María Florencia Bergamini
María Florencia Bergamini

El juez Rodolfo Canicoba Corral procesó a María Florencia Bergamini quien se hacía pasar por la jefa de prensa de la primera dama Julia Awada, por los delitos de estafa y usurpación de títulos y honores.

En el juzgado de Canicoba Corral declararon tres mujeres que contaron que Bergamini, que fue liberada hace dos semanas, decía trabajar para la esposa del presidente Mauricio Macri. A algunas de ellas les ofreció un paquete turístico para ir al Mundial del Rusia. Hubo pagos por parte de las engañadas y luego Bergamini devolvió el dinero.

En el procesamiento, al que accedió Infobae a través de fuentes judiciales, Canicoba Corral dijo que "a mi entender, ha existido una unidad de acción entre el delito de 'usurpación de títulos y honores' y la estafa. Toda vez que el hacerse pasar por la 'Jefa de Prensa y Relaciones Públicas' de la Primera Dama María Juliana Awada tenía por objeto, el reforzar la creencia de sus damnificadas que Bergamini era una persona que contaba con contactos de la mayor influencia, que permitirían despejar cualquier duda respecto de lo increíble de los beneficios que la nombrada podía conseguir para sí y para terceros. Situación esta que estaba dirigida a reforzar el engaño pergeñado y desplegado por la encausada, quien invitaba a sus víctimas a eventos en distintos hoteles de primera clase, para así hacerles creer que contaba con la suficiente solvencia económica".

Así detuvieron a Bergamini
Así detuvieron a Bergamini

"Lo que también tornaba aún más creíble la maniobra defraudatoria en cuestión. Sobre todo si se tiene en consideración que las damnificadas poseen un status social elevado y que los montos por los que habría de defraudarlas (alrededor de trescientos mil pesos en total) requerían que Bergamini montase un escenario más que creíble respecto de su posición económico-social. Que en razón de dicha maniobra, y hasta tanto las víctimas advirtieron que algo raro estaba sucediendo, Bergamini logró que los damnificados le transfirieran altas sumas dinerarias a la cuenta bancaria que la nombrada posee ante el 'Banco de Galicia y de Buenos Aires S.A.'; que en definitiva derivó en un perjuicio patrimonial por un total de alrededor de ciento treinta mil pesos ($130.000)", amplía el fallo.

Canicoba Corral fundamentó el procesamiento en que "por otra parte, corresponde señalar aquí que el motivo que la pareja -Darío Guillermo Pellegrino- de la encausada haya devuelto dichas sumas dinerarias a sus víctimas en nada obsta a la consumación de la estafa, ya que, como es bien sabido, dicho delito se perfecciona con la disposición económica perjudicial. Como así tampoco en nada modifica el panorama procesal de Bergamini el hecho de que públicamente haya pedido disculpas a la Primera Dama por su accionar; el cual quedó comprobado por los dichos de las principales damnificadas y el intercambio de mensajes que se produjera entre las implicadas y que se encuentran debidamente acollarados a estos actuados".

El juez explicó que "en cuanto a la usurpación de títulos y honores, considera el suscripto que dicha conducta quedó debidamente consumada no solo por el hecho de que la nombrada manifestó en reiteradas ocasiones ser la 'Jefa de Prensa' de María Juliana Awada -sea de forma verbal o por correos electrónicos o mensajes de texto-, sino por el hecho mismo de que las damnificadas, al advertir que algo raro estaba sucediendo, pudieron constatar que Bergamini efectivamente se había comunicado con el 'Hotel Sofitel' sito en la localidad de Cardales, provincia de Buenos Aires", aduciendo ser la 'Jefa de Prensa' de la Primera Dama, a fin de pedir presupuestos para la realización de eventos en nombre Awada. Lo que permite sostener, sin lugar a dudas, que la encartada se arrogó, ilegítimamente, una función pública para la cual jamás había sido designada, empleada o investida".

Florencia Bergamini fue arrestada a fines de marzo
Florencia Bergamini fue arrestada a fines de marzo

En el procesamiento también se resume la indagatoria de Bergamini quien había señalado que "no tenía relación alguna con la Primera Dama, que no había damnificado a ninguna de sus amigas, sino que, por el contrario, toda invitación que efectuara había sido pagada con su propia plata; ya que deseaba compartir un buen momento con dichas personas. Que en cuanto al viaje a Rusia, el mismo no guardaba ninguna relación con la Primera Dama y que los montos que le habían sido oportunamente transferidos a su cuenta, habían sido devueltos a ambas parejas involucradas. Ya que los damnificados habían resuelto no realizar el viaje. Aclararando que la devolución de aquellos montos dinerarios la había efectuado mediante depósitos bancarios, respecto de los cuales poseía y aún conservaba los respectivos comprobantes; los cuales les había remitido, vía foto, por intermedio de la aplicación de mensajería telefónica denominada 'Whatsapp'. Remarcando que nunca damnificaría a ninguna de sus nuevas amistades, ya que no obtenía ningún beneficio de ello".

El juez determinó el procesamiento de Bergamini sin prisión preventiva. Lo hizo porque no hay riesgos que la imputada eluda la acción de la justicia. Cuando apenas se inició el caso, Bergamini estuvo detenida unos días y luego fue liberada. El juez Canicoba Corral le fijó un embargo de 200.000 pesos. Para liberarla le había puesto una caución real (fianza) de 500.000 pesos.

Seguí leyendo: