En la madrugada de hoy, un empresario textil de la zona de Villa Ballester se despertó cuando sonó la alarma de su casa, y se encontró con seis delincuentes dentro de su vivienda.

El hombre tomó la pistola calibre 9 milímetros, de la cual es legítimo usuario, y al salir de su dormitorio se encontró primero con tres delincuentes armados.

Cuando el empresario vio que uno de los asaltantes se encontraba armado, comenzó a disparar y uno de los delincuentes cayó muerto en la salida del dormitorio, mientras que los otros dos cómplices se escaparon.

El hecho ocurrió en un domicilio de la calle Lacroze al 600 de la mencionada localidad del partido de San Martín, y en principio el hombre permanece en libertad ya que la Justicia consideró que actuó en legítima defensa.

Según lo declarado por la víctima, fueron seis los delincuentes que ingresaron a la vivienda y que habían llegado en un Fiat Siena color gris.

Los efectivos de la policía que acudieron, luego de recibir el llamado al 911, constataron que los delincuentes habían ingresado a la vivienda forzando la reja de una ventana.

Cuando los peritos llegaron a la casa, el ladrón muerto estaba tendido boca abajo y todavía empuñaba su arma.

Fuentes policiales informaron a la agencia Telam que "horas más tarde descubrimos que el empresario también había herido de un tiro a uno de los cómplices que lograron escapar de la casa".

El delincuente herido fue reconocido como Michael Parada Sosa, el cual fue a atenderse al Hospital Pirovano de la localidad de Belgrano, con una herida de bala. Quedó detenido acusado de participar del intento de robo en la casa y fue trasladado a la comisaría de Villa Ballester.

Los investigadores lograron conseguir videos de las cámaras de seguridad, donde se puede ver el accionar de los asaltantes y cómo llegan e ingresan a la vivienda.

El empresario no quedó detenido, ya que la fiscal a cargo de la causa, Alejandra Alliaud, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del departamento judicial San Martín, consideró que todo indica que actuó en lo que se denomina "legítima defensa privilegiada".

"Entraron a su propiedad por la fuerza, tenían armas de fuego y corría peligro su vida y la de su familia. Es un caso claro de legítima defensa, no hay discusión", informaron investigadores a la agencia Telam.

La fiscal del caso, le tomará mañana una "declaración informativa", que en los hechos no llega a ser informativa y es para aportar datos a la causa.