Detuvieron a otro adolescente por el crimen de Micaela Romero, la policía federal asesinada en un asalto en Quilmes

Es el sexto detenido por el asesinato ocurrido en agosto de 2020. El joven, de 17 años, fue hallado tras meses de investigación en una casa en la localidad de Bernal

Ariana Micaela Romero fue asesinada en agosto de 2020, tenía 23 años
Ariana Micaela Romero fue asesinada en agosto de 2020, tenía 23 años

Un adolescente de 17 años fue detenido en las últimas horas acusado de haber participado en el crimen de la oficial de la Policía Federal (PFA) Ariana Micaela Romero, asesinada de un balazo durante un robo cometido en agosto del año pasado, en la localidad bonaerense de Quilmes.

El joven es el sexto detenido por este hecho contra la agente de 23 años, que solía trabajar como custodio en la Quinta de Olivos, y el tercero de los apresados que es menor de edad. El procedimiento fue dispuesto por la fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Quilmes, María Julia Botasso.

El sospechoso cayó en las últimas horas tras un allanamiento en la localidad quilmeña de Bernal, donde además se secuestraron cinco teléfonos celulares. Había sido identificado tras tareas de inteligencia que duraron varios meses, según indicaron a este medio fuentes policiales.

La detención del sospechoso de 17 años se produjo en Bernal, Quilmes
La detención del sospechoso de 17 años se produjo en Bernal, Quilmes

”A pesar del dolor, siento una luz de esperanza y tengo un poco de fe en que la justicia tarde o temprano llega. Vamos a llegar a tener a todas las personas que fueron y a juzgarlas como corresponde”, dijo al portal Data Judicial María Constante, madre de la víctima.

El crimen de Romero fue cometido en la mañana del 16 de agosto de 2020, cerca de las 7, cuando la oficial se encontraba vestida de civil y, junto a un amigo, fue a comprar cigarrillos a un comercio ubicado en calle 395 y avenida Carlos Pellegrini, de Quilmes.

En esas circunstancias, seis asaltantes en tres motos los interceptaron con fines de robo y uno de ellos le disparó a Romero, quien se encontraba sin su arma reglamentaria. Los investigadores señalaron que la oficial recibió un disparo a la altura del tórax mientras que los delincuentes alcanzaron a robarle el celular a ella y a su amigo para luego escapar.

"El sueño de ella era ser policía", dijo una tía de la víctima
"El sueño de ella era ser policía", dijo una tía de la víctima

”Le sacaron el celular y las zapatillas a este chico. Micaela no quiso entregar un celular y dijeron ‘ella es cobani’ y le pegaron a secas un disparo en el pecho, la reconocieron”, contaron sus familiares a la prensa luego del hecho.

Tras el ataque, la oficial de la PFA fue trasladada en grave estado por un grupo de vecinos al Hospital El Cruce de Florencio Varela, adonde ingresó inconsciente y falleció a los pocos minutos producto de la herida sufrida.

Romero tenía un año de antigüedad en la fuerza y era integrante de la División Protección Residencia Presidencial de Olivos y Operaciones, aunque estaba con licencia médica. El 2 de octubre la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, se reunió en su despacho del Senado con María Constante, la madre de la víctima.

“El sueño de ella era ser policía, el año pasado se graduó, tenía una hija de 2 años y siete hermanos. Era una excelente persona, todo lo que tenía lo tuvo con el esfuerzo y apoyo de su familia”, destacó una de las tías de Micaela tras el asesinato.

Seguir leyendo:

Últimas Noticias