1 de cada 3 niños sufrió una situación incómoda en internet
1 de cada 3 niños sufrió una situación incómoda en internet

En la Argentina, 8 de cada 10 menores de edad viven, al menos, una situación perturbadora en internet. Encontrar imágenes obscenas, pornográficas y de violencia, o sufrir ciberbullying (acoso y maltrato a través de plataformas digitales) y discriminación, forman parte de estas vivencias virtuales.

El estudio de Unicef Chic@s Conectados señala que el primer ingreso a la web es a los 11 años. Sin embargo, esta edad está descendiendo y varía según el nivel socioeconómico de las familias.

Por su parte, la ONG Argentina Cibersegura, de acuerdo a su encuesta 2018, "¿Qué tan seguros están los chicos en internet?", indica que 1 de cada 3 niños ha sufrido una situación incómoda en internet y que el 50% recibe información en la escuela respecto de cómo cuidarse cuando está en línea.

Según el estudio, realizado a 2.000 chicos y chicas de entre 12 y 18 años, solo el 3% hablaría de una situación incómoda con sus docentes. Pero más del 50% lo haría con sus padres. 

Quién sabe más de tecnología: ¿adultos o niños?
Quién sabe más de tecnología: ¿adultos o niños?

Sin embargo, 1 de cada 4 menores de edad considera que sus padres saben menos de tecnología que ellos. Además, el 60% no los tiene como contactos en sus redes sociales.

El 37% dice que sus padres no están al tanto de sus perfiles en redes sociales como Instagram o Snapchat. El 22% no configuró la privacidad de su cuenta, por falta de conocimientos o de interés.

Esta convivencia virtual (que forma parte de la realidad) es la base de lo que se conoce como ciudadanía y alfabetización digital. "Ciudadanía digital implica pensar que todas y todos los usuarios del mundo on line, por el hecho de ´habitarlo´, tienen derechos y responsabilidades", explica a Infobae Marcela Czarny, directora de la ONG Chicos.net.

Continúa: "La alfabetización digital es la posibilidad de saber ´leer, escribir y comprender´ el mundo digital, es decir, apropiarse de los diferentes recursos, y, además, saber construirlos, programarlos, modificarlos, mezclarlos y utilizarlos para fines propios que no son, quizá , los mismos para los que fueron creados".

Las grandes preocupaciones: ciberbullying y grooming

Del 13 al 19 de octubre, Chicos.net realizará la cuarta edición de la semana de la ciudadanía y alfabetización digital, con 7 días de actividades destinadas a menores, docentes, madres y padres, en el Centro Cultural de la Ciencia (C3).

Además, la ONG, que cumple 20 años, propone una votación abierta a la comunidad para redefinir su nombre. "La 'o' no representa a las mujeres, ni a quienes no tienen definida su elección de género", dice Czarny.

Chicos.net ofrece opciones para buscar un nombre más inclusivo a través de la campaña #UnNombreParaChicosNet
Chicos.net ofrece opciones para buscar un nombre más inclusivo a través de la campaña #UnNombreParaChicosNet

Respecto del origen de problemáticas del mundo virtual, expresa: "Primero se habló de grooming -el acoso sexual virtual que realiza un adulto hacia un menor-. Los primeros programas internacionales (y los de Chicos.net) se llamaban Safer Internet, Internet Segura. Nos preocupaba, básicamente, cómo proteger a los chicos y chicas de estos males", señala.

Continúa: "La mayoría de las problemáticas (no las más graves) tiene que ver con lo que ellos y ellas hacían con las herramientas digitales. Hace unos 8,10 años, entonces, empezamos a hablar de uso responsable de las TIC, y el trabajo más importante pasó a ser darles herramientas para ser usuarios autónomos y con valores propios".

Czarny explica que el punto de inflexión se dio cuando las redes sociales se popularizaron. "El ciberbullying tomó protagonismo, se empezó a hablar de lo dañino que puede ser publicar algo violento para los otros, pero 24/7. El ciberbullying tiene un componente de viralización que lo hace más grave. Pero no deja de ser una problemática de convivencia", expresa.

Por otro lado, manifiesta: "El grooming debería trabajarse prioritariamente en relación a las instancias del Estado".  Según la ONG Grooming Argentina, 7 de cada 10 argentinos no sabe lo que es el grooming.

Qué pueden hacer los padres: un control respetuoso

¿Cuál es la percepción de los adultos al cuidado de menores edad respecto de estas problemáticas? Jimena Molina Silva trabaja en IBM Argentina y lideró el proyecto Cyber Day para Chicas, realizado junto a la organización Chicas en Tecnología. Responde: "Mi percepción es que, en principio, genera un miedo común".

"Al haber poco conocimiento de lo que está realmente sucediendo, muchos quieren hacer algo para ayudar. En la mayoría de los casos, me ha sucedido que piden charlas para otros padres para profundizar y tomar acción".

Por su parte, Vicky Rudnick, comediante y publicista, relata su historia a Infobae: "En el 2013 subí un video de mi nena Miranda. Ella decía que las princesas de Disney son boludas. Se viralizó y fue un desastre lindo y un desastre feo. La insultaban, me tuve que cambiar el nombre en las redes sociales".

Continúa: "Y a Milo, que es mi nene, le estaban haciendo bullying en el colegio, estaba harto y le dije ´hacé como tu hermana, transformá esta situación en arte´. E hizo un rap", dice Rudnick.

La publicista señala que recibe de forma frecuente testimonios de casos de menores con problemáticas similares. "Me cuentan que en el colegio nadie los ayuda", asegura.

Respecto de cómo protegerlos, Rudnick dice: "A mis hijos les ´stalkeo´ todos los live, soy muy obsesiva con eso. Veo otras cuentas y tienen montones de like de señores grandes, y los papás y mamás no tienen control. Hay maneras muy fáciles de tener un control respetuoso".

Sugiere instalar las cuentas de los menores en el celular del adulto. "Controlarles los like, meterse en cada ´me gusta´, y darte cuenta de quién es cada persona. Yo estoy atrás de cada like, es eso o no dejarlos tener Instagram. La idea es controlar los contactos", dice.

Continúa: "Por la polisemia del lenguaje o las imágenes, hay que fijarse que ninguna imagen que suban tenga una connotación sexual. Recomiendo controlar, por ejemplo, que no esté chupando un chupetín. Ya se que suena horrible, pero internet es inmensa y son imágenes que se pueden compartir en otros lados".

Las plataformas elegidas

Sarahah, red social anónima, una de las elegidas para practicar cuberbullying
Sarahah, red social anónima, una de las elegidas para practicar cuberbullying

Según indica a Infobae Cecilia Pastorino, mentora educativa de la ONG Argentina Cibersegura, el ciberbullying se da principalmente en las redes sociales anónimas como Crushme, Sarahah o Tellonym. Allí, se crea un perfil para que otros usuarios hagan comentarios.

"Muchas veces, incluso, son los mismos chicos los que crean el perfil de otra persona para poder comentar ahí y agredirla de forma anónima, sin tener que exponer quién está agrediendo. Obviamente, nuestro mensaje es no hacer en internet lo que no harías en persona", señala Pastorino.

Con respecto a las edades vulnerables, indica que, entre los 8 y 13 años, son más frecuentes los casos de ciberbullying. En el caso del grooming, se encuentran entre los 12 y 14 años. "Cuando los chicos están entrando en la adolescencia y empiezan a querer conocer gente, a chatear por internet, a querer tener novio/a", dice.

Estos casos se dan en todas las redes sociales, especialmente a través de chats. "Toda red social que permita intercambiar mensajes es propensa a grooming y sobre todo, hoy en día se dan muchos casos, que inician en un juego on line", asegura Pastorino.

Explica: "Muchos juegos on line tienen chats donde los chicos interactúan con otros jugadores y éstos son aprovechados por adultos para empezar a ganarse la confianza de los menores, así después avanzar pidiendo fotos o teniendo conversaciones más íntimas".

Respecto del ciberbullying, todas las redes sociales tienen un botón de denuncia, es decir, se pueden reportar cuentas o contenidos. "Una publicación, un comentario, un perfil, todo contenido que sea inapropiado se puede denunciar. Cuando se da una denuncia en repetidas ocasiones va a provocar que la red social borre ese contenido", expresa.

En el caso del grooming, las redes sociales intentan identificar perfiles falsos y eliminarlos, aunque esto no es una tarea sencilla. "La diferencia es que en el caso del grooming es muy importante hacer la denuncia policial, no en la red social, y no borrar el contenido", señala Pastorino.

Finaliza: "De esta forma, se inicia una investigación y no solamente se da de baja ese perfil sino que se atrapa a la persona, así el día de mañana no puede crear otros perfiles. En estos casos las redes sociales son muy colaborativas cuando son investigaciones policiales para atrapar pedófilos".

SEGUÍ LEYENDO: