José Romero fue buscado durante dos días
José Romero fue buscado durante dos días

La policía de la provincia de Buenos Aires logró detener al, por ahora, único sospechoso de haber cometido el secuestro de Inés Sterlicchio, la hija del dueño de la marca de ropa Ossira. Se trata de José Romero (28 años), el hermano del custodio de la familia del empresario, quien se encontraba prófugo desde hace dos días.

De acuerdo con las primeras informaciones, Romero fue encontrado cerca de las tres y media de la madrugada de hoy, cuando dormía dentro de un auto blanco, debajo de un puente junto al Arroyo Pergamino.

Efectivos de la DDI de la ciudad bonaerense lo encontraron durante uno de sus rastrillajes y al momento del primer contacto se vivió una escena digna de una película de acción.

Al ver a los agentes, Romero se bajó del auto y salió corriendo por un descampado. Fue alcanzado por los efectivos justo cuando llegaba a la Ruta 8, en dirección hacia la localidad santafesina de Bigand. El sospechoso forcejeó y se peleó con los policías a golpe de puño hasta que finalmente fue reducido.

La imagen de José Romero, después de ser detenido
La imagen de José Romero, después de ser detenido

Si bien desde la investigación se informó que habrá más detenciones por el caso, se estima que dieron con el principal acusado de cometer el delito.

El secuestro se llevó a cabo en la madrugada del domingo. La joven de 18 años se encontraba en la puerta de su mansión de Pergamino cuando fue escondida en el baúl de un Ford Falcon blanco.

Después de una serie de negociaciones, el padre de la secuestrada aceptó pagar la suma de un millón y medio de pesos y llevó el bolso con el dinero a un altar del Gauchito Gil ubicado sobre la Ruta 8.

Sin embargo, un supuesto desperfecto en el vehículo utilizado para el secuestro provocó que el secuestrador abortara su misión y liberara a Sterlicchio sin llevarse ni un peso.

El Ford Falcon blanco utilizado para realizar el secuestro de la joven
El Ford Falcon blanco utilizado para realizar el secuestro de la joven

Al momento del secuestro, también se encontraba en la puerta de la casa el custodio de la joven, de 24 años, quien precisamente es el hermano del supuesto secuestrador. Durante el hecho, el guardia de seguridad recibió un disparo en el hombro.

Ahora, la justicia, por medio del fiscal federal de San Nicolás, Matías Di Lello, deberá investigar la posible participación del custodio de la familia en la planificación y el desarrollo del secuestro.