Un operativo policial se llevó a cabo en Puán entre Directorio y Gregorio de Laferrere, en el barrio porteño de Parque Chacabuco, a raíz de una toma de rehenes. Hubo al menos diez patrulleros en el lugar y se procedió al corte total de las arterias. La noche comenzó a convulsionar a ese barrio de la Ciudad a las 21 del martes y tuvo su desenlace cerca de las 5 de la madrugada de hoy.

Dos delincuentes armados mantuvieron este martes por la noche a dos policías como rehenes en el interior de un patrullero en Puán al 600.

Fuentes de la Policía de la Ciudad informaron anoche a Infobae que dos ladrones ingresaron a robar por los techos en la casa de Puán Nº635 donde tomaron como rehenes a un matrimonio y su hijo, que se encontraban en el interior de la vivienda.

Al finalizar el caso, ya con los captores detenidos, el comisionado mayor de la Policía de la Ciudad, Carlos Quiñones, explicó cómo se inició la secuencia. Relató que antes de ingresar a la vivienda, los malvivientes habían privado la libertad de las personas dentro de una veterinaria de esa misma cuadra: "Efectivos advirtieron la situación y los dos delincuentes escaparon por la parte trasera".

En ese momento llegó el turno de las próximas víctimas: el matrimonio y su hijo que fueron sorprendidos dentro de su vivienda, y allí también se dirigió la policía: "Personal de la comisaría 38 y 12 determinó que había una familia privada de su libertad en Puán 635. La policía logró extraerlas a la vía publica, pero en ese momento, otro efectivo accede por la terraza a la vivienda y allí dos delincuentes que querían escapar lo sorprenden, le sacan el arma y reducen con un arma en la cabeza", dijo Quiñones.

"Cuando los otros tres policías lo ven retenido, optaron por preservar la integridad de su compañero y los delincuentes también los redujeron. Dos quedan esposados en el piso y con los otros dos logran salir de la vivienda, y como el patrullero había quedado frente a la vivienda ingresaron y allí se quedaron todas estas horas", completó el comisionado mayor al término del operativo.

Pero antes de que pudieran escapar llegaron al lugar varios móviles que saturaron la zona, por lo que los ladrones se atrincheraron con los dos agentes en el móvil. Uno de ellos fue liberado pasada la 1, mientras que continuaban las negociaciones para que entregaran al segundo.

En esta instancia del tenso operativo, en los audios policiales se escucha la orden de que se "cerque el lugar con los patrulleros de vereda a vereda y no de lugar a que se escapen, siga el protocolo de actuación". 

Un mediador de la Policía de la Ciudad continúa negociando para evitar una situación de mayor peligro, al tiempo que desde que se inició el operativo se insistió en retirar a todos los vecinos y curiosos de la zona, ya que "no es un lugar seguro", según advirtió la policía.

Toma de rehenes en Parque Chacabuco y gran operativo policial (Adrián Sanchez Berger)
Toma de rehenes en Parque Chacabuco y gran operativo policial (Adrián Sanchez Berger)

"Tenga en cuenta que si hay un enfrentamiento armado el personal va a hacer uso de las armas", se advirtió en las modulaciones policiales. Finalmente, se ordenó "sacar a la totalidad de los vecinos y curiosos, se tienen que abocar a esta situación por si hay disparos de armas de fuego, indiquen que la zona no es un lugar seguro".

Cerca de la 1, los captores liberaron a uno de los policías. Finalmente, pocos minutos antes de las 5, el segundo agente también fue liberado. Los delincuentes, que tenían armas y chalecos antibalas en su poder, se entregaron luego de ocho horas de máxima tensión.

Graciela, la dueña de la casa en la que estuvieron los rehenes, dijo que a la vivienda ingresaron unos 20 policías. No dio mayores detalles, ya que fue liberada, junto con su esposo y su hijo, desde el inicio del hecho. "Cuando me levanté vi un policía tirado en el piso y otro apuntándole al policía que estaba en el piso. Seguro se cambiaron camperas. Tocan el timbre y entran 20 policías a mi casa y nos hicieron salir. A mi hijo lo dejaron salir. Entró la policía y nos liberaron. A mi hijo lo maniataron pero fue como cinco minutos. Yo lo único que vi fue a los ladrones amenazando a los policías. Los ladrones entraron por los techos, por las terrazas linderas y no les vi la cara", contó.

Los audios policiales durante el operativo

LEA MÁS