Continúan los incendios en el norte de Córdoba: hubo dos muertos y se dispuso la evacuación de los habitantes

Se producen en los departamentos Sobremente, Río Seco y Tulumba

Los bomberos combates los focos de incendios forestales activos en los departamentos Sobremente, Río Seco y Tulumba (Mario Sar)
Los bomberos combates los focos de incendios forestales activos en los departamentos Sobremente, Río Seco y Tulumba (Mario Sar)

Los dos principales focos de incendios forestales en localidades del norte cordobés se mantuvieron activos este lunes al finalizar la tarde, particularmente en los departamentos Sobremente, Río Seco y Tulumba y, según la información oficial, el fuerte viento, las altas temperaturas y la vegetación seca complican la tarea de combate al fuego. Las autoridades dispusieron la evacuación de la población en la zona.

“¡Atención! Como consecuencia del incendio forestal que se registra en la zona de Caminiaga, la Dirección General de Protección Civil de la Provincia dispuso la evacuación preventiva y por seguridad de los habitantes”, anunció a través de sus redes sociales el Gobierno de la provincia de Córdoba.

Frente a este panorama, el director de Defensa Civil local, Diego Concha, manifestó este martes que “se va a seguir trabajando toda la noche en las zonas con visibilidad”, aunque adelantó que “queda mucho por hacer, porque el fuego se desplaza rápidamente por el combustible de la vegetación seca y los fuertes vientos del sur, que ahora están rotando hacia el norte”.

Luego destacó que “la prioridad es evitar que el fuego ponga en riesgos las viviendas” rurales, y que los principales frentes avanzan hacia los parajes de Churqui Cañada, Guayascate, San José de la Dormida y Chuña Huasi.

Concha recordó que en la tarde del pasado viernes se generó una tormenta eléctrica en la zona de forestación del departamento Tulumba, Río Seco y Sobremonte, con la caída de tres rayos que luego originó incendios en San José de la Dormida, Caminiaga y en los alrededores de Villa de María.

Además, sostuvo a Télam que este domingo hubo que evacuar algunos habitantes de las casas rurales que presentaban riesgos, además de cortar caminos secundarios y terciarios por donde circulan vehículos rurales y dijo que la Fiscalía de la ciudad de Dean Funes abrió una investigación sobre las dos personas que fueron encontradas muertas, una en las cercanías de San José de la Dormida y la otra en Villa de María, en ambos casos con sus respectivos vehículos calcinados.

El hermano de uno de los fallecidos también fue encontrado con quemaduras en el 80% de su cuerpo y se encuentra grave, internado en el Instituto del Quemado de la capital de Córdoba, informó el funcionario de Defensa Civil.

En total más de 370 efectivos del Plan Provincial de Manejo del Fuego y de Protección Civil están afectados al operativo de combate, además de dos aviones hidrantes y helicópteros, en tanto el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, mediante su Servicio Nacional de Manejo del Fuego, envió medios aéreos a la provincia para ayudar en la tarea de contener los incendios y en ese sentido la cartera nacional precisó que colabora un coordinador de la Regional Centro, una camioneta pick-up y dos aviones hidrantes pertenecientes al SNMF.

Este domingo hubo que evacuar algunos habitantes de las viviendas rurales que presentaban riesgos
Este domingo hubo que evacuar algunos habitantes de las viviendas rurales que presentaban riesgos

Cabe recordar que durante fines del mes de agosto pasado, también se registraron incendios forestales en la provincia de Córdoba. En aquella oportunidad, el fuego arrasó unas 80 cabañas en los alrededores de Potrero de Garay, obligaron a evacuar a varias familias y afectó además a las localidades de San Clemente y Athos Palma.

Por esos días, desde el gobierno provincial comunicaron que de los trabajos participaron 87 bomberos y efectivos del Plan Provincial de Manejo del Fuego, de Defensa Civil provincial, de la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil, y de la Policía de Córdoba.

Como parte del operativo colaboraron con las tareas un helicóptero, un avión hidrante opera desde el lago Los Molinos y otros dos de carga de agua terrestre lo hacen desde la pista de Villa General Belgrano.

El año pasado, la provincia de Córdoba sufrió entre agosto y octubre las estadísticas anuales más graves en cuanto a incendios forestales de los últimos 20 años y según la Federación de Bomberos Voluntarios de Córdoba el fuego cubrió más de 320.000 hectáreas durante ese período. Como consecuencia, el siniestro también afectó unas 90.000 hectáreas en San Luis.

En aquel momento, las llamas de mayor extensión comenzaron en áreas montañosas del departamento Ischilín y luego se extendieron hacia el Valle de Ongamira y el norte del departamento Punilla.

También se registró otro foco de considerable extensión a pocos kilómetros al sur, sobre las Sierras Chicas, entre las ciudades de La Calera y Cosquín. Mientras que incendios de menor envergadura y duración se desataron en las ciudades de La Falda, Achiras y Valle Hermoso.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR