Un hombre en situación de calle que estaba revisando entre los desechos de un contenedor en French y Laprida, barrio porteño de Recoleta, se encontró con el cuerpo de un bebé recién nacido, que todavía tenía placenta y cordón umbilical.

Según precisaron fuentes de la Policía de la Ciudad, el menor se encontraba dentro de una bolsa de nylon negra. El hombre que lo encontró dio aviso inmediatamente a una vecina, la que corrió hasta el cuartel de bomberos ubicado a escasos 50 metros del lugar.

Fue un bombero el que rápidamente se acercó al lugar e intentó en vano hacerle RCP a la criatura, que no respondió al estímulo, y según manifestaron los voceros estaba frío y rígido.

En el lugar se hizo presente una ambulancia del SAME. El médico que se trasladaba en la unidad constató el deceso, determinando que la criatura podría tener entre 8 y 9 meses de gestación.

En el lugar se hizo presente además Policía Científica y se trasladó el cuerpo hasta la morgue, donde se determinaría si se puede extraer ADN de la placenta.

Se mantuvo comunicación telefónica con la Fiscalía de Instruccion N° 6 a cargo del Dr. Cubria, Secretaría Única de la Dra. Utarroz.

SEGUÍ LEYENDO