Entró a su casa una noche y nadie lo volvió a ver: el misterioso caso de un hombre de San Martín que lleva 13 días desaparecido

Hugo Esteban Peña fue visto por última vez el miércoles 20. Había dicho que el jueves recibiría una suma de dinero para realizar futuras inversiones. Su DNI, licencia de conducir, tarjetas y llaves del auto, fueron encontrados dentro de su vivienda

Hugo Esteban Peña, junto a su hija Malena, que el miércoles cumple 3 años
Hugo Esteban Peña, junto a su hija Malena, que el miércoles cumple 3 años

El jueves 21 de enero, Laura acudió a la casa ubicada en Boulogne Sur Mer 5647, en San Martín, para arrancar una jornada laboral como empleada doméstica en el domicilio de su empleador, Hugo Esteban Peña, de 43, empleado de una reconocida empresa láctea.

Al llegar a la casa, notó que el auto Peugeot 207 blanco de Peña estaba estacionado en la vereda y que las llaves del vehículo se encontraban dentro de la casa. Por eso, intuyó que su jefe dormía en su habitación.

Ya sobre el final de su jornada laboral, decidió ingresar al cuarto de Peña: quería corroborar que estuviera acostado. Además, debía trabajar en ese cuarto. Pero el dueño de casa no estaba.

Así, cerca de las 19, Laura llamó a Carolina Peña, la hermana menor de Hugo, para comunicarle que el mayor de los tres hermanos no había aparecido por su casa y que había dejado las llaves del auto dentro, el DNI, la licencia de conducir, dinero y las tarjetas de crédito, entre otros objetos personales. Todo parecía demasiado extraño.

Desde el miércoles 20 de enero, hace ya 13 días, nadie sabe nada del paradero de Hugo Peña. No hubo un mensaje de WhatsApp, una carta, un indicio, nada que podría llevar a una desaparición tan intempestiva y sin dar el más mínimo signo de vida.

“No hay razón para que se haya ido de esta manera. Este miércoles, su hija Malena cumple 3 años y él no puede vivir sin su hija. Bajo ninguna circunstancia faltaría al cumpleaños de su única hija”, explicó Carolina Peña a Infobae en una charla telefónica.

Hugo Peña fue visto por última vez el miércoles en la puerta de su casa, de acuerdo a la cámara de seguridad de un vecino
Hugo Peña fue visto por última vez el miércoles en la puerta de su casa, de acuerdo a la cámara de seguridad de un vecino

El último contacto personal de Hugo Peña se dio el miércoles al mediodía junto a su cuñado Leonardo, pareja de Carolina. Según la familia, el hombre desaparecido había asegurado sentirse ansioso porque al otro día, el jueves 21, iba a recibir una cantidad de dinero en efectivo para invertirlo en una mesa de dinero. Había avisado, además, que esa diligencia le demandaría todo el día. Sus deudas bancarias, según sus registros comerciales, muestran un saldo reciente por 879 mil pesos.

“Se llevó su teléfono. Su última conexión al WhatsApp fue el jueves a las 8.15 de la mañana. Desde entonces, no se sabe nada en absoluto de él. Ya no sabemos por dónde buscar”, se lamentó la hermana.

Hugo Peña había atravesado cambios rotundos en su vida a lo largo de sus últimos dos años. En el 2019 tuvo una separación difícil con la madre de su hija. Durante ese mismo 2019, participó de un programa de ayuda en la lucha contra las adicciones, el cual abandonó durante la pandemia del 2020, por no poder acostumbrarse a participar a través de videoconferencia.

“En diciembre, hace un poco más de un mes, agarró el retiro voluntario en la empresa láctea donde trabajó durante 11 años como ejecutivo de ventas. Tenía toda la zona Sur de la Provincia de Buenos Aires a su cargo. Pero cobraba el sueldo en cuotas y se cansó”, relató la hermana.

En el 2021, se estaba preparando junto a su cuñado para ingresar en el mundo de la compra y venta de criptomonedas.

"No puede vivir sin estar en contacto con su hija", afirmó la hermana de Hugo Peña
"No puede vivir sin estar en contacto con su hija", afirmó la hermana de Hugo Peña

A lo largo de todo el mes de enero, la familia había notado a Peña ansioso, tenso. Como si nunca pudiera relajarse. “Él es hiperquinético, pero ahora en estos días estaba peor que nunca. No podía relajarse. Por eso yo lo estaba ayudando desde el aspecto espiritual. Le recomendé una sesión de terapia holística a la que prometió ir pero nunca fue y hasta le di un par de sesiones de reiki, que yo practico”, afirmó la hermana.

Y continuó: “A principio de año, el 5 de enero, él me decía todo el tiempo que quería volver a reunir a su familia, que ese era su propósito en la vida. Yo le respondí que tenía que mirar su interior y amarse a él mismo antes que darles amor a los otros. Y yo le dije que tenía que empezar con eso”.

La investigación quedó en manos de la UFI Nº 3 de San Martín con el doctor Carlos Pedro Insaurralde. La Justicia ordenó un análisis exhaustivo tanto dentro del auto estacionado en la puerta como en el domicilio, aunque no se reveló si se encontró algún elemento determinante para avanzar en la búsqueda.

“Gracias a las cámaras de seguridad de un vecino, se pudo ver que el miércoles a la noche, él llegó, estacionó en la puerta de la casa de ese vecino y pareció entrar a su casa. Ahí las cámaras ya no llegaban”, dijo la hermana.

La puerta blanca del domicilio donde vive Hugo Peña. El hombre dejó el auto estacionado en la puerta de la casa
La puerta blanca del domicilio donde vive Hugo Peña. El hombre dejó el auto estacionado en la puerta de la casa

La familia pudo confirmar que Peña ingresó a su domicilio, ya que las llaves del auto estaban en el interior y que en la noche del miércoles se había preparado un huevo para comer.

La familia realizó la denuncia sobre la desaparición de Peña recién el lunes 25 de enero, cinco días después de la última vez que fue visto y cuatro días después de su última conexión visible de WhatsApp.

“Es que hace años, cuando era más joven, era normal que Hugo se fuera por días y después apareciera. Se le quedaba sin batería el teléfono, salía con sus amigos y durante unos días no se sabía nada de él. Pero era algo de tres o cuatro días, no una semana. Por eso, el lunes ya me cansé de esperar y realicé la denuncia”, advirtió la hermana.

El mayor temor de Carolina es que su hermano haya sufrido algún tipo de brote o desequilibrio psicológico. Tengo miedo de que haya tenido un brote psicótico. Que no haya podido recibir ese dinero que tanto necesitaba y que no haya sabido cómo manejar la situación”, explicó la hermana.

En principio, la Justicia había determinado en el transcurso de esta semana conseguir acceso a los datos de las antenas de telefonía, para rastrear la señal del celular de Hugo y también acceder al material del jueves por la mañana de otras cámaras de seguridad instaladas en la zona de su casa. En tanto, se aguardaba que un compañero de la empresa de lácteos, con el que había entablado una gran relación, se prestara a declarar ante los investigadores. Él también estaría al tanto de la reunión del jueves 21 sobre la mesa de dinero.

La familia y amigos habían organizado una marcha para hoy por la tarde, pero el evento se canceló a última hora
La familia y amigos habían organizado una marcha para hoy por la tarde, pero el evento se canceló a última hora

La familia, por su lado, había convocado para hoy martes a las 18 una “Marcha de Paz y Amor para Huguito”. Se iban a movilizar desde el domicilio del hombre desaparecido hasta la Basílica de Lourdes, en Santos Lugares. Sin embargo, a última hora la familia decidió cancelar el evento por problemas de salud de uno de los padres de Peña.

“Hugo, si llegás a leer esto, te pido que vuelvas. Tu familia te está esperando. Vos siempre fuiste como mi alma gemela. Me llevabas 14 años y me cuidabas, me cambiabas el pañal. Eras como mi segundo papá y te extraño un montón”, le dedicó entre lágrimas Carolina a su hermano.

Seguí leyendo:

TE PUEDE INTERESAR