágola y Marcos Ferrante, que también la dirige, y “De la mañana a la medianoche”, de George Kaiser y bajo dirección de Diego Cosin.

Obra
Obra "Después de la quietud"

“Después de la quietud”, presenta a un grupo de mujeres que se reúnen con una asesora de la gobernadora para aliarse a su campaña y colaborar en su reelección. Pero en el encuentro discuten acaloradamente, hay un accidente grave y de repente terminan viéndose involucradas en un episodio dramático e inesperado que provocará una tormenta de la cual será imposible escapar.

El elenco lo conforman Laura Loredo Rubio, Victoria legaspi, Eliana Niglia, Constanza Feldman, Carolina Huerta y Mariana Esnoz. Las obra se presenta todos los sábados a las 21 en Espacio Sísmico, Lavalleja 960 en la Ciudad de Buenos Aires.

Obra
Obra "De la mañana a la medianoche" (Foto: Caro Erbes)

Por su parte “De la mañana a la medianoche”, una adptación de la obra de George Kaiser, un expresionista alemán que se refugió en la Argentina para escapar del nazismo, se pregunta “¿Por qué no robarnos una fortuna de nuestro trabajo y dilapidarla sin restricciones?” y también plantea “Cómo fugarse un día de (justa) furia y ser libres sin medir consecuencias”. La historia presenta el disparate y la exageración cómica como solución a la crisis moral y económica. Un cajero roba 60,000 marcos del banco donde trabaja en vísperas del crack de la bolsa de 1929. Quiere escapar con una vampiresa millonaria que no se prende en el juego. Entonces decide gastar todo el dinero en una fuga hacia adelante que termina en un psiquiátrico alucinado. Por el camino vivirá mil aventuras oníricas: carreras de bicicleta, desaire a monarcas y desborde en un prostíbulo de mala muerte que recuerda al de la película Cabaret. El cajero es visceral, intenso, distorsionado y por momentos grotesco. La trama está marcada por el juego cínico de los bancos que impone todo tipo de penurias a la sociedad alemana (¿o la argentina?). La revuelta del protagonista traduce las fantasías anarquistas de cualquier ciudadano común: transgredir y abandonar el “pecado” de una vida de tedio y sumisión. Con música en vivo y un elenco de once intérpretes alienados.

El elenco está formado por Valeria Azul Baranchuk, Pablo Faletti, Pablo Fortunato, Rodrigo González Heiland, Mavi Massa, Rocio Olaya Bolaños, Julio Pallero, Leonardo Sandoval, Jorge Schwanek, Luisina Spenza y Fabio Taphanel. La dirección está a cargo de Diego Cosín. Las funciones son los sábados a las 19 en el Tetaro Payró, San Martín 766, Ciudad de Buenos Aires.

SEGUÍ LEYENDO