El cabo primero de la Policía Federal Claudio De Carlo permanece internado en terapia intensiva luego de ser herido en el impactante enfrentamiento armado en Avellaneda entre efectivos de la PFA y la Bonaerense que terminó además con un comisario muerto, otro herido, y ocho efectivos separados de la Fuerza, entre ellos tres que fueron detenidos.

Producto de la balacera, De Carlo recibió cuatro disparos, uno en el muslo izquierdo, dos en flanco izquierdo y el restante en el submaxiliar izquierdo. Fue trasladado de urgencia al hospital Fiorito y durante el mediodía de este sábado fue derivado al hospital Churruca del barrio porteño de Parque Patricios. Su estado es "crítico", según informó el Complejo Médico de la Policía Federal.

El cabo Claudio De Carlo al momento de llegar al Churruca (Captura de pantalla)
El cabo Claudio De Carlo al momento de llegar al Churruca (Captura de pantalla)

El primer parte médico de este sábado indica que al oficial, de 38 años, se le realizó una "laparotomia exploradora, enterectomia, entero-entero anastomosis termino terminal por lesión del paquete vascular, evidenciándose fractura del maxilar inferior y hemostasia secundaria a herida contuso penetrante".

"Presenta cuatro lesiones en antebrazo izquierdo fractura expuesta de cúbito gustilo IIIA realizan toilette mecánico quirúrgico y colocación de valva de yeso. Se realizó intubación orotraqueal y conexión a asistencia respiratoria mecánica y reanimación con soluciones cristaloides", agrega el comunicado.

Por último, se informa que De Carlo ingresó a la Unidad de Terapia Intensiva "en coma farmacológico, asistencia ventilatoria mecánica, estable hemodinámicamente, dado la lesión cervical con el de servicio cirugía se decide traqueostomía".

Cámaras de seguridad de la Municipalidad de Avellaneda
Cámaras de seguridad de la Municipalidad de Avellaneda

Al mismo nosocomio fue derivado el otro herido, el sargento Sergio Arán, quien recibió un tiro en las piernas en el mismo episodio y permanecía fuera de peligro.

El tiroteo sucedió frente a una estación de servicio ubicada en Madariaga y Acceso Sudeste. Allí, a bordo de un Toyota Etios, el comisario Hernán David Martín, junto a Eduardo Franicevich, subcomisario de la División de Drogas de la DDI de Lanús-Avellaneda, se enfrentaron a la División Antidrogas Urbanas de la Policía Federal en un operativo que intentó desarticular una banda extorsiva. El primero murió de un disparo en la cabeza cuando intentaba huir del lugar.

Comisario Hernan David Martin
Comisario Hernan David Martin

El caso comenzó con la denuncia una mujer de nacionalidad argentina, pareja de un ciudadano dominicano, que había informado de la maniobra a la UFI 4 de Avellaneda, a cargo de la fiscal María Soledad Garibaldi, quien ordenó el operativo.

Fuentes de la investigación señalaron que los policías le exigieron plata a la mujer para no armarle una causa por drogas, la tuvieron esposada en un auto de la fuerza y luego fueron hasta su casa y le pidieron al marido 30.000 pesos.

Anoche, tenían que entregar los 170.000 restantes y ahí fue cuando los policías bonaerenses fueron sorprendidos por sus pares de la Federal.

El dinero que iba a ser entregado estaba fotografiado y numerado
El dinero que iba a ser entregado estaba fotografiado y numerado

Tras el enfrentamiento, Franicevich más el subcomisario Luis Edgardo Otero y el oficial subayudante de la Bonaerense Silvio Ricardo Vergara fueron detenidos.

Por su parte, el jefe de la DDI de Lanús-Avellaneda, el comisario mayor José Hernández, el oficial ayudante Emiliano Schemberger, el teniente primero Ricardo Fernández, el comisario Esteban Arana, el teniente primero Claudio Saldivia y el sargento Damián Pereyra fueron desplazados de sus cargos por decisión de la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense.

Este domingo los tres aprehendidos serán indagados.

SEGUÍ LEYENDO: