Diego Román tenía 12 años
Diego Román tenía 12 años

La muerte de Diego Román, el niño de 12 años cuyo cuerpo fue encontrado en un descampado de la ciudad de Recreo, Santa Fe, hace una semana, todavía genera conmoción en toda la provincia. Hay cruces de acusaciones y una parte de la población local permanece enardecida con la fiscalía, ya que hasta el momento no hay personas detenidas. Y, como si fuera poco, apareció la palabra del médico forense que realizó la autopsia, quien no dudó en calificar este caso como "único" debido al altísimo grado de violencia que sufrió el cuerpo del pequeño.

"Yo tengo más de tres mil autopsias en mi carrera y no he observado ningún caso como este", afirmó Pascual Pimpinela, el responsable de la autopsia, en declaraciones a la Radio Aire de Santa Fe.

"En mis más de 20 años de carrera, no tengo casos registrados así. Para mí es un caso único que merece toda la investigación científica del tema, más allá del hecho criminal", agregó.

Según Pimpinela, el cuerpo de Diego Román presentaba al menos 30 heridas de arma blanca y algunas partes del cuerpo mutiladas. Uno de esos cortes fue en los genitales, dato que fue divulgado en la prensa santafesina a lo largo de la última semana.

"Como soy el titular de la cátedra de medicina legal, he buscado en la documentación desde el punto de vista científico, en la teoría. Solamente estos casos se observan en esas guerras de los cárteles de Centroamérica, en México, pero acá lo que saca de eje es el tema de que es un menor. Estas cosas se ven entre adultos cuando por lo general no solo la cuestión es auspiciar la muerte sino dejar un mensaje. Pero no en menores", explicó el especialista médico.

Pimpinela advirtió que, según los cálculos de su equipo, Diego Román perdió la vida entre 24 y 36 horas antes de la realización de la autopsia. Eso supone que el pequeño de 12 años fue asesinado entre el miércoles a la noche y el jueves a la mañana.

El DNI del niño que fue encontrado sin vida el jueves pasado
El DNI del niño que fue encontrado sin vida el jueves pasado

Precisamente, Diego Román fue visto con vida por última vez el miércoles por la tarde y su cuerpo fue encontrado en un descampado de difícil acceso en el Barrio Comunal 3 de Recreo. El cuerpo fue encontrado por el vicepresidente del club donde el chico jugaba al fútbol. Estaba desnudo, solo con medias puestas y la ropa estaba desparramada a su lado.

El factor de las heridas fue un punto de conflicto y discusión entre las partes protagonistas de la historia. Desde fuentes policiales indicaron en un inicio que había al menos 30 heridas de arma blanca. El padre del menor aseguró que eran 15 heridas, mientras que la propia madre afirmó en los últimos días que el menor no tenía ninguna.

"No tenía ninguna puñalada porque yo misma abrí el cajoncito. Es mentira todo lo que están diciendo. Que digan la verdad, que lo traigan preso al padre y a la madrastra. Yo solo digo que si el fiscal mañana no da respuestas, yo a la gente no la retengo más", se lamentó la mamá del niño.

En tanto, Pimpinela aclaró que el procedimiento de la autopsia fue registrado en fotos y en video, que después serán aportados a la causa, ante un eventual juicio.

Respecto a las responsabilidades por la muerte, todavía resulta un misterio el desenlace del caso. La madre del chico acusó a su ex marido y a la madrastra de haber cometido el crimen. Dijo que los hechos de violencia de la madrastra para con Diego y sus hermanos eran constantes y que su ex marido no le permitía ver a sus hijos.

Ante la acusación, el padre respondió: "La policía duda de nosotros, pero ¿cómo le voy a hacer eso a mi hijo?".

SEGUÍ LEYENDO: