En el primer día de su implementación, el Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos contribuyó a la detención de siete personas. Otras cuatro fueron identificadas, pero no se pudo lograr su captura. Las cifras fueron provistas por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una conferencia de prensa donde anunció la entrada en vigor del sistema.

El lugar donde se produjeron las distintas detenciones no fue precisado, pero el rastrillaje digital del primer día hizo particular foco en las estaciones de la red de subte y la extensión del Metrobus que atraviesa la Avenida 9 de Julio.

"Realmente es un avance enorme, es la tecnología de punta que se está usando en el mundo, es lo mejor que hay y lo estamos incorporando en la Ciudad de Buenos Aires", celebró Larreta en referencia al sistema, que permite que 300 de las más de 7.000 cámaras de seguridad de la ciudad se valgan de un software de origen ruso para ayudar a encontrar a los más de 46 mil prófugos de la Justicia.

El reconocimiento facial permite detectar al instante si la persona está prófuga de la Justicia
El reconocimiento facial permite detectar al instante si la persona está prófuga de la Justicia

Mediante el reconocimiento facial se generarán alertas de detención de personas buscadas exclusivamente por orden judicial. "El porcentual de acertividad es de 93% en el total de pruebas que se realizaron. Es uno de los mejores reconocimientos faciales de prófugos del mundo, en los máximos estándares internacionales", explicó Cecilia Amigo, jefa de gabinete de la secretaría de Administración de Seguridad.

El programa había sido presentado en la semana por Diego Santilli, vicejefe de gobierno porteño y ministro de Seguridad, quien sostuvo: "Es un paso más del programa de seguridad integral para la ciudad de Buenos Aires. Es ir a buscar y detener a los más de 40 mil prófugos que tiene el sistema judicial en la Argentina: 1.300 por homicidio, 1.500 por delitos sexuales, 15.000 robos y hurtos, 2.300 por narcotráfico… Delincuentes buscados por la Justicia, la cual le pide a todas las fuerzas de seguridad que se los traiga a disposición".

Cuando el sistema detecte una coincidencia, el Centro de Monitoreo Urbano procederá a generar una carta de servicio y dará aviso al personal policial más cercano para que intervenga, actuando de conformidad con los protocolos que rigen la Línea de Atención de Emergencia del 911.

En cuanto a los datos biométricos de las personas no buscadas, los funcionarios explicaron que no serán guardados en la base de datos. De quienes sí lo sean, el sistema archivará el resultado durante 60 días.

Seguí leyendo: