Walter “Cotorra Loca” Guillén Bustamante
Walter “Cotorra Loca” Guillén Bustamante

Walter Guillén Bustamante es uruguayo y tiene 47 años. Es un ladrón de carrera. Tiene un apodo histórico en el ambiente criminal: "Cotorra Loca". Guillén tenía pedido de captura internacional desde 2005, año en que se fugó del Penal de Libertad en su país, donde se encontraba condenado por múltiples robos. No era la primera vez que escapaba de una cárcel.

Se cree que el delincuente, tras escapar de la cárcel uruguaya hace 14 años, estuvo un tiempo en Brasil. La sospecha surgió luego de que uno de sus cómplices, el narco israelí Yehoram Alal, quien se había fugado junto a él, fuera capturado en Río de Janeiro un año después. El mes pasado, un nuevo hecho puso a las fuerzas de seguridad tras sus pasos, no en el Brasil profundo, no en Uruguay, sino en el conurbano bonaerense. 

Esta vez no fue un robo, sino un caso de violencia de género extrema. "Cotorra Loca" está sospechado de balear en una pierna a su ex pareja, una mujer de 32 años, en una casa ubicada en Virrey del Pino: ese fue el hecho que dio inicio a la investigación a cargo de la UFI N° 2 de La Matanza, que llevó a capturarlo.

Los elementos incautados en su detención en Lomas de Zamora tras 14 años prófugo
Los elementos incautados en su detención en Lomas de Zamora tras 14 años prófugo

El pasado 28 de julio Guillén baleó a una ex pareja en Virrey del Pino. Esa fue la pista que hizo que el ladrón que logró evadirse de tres penales a lo largo de su carrera carcelaria pudiera ser capturado en las últimas horas en Lomas de Zamora.

La detención fue posible gracias a la acción coordinada entre la Policía Bonaerense y personal de Interpol de la Policía Federal Argentina. Ocurrió el martes en una casa de la calle Bologna al 2100, del Barrio Villa Albertina, de Lomas de Zamora.

"Sabíamos que de manera periódica visitaba ese domicilio porque tenía una mujer conocida. Estuvimos vigilándolo junto a Interpol, con distintos elementos tecnológicos, hasta que se lo pudo atrapar", dijo uno de los investigadores tras la captura.

“Cotorra Loca” protagonizó tres fugas a lo largo de su carrera criminal
“Cotorra Loca” protagonizó tres fugas a lo largo de su carrera criminal

"Cuando lo detuvimos dio una identidad falsa, pero luego pudimos determinar quién era", explicó, por su parte, otro de los jefes policiales que intervino en el operativo. "De manera periódica cambiaba su fisionomía para evitar ser atrapado", indicó.

Se le incautó una pistola Browning 9 mm con numeración limada, cargadores de mismo calibre, bala, una manopla, un cuchillo y varios precintos.

En Uruguay aseguran que Guillén Bustamante lideraba una banda autora de millonarios asaltos. Se le atribuyen varias muertes, además de motines y tres fugas espectaculares.

Las fugas de "Cotorra Loca" 

Guillén Bustamante fue protagonista de tres fugas. La primera tuvo lugar hace casi 30 años. Fue en 1990 cuando logró burlar a los guardias de la Cárcel Central de Montevideo, de donde salió disfrazado de policía. En el allanamiento que hizo la Bonaerense se encontró un escudo de la PFA. 

Su segundo escape fue del Penal de Conventos en Melo. Sus antecedentes hacían que hubiera más vigilancia sobre él, por lo que esta vez no pudo hacerlo caminando y a la vista de todos. Escapó a través de un boquete.

La última vez, según se desprende de las crónicas policiales uruguayas, contrató a dos personas para que se hicieran pasar por agentes de la Dirección Nacional de Información de Inteligencia y lo ayudaran a salir. Lo hizo junto al narco israelí Yehoram Alal, llamado "el zar del éxtasis".

A la captura por el ataque a su ex pareja, se suma ahora el requerimiento del Juzgado Penal de 1º Turno de San José, en Uuruguay, para declarar por una serie de robos perpetrados por la banda que se cree comandaba.

SEGUÍ LEYENDO: