“Preservando los zapatos”: la campaña que busca restaurar el calzado de miles de niños asesinados en el Holocausto

“Sin una acción inmediata, desaparecerán junto con la importante historia que cuentan”, advirtió Alejandra Tolcachier, directora regiona de la ONG “Marcha por la Vida”, en diálogo con Infobae. Cómo donar a la propuesta educativa

La emoción de un sobreviviente del Holocausto al observar los miles de zapatos pertenecientes a las víctimas que fueron asesinadas en el campo de Auschwitz, en Polonia, por la Alemania nazi. (Tali Natapov - Neishlos Foundation)
La emoción de un sobreviviente del Holocausto al observar los miles de zapatos pertenecientes a las víctimas que fueron asesinadas en el campo de Auschwitz, en Polonia, por la Alemania nazi. (Tali Natapov - Neishlos Foundation)

A casi 80 años de la finalización del Holocausto, el genocidio judío que tuvo lugar en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, con la rendición de Alemania -el 8 de mayo de 1945-, las pertenencias de las víctimas que fueron encontradas en el campo de Auschwitz y otros centros de detención y exterminio nazis sirven para, ni más ni menos, que preservar la memoria. Y justamente detrás de este objetivo surgió la campaña educativa “Preservando los zapatos”, cuyo propósito central es restaurar el calzado perteneciente a miles de niños que fueron asesinados en las cámaras de gas, y que hoy está expuesto en el Museo estatal Auschwitz-Birkenau, en Polonia.

La iniciativa fue lanzada oficialmente este jueves y es financiada inicialmente por la Fundación Neishlos y llevada a cabo junto a la organización internacional “Marcha por la Vida”, la Fundación Aushwitz-Birkenau y el Museo de Auschwitz, donde se llevarán a cabo los trabajos de restauración y conservación.

Alejandra Tolcachier, directora regional de la ONG “Marcha por la Vida”, dialogó con Infobae y brindó más detalles de la misión. “La propuesta educativa es poder conservar y preservar estos zapatos como materiales de lo que dejó el holocausto y de las víctimas que estuvieron en las cámaras de gas”, explicó.

La campaña "Preservando los zapatos" es financiada por la Fundación Neishlos y llevada a cabo junto a la organización internacional de la Marcha por la Vida, la Fundación Aushwitz-Birkenau y el Museo de Auschwitz, donde se llevarán a cabo los trabajos de restauración y conservación. (Tali Natapov - Neishlos Foundation)
La campaña "Preservando los zapatos" es financiada por la Fundación Neishlos y llevada a cabo junto a la organización internacional de la Marcha por la Vida, la Fundación Aushwitz-Birkenau y el Museo de Auschwitz, donde se llevarán a cabo los trabajos de restauración y conservación. (Tali Natapov - Neishlos Foundation)

Evitando que estos zapatos se desintegren, Tolcachier destacó que se podría “preservar la memoria y continuar el legado de la historia” que marcó el genocidio judío perpetrado por la Alemania nazi. Y si bien se trata de conseguir donaciones para recomponer los zapatos, enfatizó que la campaña es “educativa” y apunta a que la recaudación sea “más masiva” para lograr un efecto concientizador en la sociedad mundial.

Debido a que estos zapatos son parte de la exposición permanente que ofrece el Museo estatal Auschwitz-Birkenau, los mismos se van desgastando con el paso del tiempo y hay riesgo de que se vayan desintegrando. “Somos responsables de la memoria y de que estos vestigios se puedan restaurar”, sostuvo Tolcachier durante el contacto con este medio. Y subrayó: “Sin una acción inmediata, desaparecerán junto con la importante historia que cuentan”.

Aquellas personas que quieran sumarse a la campaña “Preservando los zapatos”, pueden hacerlo a través del sitio web (click aquí) que se abrió exclusivamente para recibir las donaciones correspondientes.

La emoción de un sobreviviente al Holocausto tras visitar el lugar del Museo de Auschwitz-Birkenau donde descansan los miles de zapatos de niños que fueron asesinados en las cámaras de gas. (Tali Natapov - Neishlos Foundation)
La emoción de un sobreviviente al Holocausto tras visitar el lugar del Museo de Auschwitz-Birkenau donde descansan los miles de zapatos de niños que fueron asesinados en las cámaras de gas. (Tali Natapov - Neishlos Foundation)

El Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau está dedicado a la memoria de más de 1.1 millones de personas asesinadas durante el Holocausto. La mayoría de ellas eran judías, y más de 200 mil niños fueron enviados a las cámaras de gas inmediatamente después de su llegada. Y la vitrina donde descansan los zapatos de muchos de esos pequeños a los que les arrebataron la vida es uno de los que más conmueve en los visitantes. “Es uno de los lugares que más impacto y emoción genera en los visitantes. Hay infinidad de pares chiquitos y de diferentes colores”, aseguró Tolcachier.

La experta en liderazgo de proyectos educativos viajó por primera vez a Auschwitz como estudiante en 1992, y regresó como coordinadora en 1999. Hace dos décadas dirige los viajes educativos a los campos de concentración y exterminio nazi organizados por la ONG “Marcha por la Vida”. Ella, durante una charla con Infobae en 2018, describiói a la experiencia como “un viaje educativo que reúne a jóvenes y adultos de más de cincuenta países”.

La travesía se extiende por dos semanas, durante las cuales recorren las ciudades, los campos de exterminio, de concentración, los guetos, celebran la creación del Estado de Israel y homenajean a los caídos en actos terroristas.

Más información en https://www.motl.org/soultosole/es/

Seguí leyendo







TE PUEDE INTERESAR