Nicolás Pachelo, tras ser detenido por los robos en el country Tortugas
Nicolás Pachelo, tras ser detenido por los robos en el country Tortugas

A medida que la investigación sobre las andadas de Nicolás Pachelo avanza, las sospechas crecen y se ramifican como los brazos de un río enmarañado en un delta. Pareciera que la suerte del principal implicado en el crimen de María Marta García Belsunce se agota.

Los fiscales de Pilar, que este miércoles recibieron al hombre para que declare sobre un quinto hecho atribuido a él en el barrio Tortugas, ya lo tienen en la mira por más de 10 robos similares a casas en countries de toda la Provincia.

Según revelaron fuentes judiciales a Infobae, en la nueva declaración Pachelo les repitió a los fiscales Martín Otero, Andrés Quintana y María Inés Domínguez la misma coartada que había utilizado cuando lo indagaron por los otros cuatro hechos.

"Dijo que entró para ver a una amante, solo que ahora admitió que lo hizo junto a otros dos hombres, pero dijo que en la entrada del country no le pidieron sus datos", explicaron a este medio fuentes judiciales. En los registros del lugar, figura como que ingresó con el DNI falso de Nicolás Giménez Zapiola.

Nicolás Pachelo (acompañante), junto a Marasco, al momento de ingresar al barrio Tortugas
Nicolás Pachelo (acompañante), junto a Marasco, al momento de ingresar al barrio Tortugas

El quinto hecho se incluyó en el expediente luego de que se difundieran los otros cuatro robos en Tortugas. En una de las fotos sobre los objetos que le secuestraron a Pachelo durante el allanamiento y detención en su casa del barrio porteño de Retiro, un hombre detectó su reloj, que "casualmente" no encontraba desde la última Semana Santa, fecha correspondiente a los otros robos.

Sobre este reloj, Pachelo le dijo a los fiscales que es una versión trucha. "Son imitaciones que traje de China", respondió y, declaró que en esos viajes importó "más de 90 relojes similares".

La difusión de los robos atribuidos a Pachelo potenció las denuncias de otras posibles víctimas. No sólo son los fiscales de Pilar los que investigan hechos que tienen a este hombre de 42 años como principal sospechoso. Así como surgió la quinta víctima en Tortugas, en las últimas semanas aparecieron presuntas víctimas en Nordelta (donde habría robado durante Navidad y también el 9 de enero pasado), en el barrio El Carmen de Hudson (específicamente en la casa de un dirigente de Boca, durante la Semana Santa de 2017) y otro de zona Oeste.

"Seguramente son más que 10", reconoció a este medio uno de los investigadores, quien detalló que en todos los casos la modalidad fue la misma: "Entraba por una ventana abierta y la rompía, e iba derecho a los vestidores". ¿Por qué los vestidores? "Porque allí suelen estar las cajas fuertes".

Objetos incautados durante la detención de Pachelo: dos víctimas reconocieron sus relojes
Objetos incautados durante la detención de Pachelo: dos víctimas reconocieron sus relojes

Los investigadores le creen poco y nada a Pachelo, aunque resaltan su inteligencia para moverse todos estos años y también para declarar, aunque vislumbran el ocaso de su carrera delictiva. Por ahora las fuentes prefieren no puntualizar cada uno de los robos donde podría haber sido protagonista este hombre, ya que están buscando unificar todas las causas en la más importante: la que investiga la muerte de García Belsunce (cuyos fiscales son Domíguez y Quintana).

Seguramente hoy los fiscales le pedirán al juez Nicolás Ceballos la prisión preventiva de Pachelo y de los otros dos detenidos, Osvaldo Matías Marasco (39) y el empleado de éste, Iván Alfredo Martínez (29), quienes entraron juntos al barrio Tortugas el 29 de marzo, en una Dodge RAM negra propiedad de Marasco. Se espera que Ceballos decida afirmativamente la preventiva el viernes.

Osvaldo Matías Marasco, al momento de su detención
Osvaldo Matías Marasco, al momento de su detención

Se supone que mientras Pachelo entraba a las casas en busca de las cajas fuertes, Marasco jugaba al golf acompañado por Martínez, que oficiaba de caddie. En la cadena de responsabilidades, los investigadores ven a Martínez como un cómplice sin demasiado derecho a elegir, dado que es empleado de Marasco.

Durante la indagatoria de este miércoles, los fiscales le preguntaron a Pachelo sobre sus participaciones en partidas de póker, donde supuestamente conoció a Marasco.

Nicolas Pachelo, durante una partida de póker
Nicolas Pachelo, durante una partida de póker

Los fiscales quisieron saber dónde jugaba, con quién, cuánto había ganado en esas partidas. Pachelo respondió molesto. Y cortó la indagatoria cuando los investigadores le preguntaron por qué había sido expulsado del casino flotante de Puerto Madero.

En ese momento, Pachelo se levantó y dio por terminada su declaración indagatoria. Lo que los fiscales saben de aquella expulsión del casino fue lo que incomodó al sospechoso. Una noche, un hombre ganó una millonada, y fue víctima de una salidera. Los ladrones le robaron 50 mil pesos, porque el afortunado no había retirado todo su premio. Algunos testigos en esa causa, contaron que en el estacionamiento habían visto a Pachelo hablar por teléfono cuando el hombre salía.

"Sabíamos en el ambiente del poker que Pachelo es chorro", declaró días atrás Marasco a los fiscales de Pilar.

Seguí leyendo: